Shiffrin mejora a Moser-Pröll y Paris se proclama 'emperador' de Bormio - Diario Deportivo Más
Connect with us

Otros Deportes

Shiffrin mejora a Moser-Pröll y Paris se proclama ’emperador’ de Bormio

La estadounidense Mikaela Shiffrin, que a los 24 años ya lo ha ganado absolutamente todo en el esquí alpino, sigue batiendo marcas y este sábado mejoró, al anotarse con exhibición el gigante de Lienz (Austria), las 62 victorias en Copa del Mundo de la austriaca Annemarie Moser-Pröll, la gran campeona de la década de los 70; en una jornada en la que el italiano Dominik Paris (30), nuevo líder de la competición, se proclamó ’emperador’ de Bormio (Italia), al ganar por quinta vez el descenso que se disputa a pies del monte Stelvio.

Shiffrin domina el deporte rey invernal con tanta autoridad que empieza a ser noticia sólo cuando deja de ganar o un ‘bombazo’ cuando se queda fuera del podio. Tras anotarse las últimas tres ediciones de la Copa del Mundo, este sábado reforzó su liderato al apuntarse por primera vez el gigante de Lienz; donde, con mejor crono en ambas mangas, firmó otra espectacular actuación canjeable por su triunfo 63 en la competición de la regularidad. Paris repitió, 24 horas después, su victoria del viernes en Bormio, convirtiéndose en el segundo esquiador de la historia que gana cinco veces uno de los descensos ‘clásicos’; algo que con anterioridad sólo había logrado el suizo Didier Cuche, pentaganador en la monstruosa ‘Streif’ de Kitzbühel (Austria).

La súper-campeona de Vail (Colorado) firmó su tercera victoria del curso con 1.36 sobre la italiana Marta Bassino y con casi dos segundos (1.82) sobre la tercerca, la austriaca Katharlina Liensberger; con lo que mejoró los 62 triunfos de la mítica Moser-Pröll, única séxtuple ganadora de la Copa del Mundo, a la que había igualado al ganar ante su afición el eslalon de Killington (EEUU), el pasado 1 de diciembre.

Integrante del selecto club de (siete) ganadoras en todas las disciplinas del esquí alpino, Shiffrin sumó su undécimo éxito en gigante. Y este domingo, de nuevo en Lienz, podría elevar a 43 su propio récord histórico absoluto -hombres y mujeres- de victorias en eslalon; modalidad en la que, aparte de un oro olímpico (el de Sochi’14, Rusia), ha capturado cuatro títulos mundiales y siete Bolas de Cristal.

En la lista histórica, Shiffrin ya sólo tiene por delante a su compatriota Lindsey Vonn, última ganadora del Premio Princesa de Asturias de los Deportes, retirada la pasada temporada con cuatro triunfos finales y 82 victorias en Copa del Mundo. Incluyendo a los hombres, a Mikaela sólo la superan a lo largo de todos los tiempos el austriaco Marcel Hirscher -también retirado tras el curso pasado, en el que amplió a ocho su récord de grandes Globos de Cristal-, con 67; y el sueco Ingemar Stenmark, plusmarquista absoluto, con 86.

La estadounidense lidera la general de la Copa del Mundo con 646 puntos, 215 más que la italiana Federica Brignone -ganadora del gigante de Courchevel (Francia)-, que, al acabar cuarta este sábado, retuvo el liderato en la clasificación de la disciplina, con 275 unidades, veintiún más que la nortemericana.

En apenas 24 horas, Paris logró en Bormio sus dos primeros éxitos de la temporada, que, de un plumazo, lo han colocado al frente de la Copa del Mundo de descenso y de la general de la competición.

Tras apuntarse el viernes, con recorrido recortado, el descenso que entró en sustitución del suspendido el pasado fin de semana en Val Gardena (asimismo en Italia), este sábado el campeón de Merano -oro mundial de supergigante este año en Are (Suecia)- se impuso en la pista original, al cubrir los 3.270 metros en un minuto, 55 segundos y 37 centésimas. Sólo 8 menos que el sorprendente segundo, el suizo Urs Kryenbühl, que tomó la salida con el dorsal 25, relegó al tercer puesto a su compatriota Beat Feuz (segundo el viernes) y ‘sacó’ del podio al noruego Aleksander Aamodt Kilde; cuarto en una prueba que concluyó quinto el austriaco Matthias Mayer, tercero el viernes.

Paris logró su decimoctava victoria en la Copa del Mundo, la decimocuarta en un descenso (las otras cuatro las firmó en supergigante), en una prueba interrumpida durante quince minutos por el accidente del veterano austriaco Hannes Reichelt (39 años), que fue evacuado en helicóptero, dañado en la rodilla derecha.

El italiano lidera la general de la Copa del Mundo con 449 puntos, 55 más que Kilde y con setenta sobre otro noruego, Henrik Kristoffersen, especialista en las disciplinas técnicas. Nuevo líder después de su segunda victoria en Bormio, Paris encabeza también la clasificación de descenso con 304 puntos, cuatro más que Feuz y con 142 sobre el francés Johan Clarey, séptimo este sábado.

Bormio albergará este domingo otra prueba de la Copa del Mundo masculina: una combinada, integrada por una primera manga de velocidad (supergigante) y otra técnica (eslalon). EFE

Recomendamos - Otros Deportes