Entre dunas y cañones, Fernando Alonso busca su ritmo en el Dakar - Diario Deportivo Más
Connect with us

Otros Deportes

Entre dunas y cañones, Fernando Alonso busca su ritmo en el Dakar

Todavía no ha dado ningún golpe de efecto pero después de una primera semana en el Dakar, Fernando Alonso comienza a encontrar su ritmo, antes de una segunda parte de la carrera que podría ser traicionera para el doble campeón del mundo de Fórmula 1.

El español había avisado que no venía al Dakar a ganar, y menos mal, porque a mitad de carrera, en su debut en el famoso rally, el español de Toyota se encuentra 16º en la general, a más de tres horas del líder, su compatriota Carlos Sainz (Mini).

¿El motivo? En la segunda etapa en Arabia Saudita se dejó más de dos horas y media porque perdió una rueda de su vehículo.

En su intento de vencer en las carreras más míticas del automovilismo, Alonso, doble ganador de las 24 Horas de Le Mans y campeón del mundo de resistencia, quiere añadir el Dakar a su vitrina. Pero su primera participación podría haber terminado mucho antes de lo previsto.

“Mi primer pensamiento” cuando la rueda se rompió, “fue desear que el rally no hubiera acabado”, confió el asturiano. “No quería abandonar después de dos etapas. Quería reparar el vehículo y continuar porque quiero hacer el Dakar desde la primera a la última etapa”.

‘Altos y bajos’

Aparte de este incidente, el doble campeón del mundo de Fórmula 1 ha sido bastante regular, con tres top 10 en las seis primeras etapas. “Ha sido una semana intensa. Tuvimos altos y bajos pero globalmente nos ha gustado mucho”, aseguró.

Su mejor actuación hasta el momento es una 4ª posición en la tercera especial, un recorrido alrededor de Neom en el noroeste de Arabia Saudita.

Aconsejado por sus prestigiosos compañeros de equipo en Toyota, Nasser Al Attiyah y Giniel de Villiers, y con Marc Coma, cinco veces ganador en moto, de copiloto, Fernando Alonso pasó por el rally de Marruecos en octubre para perfeccionar su aprendizaje.

La carrera no perdonó al español, quien terminó en las profundidades de la clasificación entre pinchazos, daños diversos y dificultades de navegación.

Para Jean-Marc Fortin, director de Toyota Overdrive, Alonso “está demostrando a todo el mundo” pese a su falta de experiencia “que empieza a dominar el manual de instrucciones y la receta para el rally-raid”, una disciplina muy alejada de la F1.

Dunas y maratón

“No hay muchas cosas en común (con la F1), es completamente diferente”, apunta Alonso.

“Hay que encargarse más del vehículo, adaptarse a los diferentes terrenos, los peñascos, la arena, las dunas. Hay muchos cambios de ritmo y de velocidad”, explicó.

“Tu puedes estar 30 minutos a velocidad máxima y después una hora a 30km/h entre las piedras. Por lo que ese cambio de ritmo es muy difícil bajo el punto de vista del piloto”, añadió.

A partir del domingo, la segunda parte de la carrera ofrecerá a los participantes un terreno de juego completamente diferente, con sucesiones de dunas sin fin, luego de que las primeras etapas propusieran sobre todo laberintos de montañas y cañones. “Me espero etapas difíciles. Las dunas van a ser un reto”, avisa.

Mientras, el español se prepara para afrontar otra prueba, la etapa maratón del miércoles, donde no está autorizada ninguna asistencia. Lejos de los hoteles de lujo de la F1, todo el mundo dormirá en una tienda de campaña.

“Sin duda, preferiría dormir en el hotel pero no es posible”, reconoció Alonso sonriendo. “Marc (Coma) y el equipo me ayudan a prepararme una pequeña bolsa. Pero como digo desde el principio, todo lo que hago cada día es nuevo para mí y estoy muy agradecido de poder vivir todo esto. Por tanto voy a disfrutar incluso esa noche”. AFP.

Recomendamos - Otros Deportes