Connect with us

Más de Honduras

Nulidad o Clausurado, solución de un vicio de nulidad

La suerte ya está echada, no existe el Clausura 2019-2020, lo mataron de una forma inesperada, si bien es cierto no había forma de jugar a corto tiempo por la pandemia del coronavirus, pero habían otras soluciones más elegantes de resolver el conflicto.

Los leguleyos del fútbol de Honduras, los que nos tienen en el atraso deportivo, la hicieron una vez más, buscaron y rebuscaron la forma de anular el Clausura, aunque esa palabra era prohibida en el reglamento de campeonato y competencias de la Liga Nacional, por lo que sucedió en 1997 cuando de un plumazo dejaron al Independiente Villela.

En ese tiempo el cuadro “choricero” pidió nulidad del torneo y el Apertura y Clausura 1997-1998 se jugó con 11 equipos, algo que molestó y se legisló en función de que jamás un club peticionaría la anulación de un torneo por ninguna causa.

Lo anterior es Ley, pero los leguleyos buscaron otro vocablo parecido como Clausurar para hacer la acción que no es permitida en base a Ley, porque al final deriva en lo mismo, ya que no hay campeón ni descendido.

Esto parece un dejavú de 1997 cuando el Independiente Villela se quedó al igual que ahora sucede con el Honduras Progreso que siendo el peor de la Liga se quedará un año más sin méritos propios.

Una palabra tan sencilla como Clausurado fue la clave de anular un torneo que en base a la Ley no se podía hacer porque debía llevase de encuentro también al campeón de Apertura porque son lo mismo en base a la mismas bases del Torneo de la Liga Nacional. (GG)

Comentarios

Recomendamos - Más de Honduras