Connect with us

De Todo Un Poco

Boateng cree que el racismo en los estadios alemanes ha aumentado

El defensa del Bayern de Múnich Jérôme Boateng estimó que Alemania ha dado “un paso atrás” en la lucha contra el racismo en los estadios, después de los insultos que provocaron un gran revuelo en el país la pasada semana, durante un partido de Copa de Alemania en Gelsenkirchen.

“Me impactó. Y duele”, dijo Boateng en una entrevista exclusiva con la agencia SID, filial deportiva de la AFP.

“Ver a un joven en Alemania llorar en el terreno de juego porque ha sufrido ataques racistas es muy triste”, apuntó.

El pasado 4 de febrero, el joven Jordan Torunarigha (22 años), internacional alemán Sub-21 de padre nigeriano, fue víctima de gritos de mono durante un partido de la Copa de Alemania entre el Schalke 04 y el Hertha de Berlín (victoria del Schalke 3-2).

La Federación Alemana de Fútbol (DFB) y la policía local abrieron sendas investigaciones.

“Sí, me ocurrió alguna vez en la Bundesliga”, contó Boateng, campeón mundial en Brasil-2014 con Alemania. En 2016, Boateng sufrió un ataque público de un líder de la extrema derecha alemana por su color de piel.

“Desgraciadamente no se puede siempre localizar bien el origen (de los insultos) y no queremos darles el gusto de que vean que nos afecta”, añadió el jugador de 31 años.

“Pero no es algo agradable de escuchar. Necesitamos en esos casos la ayuda de los aficionados que están al lado, para que identifiquen a los autores”, pidió Boateng, cuyo padre es ghanés.

“Es una sensación muy desagradable. Pensamos en el futuro, tengo hijos en Alemania. Creía que habíamos superado ese punto y así era. Pero desgraciadamente hemos dado un paso atrás, es triste e hiriente para mucha gente”, lamentó.

Por su parte, Boateng, titular en el centro de la defensa, afirmó no estar preocupado por el regreso en buena forma física del francés Lucas Hernández, que podría ser un duro competidor para su puesto.

“Estoy en el Bayern desde hace años, siempre hay competencia”, aseveró.

Lucas Hernández volvió a jugar el sábado después de cuatro meses de baja por una lesión en un tobillo. AFP