Connect with us

Más de Honduras

Los balones continuarán guardados en el fútbol nacional

La fecha límite establecida por las autoridades de la Liga Nacional para reanudar los entrenamientos y luego el torneo de Clausura se acerca cada día más y todo indica que esa decisión no tendrá resultado ante el incremento de casos positivos de coronavirus.

La mayoría de jugadores, dirigentes y entrenadores ven difícil que se pueda comenzar el próximo mes, incluso los especialistas de la salud adelantan que el pico máximo de la pandemia será en junio.

La Liga ha descartado que se anule el torneo, pese a que cuatro equipos han solicitado que se declare nulo, porque primero debe prevalecer la salud de las personas. La otra pandemia del fútbol nacional es la economía, ya que los equipos de tabla media hacia abajo no tienen fondos para pagar a sus jugadores y cuerpo técnico.

Los jugadores de Honduras Progreso, Platense, Vida, Real Sociedad y Real de Minas están esperando los pagos. Los futbolistas mineros tienen tres meses de retraso de su pago y el entrenador Raúl Cáceres son nueve meses sin salario.

Los futbolistas han comenzado a pedir el pago de marzo para llevar la comida a sus hogares, pero los dirigentes no encuentran la forma como llevar ese dinero, pese a que la Liga ha prometido 750 mil lempiras en apoyo, como parte de un préstamo con una institución bancaria y que vendrá a aliviar la frágil economía de los clubes debido a la paralización del torneo de Clausura por la pandemia del coronavirus, sin embargo no saben cuando se hará efectivo.

Los integrantes de cada club siguen cumpliendo el aislamiento en sus casas, realizando trabajos físicos, pero con la incertidumbre si habrá competencia o se suspende definitivamente.

Los equipos están esperando una asamblea extraordinaria del organismo profesional del fútbol hondureño para que tomen una determinación final si se espera más tiempo, se declara nulo el certamen o lo finalizan tal como quedó en la fecha número 13. (RH).

Comentarios

Recomendamos - Más de Honduras