El Villarreal, a octavos tras batir con solvencia a un deprimido Girona - Diario Deportivo Más
Connect with us

Fútbol Internacional

El Villarreal, a octavos tras batir con solvencia a un deprimido Girona

El Villarreal de Javier Calleja se clasificó este miércoles para los octavos de final de la Copa del Rey al reencontrarse con el triunfo batiendo bajo la lluvia que cayó sobre el Estadi Municipal de Montilivi, al desnortado Girona de Josep Lluís Martí por un inapelable 0 a 3 con dianas de Ramiro Funes Mori, Santi Cazorla y Samu Chukwueze.

Contagiándose del desangelado, casi desértico, aspecto que presentó Montilivi y del frío que en estos días de temporal está azotando la provincia de Girona, ambos conjuntos se mostraron muy grises en el primer acto del partido, alternándose en el control del balón e imponiéndose las defensas a los tibios intentos de los delanteros.

El conjunto rojiblanco estuvo demasiado débil sin Cristhian Stuani, Johan Mojica, Juanpe, Asier Riesgo, Pablo Maffeo,Gerard Gumbau, Jairo izquierdo e Ignasi Miquel a quienes Josep Lluís Martí, consciente de que la prioridad del club es mejorar su discreta situación en la liga, dio descanso con la mente puesta ya en el trascendental encuentro del domingo contra el Oviedo en casa.

Apenas pudo acercarse a la portería de Asier Fernández con algunos disparos lejanos de Alex Gallar, tan voluntarioso como, de nuevo, desacertado, de Àlex Granell y de Brandon Thomas, que jugó su primer partido como titular con el Girona.

El Villarreal, por su parte, pudo adelantarse en el marcador por mediación de André Zambo Anguissa, que, en el minuto 37, dispuso de la ocasión más clara de toda la primera mitad al cabecear justo por encima del larguero de Juan Carlos Martín un córner servido por un acertado Santi Cazorla.

El primer tanto del conjunto groguet llegó finalmente en el minuto 54; cuando, justo después de que Pedro Alcalá y Javi Ontiveros acariciaran el gol, Ramiro Funes Mori inauguró el electrónico cabeceando, con un testarazo imparable, un saque de esquina. El 0 a 1 acabó de entristecer a un ya de por sí deprimido, apenado, Girona que, en el minuto 70, volvió a agachar la cabeza al ver como Cazorla celebraba el segundo gol de la noche con un chut cruzado, inalcanzable para Juan Carlos.

El tanto de la sentencia, el 0 a 3, lo anotó, tan solo dos más tarde, un Samu Chukwueze que desnudó a la defensa gerundense, que encadenó el décimo partido seguido sin dejar la portería a cero, con una preciosa jugada personal. EFE.

Recomendamos - Fútbol Internacional