Zidane de récord, Isco al mando, el poderío de Valverde, penaltis y el VAR - Diario Deportivo Más
Connect with us

Fútbol Internacional

Zidane de récord, Isco al mando, el poderío de Valverde, penaltis y el VAR

Real Madrid se marchó reforzado del clásico del Camp Nou, pese a volver a acusar falta de pegada para plasmar en el marcador su superioridad en el juego de un partido que deja un nuevo récord para Zinedine Zidane, con Isco volviendo al pasado en su imagen, la exhibición de poderío de Fede Valverde y dos penaltis que indignan al club blanco por no entrar el VAR.

1. Un Zidane de récord

Le tiene tomada la medida al Camp Nou y en el clásico no solo se convirtió en el primer entrenador de la historia del Real Madrid que no pierde en cinco visitas consecutivas a la casa del Barcelona, también dejó un trabajo táctico que le hizo vencer en el pulso de entrenadores con Ernesto Valverde. Su clave fue la presión en campo contrario para reducir la posesión del Barcelona y provocar continuas pérdidas. Redujo las vías de conexión con Leo Messi y su rival no tuvo brillantez. Corrió riesgos con una defensa adelantada ante un rival con un tridente letal, pero su equipo fue un bloque perfecto, sin fisuras y con muy pocos errores defensivos para que a Thibaut Courtois tan solo le disparasen en dos ocasiones.

2. Isco al mando con nueva imagen

Era una de las dos dudas por despejar en el equipo titular de Zidane que no dudó en sentar de nuevo a Luka Modric y confiar en un jugador que ha sido titular en los grandes partidos del curso pese a venir de una larga temporada en la sombra. Isco se divirtió en la media punta, disfrutó de libertad de movimientos en ataque para convertirse en el gran referente del fútbol del Real Madrid. Siempre puso criterio, dejó muestras de su calidad e hizo jugar a sus compañeros. Es el regreso de la verdadera identidad de un jugador que desapareció desde su enfrentamiento con Santi Solari. Otro triunfo de un Zidane que impidió su salida el pasado verano y siempre ha confiado en él. Vuelve a tiempo para protagonizar una buena temporada y ganarse en el terreno de juego su regreso a la selección española para la Eurocopa.

3. El poderío de Valverde

Una zancada de Fede Valverde equivale a dos de cualquier futbolista. Esa superioridad en el físico y su derroche de cada partido lo han convertido en el ‘fichaje del año’ para Zidane. Es difícil encontrar un centrocampista que deje tanto sello en cada partido del Real Madrid. El uruguayo lo está logrando y con regularidad. Asfixió al Barcelona con su presión a De Jong en salida de balón, robó, creó y tuvo llegada a portería con dos disparos peligrosos. Era su primer clásico de titular y por el nivel mostrado le llegarán muchos en años. La lucha principal del partido se derivó hacia el centro del campo y ahí el conjunto madridista salió vencedor por la potencia de Casemiro, Valverde y Kroos ante un rival afectado por la baja de última hora de Sergio Busquets.

4. Dos penaltis sin VAR

El Real Madrid clamó al final del partido por dos penaltis no señalados sobre Raphael Varane. Como siempre los jugadores piden unificación de criterios para la intervención del videoarbitraje. Tienen una confusión que nadie despeja sobre las jugadas en las que interviene y en las que no. Nadie en el club entiende la razón por la que no se entró en ninguna de las acciones polémicas después de apreciar que el colegiado del encuentro no había podido ver ninguna. “Es muy desconcertante”, dijo Emilio Butragueño abandonando su mesura habitual para mostrar la indignación que sintió el club blanco y que expresó también en su página web.

5. Ramos, el rey del clásico

Era un día especial para el capitán madridista que se fue del Camp Nou aún más feliz por la imagen dejada por el Real Madrid y la recuperación del terreno perdido en el último año con el Barcelona. La autoridad del equipo fue la que habitualmente ejerce en el centro de la defensa Sergio Ramos, que disputó su clásico 43 y se convirtió en el futbolista que más ha disputado en la historia. Está al acecho Messi, con uno menos, al que se midió saliendo airoso en esta ocasión gracias al nivel defensivo del bloque madridista, el buen repliegue en su terreno cuando el rival tuvo el balón. Apenas afrontó unos contra unos que lo dejaran en desventaja y logró que el astro argentino no fuera decisivo. EFE.

Recomendamos - Fútbol Internacional