Connect with us

De Todo Un Poco

Exfutbolistas y policías entre 55.000 detenidos por burlar cuarentena en Perú

Exfutbolistas, surfistas, un pastor evangélico y hasta un grupo de policías se encuentran entre los aproximadamente 55.000 detenidos en Perú por vulnerar la cuarentena obligatoria y los toques de queda decretados desde hace cuatro semanas para frenar la propagación de la COVID-19.

En casi un mes de estado de emergencia, confinamiento y cierre de fronteras, la Policía Nacional del Perú (PNP) y las fuerzas armadas han detenido a un promedio de unas 2.500 personas por día. En los días más complicados llegaron a más de 3.000 detenciones, pero en la última semana se ha reducido esa cantidad ostensiblemente.

El Viernes Santo fue el día que menos detenidos hubo con apenas 600 a nivel nacional, lo que fue destacado por el presidente de Perú, Martín Vizcarra, que en cada aparición diaria en televisión para dar el balance de la pandemia lamentaba hasta ahora el alto número de capturados.

Tal era la desorbitada cantidad que el Gobierno se vio obligado a crear un registro de infractores para que la Fiscalía inicie acciones penales contra los desafiantes del estado de emergencia.

AUTOGOL DE SOLANO

La cara más conocida entre las decenas de miles de detenidos es la del exjugador de fútbol Nolberto Solano, estrella en épocas recientes de la selección peruana, donde ahora ejerce de asistente técnico del seleccionador, el argentino Ricardo Gareca.

‘El Maestrito’, como le apodó Diego Armando Maradona cuando jugó en Boca Juniors, fue llevado a comisaría al ser descubierto en una clandestina reunión festiva dentro de una lujosa casa con el también exfutbolista Pablo Zegarra, entrenador del Atlético Grau.

Aunque más tarde se disculpó, de camino a la comisaría llegó a afirmar en los medios locales que la cuarentena era solo para los contagiados, lo que aumentó las críticas contra ‘Ñol’.

Una buena cantidad de detenidos también fueron grupos de amigos reunidos en canchas de barrio para jugar a fútbol, y en su afán por imitar a Solano lo consiguieron, pero no por sus dotes futbolísticas, sino por su airado desacato colectivo a la cuarentena que los llevó igualmente a las dependencias policiales.

A COMISARÍA CON TABLA DE SURF

Hasta el mar tuvo que meterse la Policía para sacar del agua a un padre y un hijo que surfeaban en la playa limeña de La Herradura el domingo 5 de abril, el primero de confinamiento absoluto donde hubo toque de queda permanente. La operación requirió motos acuáticas y hasta un helicóptero.

No fueron los únicos tablistas en ser esposados, pues días antes también había ocurrido un episodio similar en el balneario de Punta Hermosa, uno de los lugares favoritos de los surfistas de Lima.

Los alrededor de 100.000 policías y cerca de 60.000 militares desplegados durante el estado de emergencia a lo largo y ancho del variopinto territorio peruano no se andan con miramientos si encuentran a alguien en la calle durante los toques de queda.

Son numerosos los casos de peruanos detenidos por salir a tirar la basura durante el toque de queda. También por sacar al perro, como un hombre del acomodado distrito limeño de Miraflores que salió con la mascota por insistencia de su mujer, quien luego hizo un escándalo para que la Policía no se llevara al animal. Sin embargo, no se opuso a que los policías se llevaran a su marido.

MISA EVANGÉLICA CONTRA EL CORONAVIRUS

Otro que desafió las prohibiciones del estado de emergencia fue un pastor evangélico de un poblado de la amazónica región de Ucayali, en este del país, donde reunió a unos cincuenta fieles para orar contra el coronavirus.

En las imágenes difundidas en la televisión se aprecia como entre los asistentes a la homilía hay niños, no se respeta la distancia de seguridad y nadie lleva mascarilla ni guantes para protegerse de un eventual contagio.

Durante el tiempo que se segregó a hombres y mujer para salir a hacer compras en días alternos también se dieron imágenes atípicas como camiones de transporte llenos de mujeres que salieron a comprar en los días establecidos para los hombres. Al final la polémica medida se canceló por las aglomeraciones en mercados.

FIESTA DE POLICÍAS

Uno de los episodios más lamentables ocurrió también esta semana, cuando nueve policías, entre ellos un comandante, fueron detenidos por sus propios compañeros al ser descubiertos en una vivienda del turístico balneario de Paracas, a 250 kilómetros al sur de Lima, mientras tomaban bebidas alcohólicas.

La Policía Nacional anunció en un comunicado que solicitará al Fuero Militar Policial el ingreso de estos agentes ingresen en prisión preventiva mientras inicia un proceso administrativo-disciplinario donde se contemplan sanciones como la expulsión.

“Estos malos elementos no merecen compartir filas con los miles de policías que a diario exponen sus vidas, y hasta las ofrendan, para cuidar a todos los peruanos durante esta emergencia”, señaló la Policía Nacional en redes sociales.

De momento está previsto que la cuarentena y los toques de queda se mantengan en Perú hasta el 26 de abril, por lo que el número de detenidos y de situaciones fuera de lo común puede incrementarse mientras la pandemia ya ha causado en el país 181 muertos de 6.848 infectados. EFE.

Comentarios