Connect with us

Fútbol Internacional

Federación Peruana repartirá un millón de dólares a los clubes por Covid-19

La Federación Peruana de Fútbol (FPF) repartirá un millón de dólares entre los clubes de la primera y segunda división afectados por la suspensión de los torneos a causa de la pandemia de la COVID-19.

El presidente de la FPF, Agustín Lozano, explicó en un comunicado que estos fondos proceden del programa ‘Evolución’ de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), que ha dado libertad a las federaciones nacionales para usarlos con la finalidad de reducir el impacto del coronavirus en los clubes asociados.

Lozano también indicó que los clubes que actualmente participan en las competiciones internacionales de la Conmebol pueden solicitar el adelanto de hasta un 60 % de sus remuneraciones correspondientes. Para ello la Conmebol cuenta con un fondo de 75 millones de dólares.

Los clubes peruanos que podrían acogerse a esta opción para contar con liquidez mientras el fútbol esté suspendido son Alianza Lima y Binacional, que están en la Copa Libertadores, y Melgar y Sport Huancayo, que disputan la Copa Sudamericana.

“Si en algún momento llegan aportes extraordinarios de FIFA y Conmebol, serán hechos públicos y de conocimiento de todos y servirán para la reactivación de la Liga 1 y la Liga 2, pero también para no desatender los torneos de menores, el torneo femenino y nuestras demás disciplinas federativas”, anticipó Lozano.

El máximo responsable de la FPF reiteró que la actividad futbolística no se retomará antes de julio y que cuando se reanude será a puerta cerrada y con los debidos controles.

Para ello precisó que el organismo que él dirige se hará cargo de las pruebas moleculares a las que se someterán todas las personas que participen en los partidos de los torneos organizados por la Federación.

Asimismo, anunció que la FPF exoneró a los clubes de abonar a la Federación el 10 % de sus ingresos por derechos televisivos durante los meses de abril, mayo y junio, con posibilidad a extenderlo por más tiempo si las competiciones no sea reanudan en julio.

Esta era una de las medidas económicas de ayuda solicitadas a la FPF por los clubes de primera y segunda división, junto a otras que incluyen la cancelación de la celebración de la Copa Bicentenario.

En la Primera División, el Carlos Mannucci ya se acogió a la suspensión de salarios para todos sus trabajadores, incluidos los futbolistas, que han protestado al denunciar que el club acumulaba ya impagos en los meses anteriores a la suspensión de los torneos.

Otros clubes como Alianza Lima y Cantolao están negociando con sus respectivas plantillas una rebaja sustancial de los sueldos para no tener que recurrir igualmente a la suspensión de salarios tal y como establece la legislación peruana en caso de que no se alcance un acuerdo entre ambas partes.

Asimismo, en la segunda división el Sport Chavelines también dejó suspendidos los pagos a sus futbolistas mientras que el Deportivo Coopsol optó por rescindir los contratos a toda su plantilla ante la sospecha de que no se llegará a disputar el torneo.

La primera división de Perú quedó suspendida cuando apenas se habían disputado siete jornadas del Torneo Apertura, mientras que la segunda división estaba programada para comenzar en mayo. EFE (HN)

Comentarios

Recomendamos - Fútbol Internacional