Belletti prefiere no recordar la eliminación de Copa América a manos de Honduras - Diario Deportivo Más
Connect with us

Más de Honduras

Belletti prefiere no recordar la eliminación de Copa América a manos de Honduras

El exlateral Juliano Belletti ha vivido la cara y la cruz con la selección brasileña: sufrió una humillante derrota en cuartos de final de la Copa América de Colombia en 2001 ante Honduras, pero menos de un año después, en Japón, levantó la Copa del Mundo, la quinta en la historia de la Canarinha.

Este amante del rock and roll, en especial de la banda irlandesa U2, y de la sonrisa de Ronaldinho Gaúcho, con el que marcó una época en el Barcelona, dijo una entrevista con Efe en Sao Paulo que confía en el actual seleccionador, Adenor Leonardo Bacchi ‘Tite’, para garantizar la clasificación para el Mundial de Catar 2022.

Avisó que el camino no será fácil y lo sabe mejor que nadie. Brasil estuvo con la soga al cuello en las eliminatorias para ese glorioso Mundial de Corea del Sur y Japón en las que solo consiguió clasificarse tras vencer a Venezuela en una última jornada de infarto.

Entre medias, una Copa América de amargos recuerdos para Belletti, autor de un autogol en esa triste noche en la ciudad colombiana de Manizales en la que los pupilos de Luiz Felipe Scolari cayeron por 2-0 ante la selección hondureña.

“Prefiero recordar cuando ganamos el Mundial 2002 porque esto nos enseñó el camino que teníamos que seguir, de trabajar aún más, entrenar aún más. Hemos aprendido con la derrota, eso es el fútbol, entender lo que ha pasado y cómo fue la derrota, cómo hemos perdido para que no pasase otra vez”, dijo a EFE.

VISIONES Y SENSACIONES

De lo que vio y le deslumbró en su carrera, la respuesta la tiene en la punta de la lengua.

“Ronaldinho Gaúcho, con el que jugué en el Barcelona tres años. Me enseñó algo diferente, que se puede ser competitivo, trabajar mucho, con ganas y él, sobre todo, con espectáculo, con alegría”, dijo del ahora exfutbolista, que está recluído junto con su hermano Roberto en una prisión de Paraguay por ingresar a comienzos de marzo con documentos falsos.

“Es un crack del fútbol mundial que siempre ha tenido la sonrisa en su cara. No es normal y ha sido un honor estar a su lado”, puntualizó el exlateral.

Sobre las sensaciones que tiene para el futuro de la Canarinha, enciende una luz de alerta para evitar la excesiva confianza en las eliminatorias sudamerianas para el Mundial de Catar, cuyo comienzo, previsto en comienzo para finales de marzo pasado, de momento es incierto por culpa de la pandemia de la COVID-19.

“Siempre hay que encarar este tipo de competición con la presión de ser el mejor, esta es la selección brasileña. Y va mejorando partido a partido, tenemos un entrenador y varios jugadores con experiencia en todo esto, eso es muy importante. No será fácil, como nunca lo ha sido”, declaró.

“Cuando fuimos campeones en 2002, en las eliminatorias nos clasificamos en el último partido. Entonces, sé exactamente lo difícil que es, pero sobre todo es tener confianza. Tenemos calidad, un grandísimo entrenador, un buenísimo equipo… Hay que tener confianza y seguir adelante”.

GRAN LECCIÓN PESE AL TRAGO AMARGO QUE LE DEJÓ LA COPA AMÉRICA

Belletti, quien el 20 de junio cumplirá 44 años, también entendió por el fútbol que de los fracasos se puede tender un puente hacia el éxito, en particular cita la experiencia de la Copa América jugada hace 19 años en Colombia.

“Fue una experiencia espectacular porque jugar con la selección brasileña en una competición tan difícil como ésta y era un equipo muy joven porque Scolari estaba haciendo muchas pruebas en la selección”.

“No tuvimos éxito, pero aprendimos algo con todo aquello, tanto que un año después ganamos el Mundial. Entonces, la Copa América es esto también. el entrenador utiliza la competición para traer más experiencia a los futbolistas y entender que hay mucha presión y hay mucha responsabilidad”, concluyó.

El exjugador del Villarreal, el Barcelona y el Chelsea admitió que en los tiempos que llevaba las botas puestas, tenía diferencias en gustos con sus colegas en materia musical.

“Me diferencio un poco de los futbolistas, me gusta el rock and roll: Sepultura, Nirvana, Metallica pero sobre todo U2”, declaró.

¿Y para dar un valor agregado a la energía en su preparación?

“Me encanta mucho la música Pride (In the Name of Love), que fue la música que siempre, desde que empecé en el fútbol hasta el final, la utilicé para motivarme en los partidos y entrenamientos”, puntualizó. EFE.

Recomendamos - Más de Honduras