Connect with us

Fútbol Internacional

Maria Teixidor: Llevaba madurando hace un tiempo la idea de marcharme

La exdirectiva del FC Barcelona Maria Teixidor, la secretaria de la junta directiva y máxima responsable del fútbol femenino que presentó su renuncia al cargo hace un par de días junto con cinco directivos más, aseguró a EFE que cierra una etapa después “de haber ido madurando la idea desde hace un tiempo”.

Teixidor, la gran impulsora del fútbol femenino y uno de los grandes activos del equipo directivo, no descarta en un futuro volver a ocupar cargos de responsabilidad en la entidad.

“¿Ser la primera mujer presidenta del Barça? En la vida no puedes descartar nunca nada, el futuro siempre está por escribir”, dijo a EFE en una conversación telefónica.

¿Por qué abandona el cargo? ¿Lo tenía pensado desde hace tiempo?

Antes de nada quiero desmarcarme de las manifestaciones que se han hecho (por parte de Emili Rousaud y Jordi Calsamiglia) y dar mi propia versión. Acordamos dimitir en el mismo momento porque considerábamos que era mejor para el club hacerlo en unidad de acto y no que se produjeran un reguero de salidas que era peor para la institución. Después cada uno tiene sus motivos personales. Hasta aquí es la acción conjunta, más allá de esto, todas las acciones y lecturas a hacer son absolutamente individuales.

¿Cuándo decidió dejar la directiva?

El 9 de abril que es cuando se lo comunico directamente al presidente. Le he explicado las razones en una conversación privada. Lo dejo porque he cerrado una etapa. Sobre todo por eso. La decisión la he ido madurando desde hace un tiempo.

¿Le sorprendió la decisión a Bartomeu?

El presidente, al que conozco hace 30 años, y con el que tengo una larga relación de amistad tanto con él como con su familia, fue la primera persona a la que comunique esta decisión. La entendió perfectamente. Es una persona generosa y tanto a él como a todos los compañeros de la Junta les deseo lo mejor.

¿Y qué tiene que ver el denominado ‘Barçagate’ en su decisión?

Es un episodio del que conozco pocos detalles, está en investigación por parte de los órganos internos del club y quiero dejar muy claro que este club en los últimos años se ha dotado de altos estándares en sus estructuras de control. Tenemos un código ético, una comisión de control y de transparencia que he tenido el honor de presidir.

En este caso el presidente encargó una auditoría externa en una reunión de la comisión delegada en la que yo estaba presente. Estoy absolutamente segura y convencida de que cuando lleguen las conclusiones de todas estas investigaciones sabrá perfectamente como actuar.

¿Está sorprendida por las declaraciones de Rousaud -“Alguien puede haber metido la mano en la caja”-?

No voy a opinar sobre declaraciones que hacen a título personal ni Emili Rousaud ni tampoco Jordi Calsamiglia.

¿Pero el momento es muy complicado?

Cierro esta etapa porque hay ciertas decisiones y hechos aparecidos últimamente sobre los que no tengo ni he tenido control ni capacidad de acción, que me han sorprendido negativamente y con los que no estoy de acuerdo.

¿Y también está la complicada gestión de la pandemia?

El momento actual de pandemia es de gestión compleja. Creo que por la excepcionalidad del momento se necesitan decisiones valientes porque el futuro es muy complejo, muy incierto e impactará a todos los niveles.

No existen precedentes para manejar esta situación y soy de la opinión que se tiene que ser ambicioso y hay que dar pasos para reformular de alguna manera la gestión del fútbol.

¿Será entonces el fútbol diferente a partir de ahora?

Deseo que lo sea así. El mundo del fútbol tiene una oportunidad para reestructurarse sobre una perspectiva alineada con los objetivos de desarrollo sostenible, fomentando la lucha por la igualdad y manejar económicamente todo lo que es la economía del fútbol. Lo creo firmemente.

¿Que se lleva de su paso por la directiva del Barça?

Muchas cosas buenas. El orgullo del trabajo bien hecho, por haber servido pensando en el bien del club y en el de los socios y las socias. Me llevo muchas experiencias formidables, muchas amistades y sobre todo me llevo el haber podido contribuido al desarrollo del fútbol femenino que es maravilloso, un fútbol que tiene que seguir en esta línea de crecimiento y que cuenta con personas maravillosas en su estructura.

Estoy orgullosa de haber hecho hablar a este club en femenino y creo que hemos ofrecido una voz nueva sobre la presencia de la mujer en el deporte en particular, pero en todas y cada una de las capas sociales y profesionales, en general

¿No tiene la percepción de no haber finalizado el trabajo al frente del fútbol femenino al abandonar el cargo?

He contribuido como mucho antes que yo otros muchos contribuyeron. Esto empieza hace mucho. Con las magníficas jugadoras, con el gran entrenador y con el gran mánager del equipo (Markel Zubizarreta), el equipo femenino seguirá floreciendo y como una socia más, lo disfrutaré con pasión y sabiendo que este proyecto cuenta también con un poco de mí.

Todos somos prescindibles, a veces somos necesarios y lo tendríamos que recordar más a menudo. El Barça tiene 120 años de historia. Este sigue siendo el mejor club del mundo.

¿Y no tiene aspiraciones de formar parte de una futura directiva?

La vida es muy larga y nuestros momentos vitales van cambiando. Seguiré siendo socia y con esta decisión no estoy dando ningún portazo a nada. Seguiré contribuyendo a mi club desde donde pueda. El propio presidente, los compañeros de junta, los trabajadores de la casa y las futbolistas que me han contactado estos días les he dicho que aquí estoy para lo que necesiten.

¿Se imagina convertida en un futuro en la primera presidenta del club?

Tengo 44 años y no descarto que en el camino que me queda me vuelva a cruzar con alguna responsabilidad, con algún cargo en esta institución que tanto quiero. Claro que no lo descarto. Soy socia, poder puedo. Todos conocemos el camino. En la vida no puedes descartar nunca nada, el futuro siempre está por escribir.

¿Y a partir de ahora pertenecerá al entorno azulgrana…?

Creo en un mundo colaborativo, en un mundo participativo, en el que cada uno sabe ejercer sus funciones en el marco de las mismas y contribuyendo a que florezcan la de los otros y por lo tanto si eso es entorno, yo seré entorno, porque sumando todo el mundo gana.

En este sentido, es evidente que todos los proyectos necesitan un líder, un líder que tiene que saber guiar un grupo, tomar decisiones y por surgen y los necesitamos. La mayoría de nosotros queremos trabajar por el bien de las cosas. En la situación actual de pandemia, ya lo estamos viendo, con el sacrificio de todo el mundo, cuando todo parece que se hunde, cada persona saca lo mejor de sí mismo para llevar a cabo retos monumentales. EFE.

Comentarios

Recomendamos - Fútbol Internacional