Connect with us

Previa

El Valencia busca salir vivo de San Siro con una defensa de circunstancias

Valencia afronta este miércoles el partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, en San Siro ante el Atalanta, en unas circunstancias diferentes a cuando se realizó el sorteo, ya que las importantes bajas, sobre todo en defensa, con las que afronta este encuentro, provocan un horizonte más complicado para solventar esta eliminatoria.

Por su parte, el Atalanta se prepara para encarar la cita más grande de su historia, al estrenarse en los octavos de final de la máxima competición continental, tras lograr una hazaña inédita y clasificarse para esta ronda pese a perder los tres primeros partidos del grupo C.

El conjunto de Albert Celades se mide al equipo más goleador de la liga italiana con una pareja de centrales inédita, ya que los titulares Ezequiel Garay y Gabriel Paulista son baja para esta eliminatoria, el primero por una grave lesión y el segundo por una sanción de dos partidos tras su expulsión en Amsterdam.

Por ello, el técnico deberá echar mano del joven e irregular Mouctar Diakhaby y de un Eliaquim Mangala prácticamente inédito esta temporada tras ser fichado después de sufrir una grave lesión que le mantuvo un año de baja.

Además de los centrales, el Valencia tampoco podrá contar con su único refuerzo en el mercado invernal, el lateral italiano y excapitán de la Roma, Alessandro Florenzi, enfermo por una varicela, lo que debilita aún más la zaga valencianista.

El problema de las lesiones también afecta a dos jugadores básicos en los esquema del Valencia, como son el centrocampista Francis Coquelin en la medular y de Rodrigo Moreno en el ataque. Finalmente ninguno de los dos se ha podido recuperar a tiempo de sus respectivos problemas físicos. Además ha caído a última hora el joven surcoreano Kang In Lee, mejor jugador del pasado Mundial sub-20, tras lesionarse en el entrenamiento de este martes

La baja de Coquelin dará la titularidad al también francés Geoffey Kodogbia, que volverá a San Siro tras su pasado en el Inter de Milan, mientras que el portugués Gonçalo Guedes actuará en el puesto del delantero internacional español, tal y como ya ocurrió en el último partido de Liga ante el Atlético de Madrid.

Es novedad en la convocatoria el meta internacional holandés Jasper Cillessen, tras varias semanas de baja, así como la presencia del defensa del equipo filial Guillem Molina.

Ante esta tesitura, la idea del conjunto de Albert Celades es que la eliminatoria se decida en el partido de vuelta en Mestalla pero para llegar ‘vivo’ tendrá que mejorar sustancialmente las actuaciones que ha tenido fuera de su estadio en este 2020.

La derrota en Arabia Saudí ante el Real Madrid en la final de la Supercopa abrió una mala racha que ha incluido otros tres tropiezos con una mediocre imagen en Mallorca, en Granada (en la Copa del Rey) y en Getafe. La pírrica victoria copera ante el Logroñés y la eliminación de la Cultural Leonesa en los penaltis en el mismo torneo no compensan.

La mala imagen que ha ofrecido lejos de su estadio, las bajas en la columna vertebral del equipo, unido al gran momento del Atalanta hacen que el Valencia ya no se vea tan favorito como cuando ambos equipos quedaron emparejados en este cruce en el sorteo de las eliminatorias.

Aún así, los grandes logros del Valencia en este torneo han llegado precisamente como visitante pues logró ganar al Chelsea en Stamford Bridge y selló su clasificación como primero en la fase de grupos con un triunfo en el campo del Ajax.

Habrá más de 40.000 espectadores en el estadio San Siro de Milán, la casa europea del Atalanta a la espera de que el Gewiss Stadium de Bérgamo consiga el visto bueno para albergar duelos europeos, para empujar a un equipo que vive un brillante momento de forma, tras blindar este sábado su cuarta posición liguera con un 2-1 en el choque directo con el Roma, quinto.

Los hombres del técnico Giampiero Gasperini han sido protagonistas de un crecimiento vertical y, tras dos temporadas en la Liga Europa, alcanzaron este año la Liga de Campeones. Un resultado sobresaliente conseguido a base de organización, un gran trabajo de la dirección deportiva y una preparación táctica capilar.

Nunca ningún equipo había logrado pasar a octavos tras perder los primeros tres partidos de la fase de grupos. El Atalanta cayó ante Dinamo Zagreb (4-0), Shakhtar Donetsk (2-1) y Manchester City (5-1), pero una segunda vuelta con siete puntos de nueve, unida a una serie de resultados favorables de sus rivales, le permitieron poner su nombre entre los 16 mejores clubes de Europa.

El cuadro de Bérgamo opondrá al Valencia el 3-4-2-1 con el que tan bien lo hizo en las últimas temporadas. Fue la mejor delantera del año pasado, con 77 goles, y sigue siéndola este año, en el que ya llevan 63 dianas, ocho más que el Lazio, segundo máximo anotador. En esta campaña, los “chicos terribles” de Gasperini ya endosaron un 7-0 al Torino, un 7-1 al Udinese y dos 5-0, al Milan y al Parma.

Para dar un paso más en su crecimiento, Gasperini apostará por su once de gala este miércoles: Pierluigi Gollini ocupará la portería, con el argentino José Palomino, el brasileño Rafael Toloi y el albanés Rafael Toloi en la línea de tres defensiva.

El holandés Hans Hateboer y el alemán Robin Gosens son los dos laterales altos, incansables en defensa y siempre peligrosos en zona ofensiva, con el holandés Marten De Roon y el suizo Remo Freuler que forman el doble pivote.

La delantera es la guinda a un sistema en el que domina el equipo: el argentino Alejandro Gómez, el esloveno Josip Ilicic y el colombiano Duván Zapata mezclan rapidez, técnica y potencia y anotaron ya goles en esta campaña.

Todo ello, con alternativas como el colombiano Luis Muriel, exjugador de Granada o Sevilla, y el ucraniano Ruslan Malinovski, excelente zurdo, como alternativas más peligrosas. EFE.