Connect with us

Fútbol Internacional

Los traspasos del fútbol portugués, en el punto de mira de la justicia

Los principales clubes de fútbol de Portugal se vieron implicados en una amplia operación de las autoridades judiciales y fiscales, que llevaron a cabo decenas de registros por sospechas de irregularidades en los traspasos de jugadores.

El Benfica y el Oporto, los dos gigantes del fútbol luso, confirmaron mediante lacónicos comunicados el registro de sus sedes, afirmando estar dispuestos a colaborar con la investigación.

El arquero español del Oporto, Iker Casillas, candidato a la presidencia de la Federación Española de Fútbol (RFEF), confirmó también que su domicilio fue registrado.

“La Fiscalía lusa ha venido a mi domicilio en Oporto, como ha ido a otros 76 domicilios de sociedades deportivas, jugadores y clubes, para pedirme documentación. Me he puesto a su entera disposición. La TRANSPARENCIA es uno de mis principios”, escribió el futbolista en su cuenta oficial de Twitter.

En un comunicado de su candidatura a la presidencia de la RFEF, Casillas, que se encontraba en Madrid en el momento del registro, dice estar “absolutamente tranquilo” y tener “plena confianza” en la justicia portuguesa.

Según la prensa lusa, el Sporting de Lisboa y el Sporting de Braga también están salpicados, igual que la empresa Gestifute de Jorge Mendes, uno de los agentes más influyentes del fútbol mundial.

Un centenar de inspectores del fisco y 180 agentes dirigidos por una quincena de magistrados llevaron a cabo 76 registros en “diversos clubes de fútbol, en casa de sus dirigentes, en el seno de oficinas de abogados y en casa de agentes intermediarios”, informó la fiscalía portuguesa.

Esta operación, bautizada “Fuera de Juego”, se refiere a “asuntos del fútbol profesional a partir de 2015 y que afectarían a acciones destinadas a evitar pagos fiscales al Estado portugués”, precisó en un comunicado.

Estas prácticas, que consistirían en “ocultar o modificar” las cantidades de esas operaciones, son susceptibles de actuaciones judiciales por “fraude fiscal agravado y blanqueo de capitales”, añadió.

A principios de febrero, el semanario portugués Sábado había revelado que había en curso una importante investigación sobre varios traspasos o contratos sospechosos que llevaban la huella de Jorge Mendes.

Entre los jugadores afectados, según la revista, estaban varios internacionales que pasaron o están en el Oporto, como el francés Eliaquim Mangala, el brasileño Danilo, los colombianos Radamel Falcao y Jackson Martínez o el ya citado Casillas.

– Ecos de los ‘Football Leaks’ –
En el Benfica, los traspasos del mexicano Raúl Jiménez, del portugués Pizzi y el del brasileño Julio César estarían salpicados por este caso.

Las sospechas de la justicia tendrían como origen las revelaciones de los “Football Leaks”, una investigación realizada por un consorcio de diarios europeos sobre la base de documentos obtenidos por el ‘hacker’ Rui Pinto, siempre según la versión de Sábado.

Rui Pinto, de 31 años, lleva desde hace un año en arrestro provisional, a la espera de juicio por intento de extorsión y diversos delitos informáticos.

Fue extraditado a Portugal desde Hungría, donde residía, ya que habría exigido entre 500.000 y un millón de euros al fondo de inversión Doyen Sports para dejar de publicar los documentos, que había obtenido ilegalmente.

Los “Football Leaks” ya llevaron a la apertura de procedimientos judiciales en Francia, España, Bélgica o Suiza.

En España, la justicia ha apuntado en los últimos años a varios estrellas del fútbol acusadas de fraude fiscal, entre ellas el portugués Cristiano Ronaldo, condenado a dos años de prisión (sin cumplimiento) y a varios millones de euros de multa.

Su agente, Jorge Mendes, fue imputado en 2017 por haber ayudado a Falcao a un fraude contra el fisco. En ese caso, el atacante colombiano fue condenado igualmente a una importante multa. afp

Comentarios

Recomendamos - Fútbol Internacional