Duplantis, el niño prodigio, se convierte en el nuevo rey de las alturas - Diario Deportivo Más
Connect with us

De Todo Un Poco

Duplantis, el niño prodigio, se convierte en el nuevo rey de las alturas

El jovencísimo sueco Armand Duplantis ha batido esta tarde en la reunión de Torun (Polonia), del circuito de pista cubierta, el récord del mundo de salto con pértiga con 6,17 metros, con lo que se convierte en el nuevo rey de las alturas.

Duplantis mejoró en un centímetro la anterior plusmarca universal que poseía el francés Renaud Lavillenie con 6,16 desde el 15 de febrero de 2014 en Donetsk (Ucrania).

El atleta nacido hace veinte años en Lafayette (Estados Unidos) ya estuvo a punto de lograr la plusmarca mundial el pasado martes en Düsseldorf (Alemania), pero acabó por derribar el listón con el codo derecho cuando lo tenía superado.

En esta ocasión no falló. Duplantis comenzó su concurso en 5,52, se quedó solo y pasó a la primera 5,72, 5,92 y 6,01. Pidió de nuevo 6,17 para superar el registro de Lavillenie. No pudo en su primer intento, al derribar el listón con los muslos, pero en el segundo sí que pudo alcanzar la gloria.

El nuevo plusmarquista enloqueció, como todo el que estaba a su alrededor y todo el público. Rápidamente se apresuró a acercarse hacia la grada, ‘escaló’ hasta ella y se fundió en un emotivo abrazo con su madre Helena, natural de Suecia y que fue heptatleta y jugadora de voleibol, mientras que su padre Greg, acabó en la quinta plaza en las pruebas de clasificación olímpica para Atlanta 96 también en salto con pértiga.

A sus 20 años y 90 días se convierte en plusmarquista más joven del salto con pértiga desde 1980 con el francés Thierry Vigneron (5,75) y el segundo sueco tras Kjell Isaksson, que lo batió cuatro veces en 1972 (hasta 5,59).

Dada su juventud y su imparable progresión desde que comenzó a despuntar (en 2015 ya ganó el oro en el Mundial juvenil con 5,30), el atleta sueco, subcampeón mundial en Doha 2019 y campeón europeo en Berlín 2018, parece en condiciones de convertirse en el nuevo rey de este concurso y de mejorar el registro mundial.

Duplantis creció saltando con pértiga en el patio de la casa familiar junto a su hermano mayor Andreas y se convirtió en un prodigio, tanto que rompió los récords de su grupo de edad desde los 7 años. El propio atleta, nada más batir el récord, reconoció que “es algo que quería desde que tenía tres años”.

Horas después Lavillenie no pudo responder con una marca de relumbrón en la reunión de pértiga de Rouen (Francia), en la que quedó fuera de competición pronto tras hacer tres nulos sobre 6,64 metros.

El mundo del deporte, del atletismo, se rinde a Duplantis. El atleta que precedió a Lavillenie en los libros de historia, el ucraniano Sergey Bubka no tardó en reflejar en sus redes sociales el éxito del nórdico. “Trabajo fantástico!. Mis sincera felicitación a Armand y a su familia. Es genial para el atletismo que tenga tanto talento. Buena Suerte! Sube más alto!”, expresó el ‘Zar’.

Su espectacular salto fue la gran noticia de la reunión de Torun, en la que la etíope Gudaf Tsegay (4:00.09), la ucraniana Maryna Bekh-Romanchuk (6,96) lograron las mejores marcas mundiales en 1.500 y longitud, respectivamente.

El británico Andrew Pozzi y la bielorrusa Alina Talay fueron los más rápidos en las finales de 60 vallas con 7.53 y 7.87, respectivamente; el español Ignacio Fontes (3:38.57) arrebató la victoria en los 1.500 masculinos al brasileño Thiago Andre (3:39.13); el keniano Collins Kipruto ganó en los 800 con un crono de 1:45.86; el checo TomasStanek el peso con 21,86 metros; y los 60 lisos fueron para la estadounidense Shania Collins (7.24) y el eslovaco Jan Volko (6,58). EFE

Recomendamos - De Todo Un Poco