Connect with us

De Todo Un Poco

Messi por error casi acaba en la Premier League

En 2008, Lionel Messi tenía apenas 21 años. Ya llevaba 41 goles en la élite, había sido campeón Sub 20 con la selección Argentina y ya cargaba con un Mundial de Mayores, el de Alemania 2006, en el lomo. Con mayor o menor protagonismo, ya ostentaba 5 títulos en Barcelona: dos Ligas de España, dos Supercopas locales y una Champions.

Estaba en pleno camino al estrellato absoluto. Pues bien, en ese punto de su carrera, pudo haber pasado al Manchester City a cambio de 73 millones de euros, a partir de una confusión que casi se transforma en una transferencia icónica en la historia del fútbol.

La increíble situación fue narrada por Garry Cook, entonces CEO de los Ciudadanos, en una nota publicada por The Athletic. Todo comenzó en una conversación telefónica efervescente. de la que participaron Pairoj Piempongsant, hombre clave del tailandés Thaksin Shinawatra (dueño del City entre 2007 y 2008), Cook y Paul Aldridge, Director de Operaciones.

“Piempongsant estaba elevando su temperatura. El teléfono estaba sobre la mesa y en altavoz y su interlocutor era Aldridge. El tema eran las transferencias. Paul decía: ‘Pairoj, tienes que decime qué estamos haciendo, todo es muy desordenado’”, contó lo que sucedía Cook. El tailandés, según el ex CEO, replicaba a los gritos: “Todo es muy desordenado, es todo desordenado”.

Fue en ese momento cuando surgió el tema Pulga. “Messy”, en inglés, significa desordenado, confuso. Fue el término utilizado por Piempongsant. Y Cook entendió que, en ese contexto complejo, que debía hacer una oferta por Messi, con i. Sí, el delantero del Barcelona. En consecuencia, presentó la oferta formal por 73 millones de euros.

“Dave Richards, de la Premier League, me llamó al día siguiente: ‘Garry, ¿has hecho una oferta por Lionel Messi? ¿Setenta millones de libras? ¿Estás loco?’”, explicó Cook, parte del staff del City hasta 2011. El presidente del Barça en ese momento era Joan Laporta. Y los medios españoles aseguraron que, de haber sido genuino el ofrecimiento, el club lo hubiera considerado seriamente. Pero la misma, como había sido hija de una confusión, no resultó válida.

Barcelona hizo historia con Messi como bandera: en Catalunya se transformó en goleador, figura y capitán. Ganó seis Balones de Oro y el club está desesperado por renovarle el vínculo, que vende en junio de 2021. ¿Hubiera alcanzado los mismos hitos si se hubiese mudado a Manchester City? (Tomado de infobae.com).

Comentarios

Recomendamos - De Todo Un Poco