Connect with us

Otros Deportes

Cancelar los Juegos de Tokio sería “mala señal” para París-2024, avisa economista

Si los Juegos Olímpicos de Tokio, aplazados de 2020 a 2021 por la pandemia del nuevo coronavirus, tienen que ser finalmente cancelados por esa enfermedad, sería una “mala señal” para los Juegos de París-2014, explicó a la AFP el economista Christophe Lepetit.

Este encargado de estudios del Centro de Derecho y Economía del Deporte (CDES) de Limoges (Francia) avisa también de los eventuales “sobrecostes” que puede tener el proyecto parisino por la pandemia actual.

Pregunta: Después del aplazamiento de los Juegos de Tokio (23 julio al 8 agosto de 2021), ¿qué consecuencias financieras tendría una cancelación futura de ese evento de manera definitiva, algo de lo que se ha hablado en caso de que la pandemia no esté controlada para entonces?
Respuesta: “Soy incapaz de dar una cifra. El aplazamiento de 2020 a 2021 ha costado muy caro.

He visto pasar cifras, alrededor de 3.000 millones de dólares. Para el aplazamiento hay que financiar un año más la estructura organizativa de los Juegos Olímpicos, indemnizar a los promotores por las entregas retrasadas de los programas previstos en el periodo post-olímpico (oficinas, alojamientos…). Por contra, hay también un retraso de los ingresos que llegan con los Juegos”.

P: ¿Y cómo sería entonces todo ello con una cancelación definitiva?
R: “Tienes que reembolsar a muchas partes afectadas: las cadenas de retransmisión, los grandes patrocinadores que no pueden beneficiarse de sus derechos durante los Juegos, los otros colaboradores, el dinero de las entradas… También todo el sistema económico del Comité Olímpico Internacional (COI) se replantea en caso de una cancelación. Eso hace que haya incertidumbres en todos los programas de solidaridad olímpica. El COI, gracias a los Juegos Olímpicos, financia muchos de ellos en todo el mundo. Muchas instituciones viven gracias a los subsidios del COI. En el ciclo 2017-2020 fueron más de 500 millones de dólares destinados a diferentes actores (federaciones, comités olímpicos, deportistas…). Para el COI es menos catástrofe, ya que tiene ahorros gracias a los Juegos anteriores y porque ha puesto en marcha un mecanismo de seguros”.
P: ¿Los deportistas también serían víctimas?
R: “Puede traer dificultades para los deportistas, sobre todo para los que se benefician de becas importantes para prepararse y participar en los Juegos Olímpicos (…) La interrupción brutal puede poner en dificultades a los beneficiarios. En muchos deportes, los Juegos son el gran momento de una carrera, de una vida, en el que el deportista va a construir su modelo económico. No disputarlos equivale a no poder mostrarse, a privarles de contrato, de patrocinadores, y por ello a no poder vivir decentemente.
P: ¿Qué consecuencia tendría para París-2024 la cancelación previa de los Juegos de Tokio?
R: “Sería una muy mala señal. Añadiría incertidumbres para París (2024). Primero de todo, en términos de financiación. Una parte de la financiación de París proviene de la Olimpiada anterior. Espero que eso haya sido asegurado relativamente. También puede desviar a varios patrocinadores del Olimpismo”.

P: ¿La pandemia actual puede conllevar sobrecostes para París-2024?
R: “Creo que los promotores de París tienen esos elementos en mente, que están analizando el eventual sobrecoste que va a generar. El contexto ha cambiado sin que se hayan podido preparar para ello. Es quizás urgente hacer una revisión de los proyectos, como está previsto, para ver cuáles son los impactos negativos o positivos de esta crisis en la organización de París-2024. Pero potencialmente podría haber sobrecostes: nuevas normas, otras organizaciones… Si hay sobrecostes podremos ver si pueden ser absorbidos por la cantidad prevista para ese fin en el presupuesto. Si no habrá que ver cómo ajustar y, por qué no, reducir ciertos programas y acentuar la promesa de que el presupuesto no se dispare”. AFP. (RH).

Comentarios

Recomendamos - Otros Deportes