Connect with us

Fútbol Nacional

Debut soñado de “Pancho Ra”

Hay futbolistas que nacieron con estrella o para el éxito, en algunos casos es temporal, eso depende de la forma en que llega aprovechar la oportunidad. Justamente hoy 15 de abril se cumplen 22 años del debut de un brillante delantero amapalino, José Francisco Ramírez Pineda, que esperó todo un torneo completo para pasar del equipo de segunda del Motagua hasta el primer plantel, teniendo la suerte de debutar y ser la figura de esa gran final.

Motagua en ese año 1998 completaba siete años sin celebrar un título y una nueva generación de futbolistas lideradas por el ex jugador Ramón Maradiaga buscaba cambiar la historia y llevar al cuadro mimado al título nacional, el que consiguió venciendo en la final al Real España, uno de sus más acérrimos rivales en grandes finales.

El equipo durante la temporada del Apertura 1997-1998 contó con atacantes de peso como Jairo Manfredo Martínez, Presly Carson Wood, el colombiano Roberto Jeremías Asprilla y el refuerzo de lujo que venía de Olimpia, Marlon “Pitufo” Hernández, lo que parecía una artillería suficiente para el logro trazado del título.

Durante las vueltas clasificatorias y la liguilla hexagonal estos mencionados delanteros fueron suficientes para llegar a la gran final, pero “Primi” Maradiaga ya miraba el accionar de su paisano y tomó una decisión difícil, de riesgo, atrevida y de mucha valentía, apostar por el joven jugador y ponerlo en la gran final a la par del veterano Hernández, quien venía de ganar dos finales seguidas con Olimpia.

Ramírez con el número 26 en su espalda fue la sorpresa que le dio Maradiaga a Flavio Ortega, quien si tenía detalles de los otros diez: Diego Vázquez, Hernaín Arzú, Milton Reyes, Nimrol Medina, Iván Guerrero, Juan “Gato” Coello, Amado Guevara, Oscar lagos,, Ariel Leyes y Marlon Hernández.

Ese número 26 desde sus primeras jugadas se le vio ganas y deseos de anotar, premio que consiguió con un golazo a los 22 minutos, cruzando a Milton Chocolate” Flores y abrir el marcador en la primera final oficial en el estadio Olímpico de San Pedro Sula. El gol de Ramírez abrió la cuenta ya que tanto Oscar Lagos como Amado Guevara certificaron el primer triunfo de esa final y encaminaba la sexta estrella de los “azules”.

Esa noche cálida del 15 de abril de 1998 comenzaba la historia del famoso “Pancho Ra”, quien no solo le bastó ese gol, ya que tres días después en el juego decisivo le volvía anotar a Flores para ayudar al equipo a ganarle los dos partidos de gran final al Real España, tal como había sucedido 20 años antes en la misma final que también ganó Motagua.

El ascenso de “Pancho Ra” fue rápido y el zurdo atacante azul fue parte de las cinco copas azules entre 1998 y 2002, además integró la Selección Nacional en la eliminatoria rumbo a Japón y Corea 2002, pero también fue ligeramente legionario en el Dundee United de Escocia.

Pero todo lo bueno concluye y decide irse de Motagua en una acción que le causó problemas aunque al inicio fue goleador de la Liga con el Platense, pero al marcharse del puerto todo se vino abajo, el cambió al Marathón lo sentenció, luego terminó su carrera sin mayor éxito en clubes como Vida de La Ceiba, Vista Hermosa de El Salvador y Walter Ferreti de Nicaragua.

Su bajón futbolístico fue evidente, no rindió lo esperado, por lo que cerró una carrera que parecía exitosa, pero que fue efímera, volviendo a casa, Amapala, a vivir su vida anterior, de trabajo y lucha para mantener a su familia. (GG)

Comentarios

Recomendamos - Fútbol Nacional