Teófimo “Takeover” López busca hacer historia en el MSG - Diario Deportivo Más
Connect with us

Más de Honduras

Teófimo “Takeover” López busca hacer historia en el MSG

Honduras ha sido reconocida en el ámbito deportivo principalmente por su selección de fútbol, o por los clubes de la nación centroamericana como Marathón, Motagua, Olimpia, Platense, entre otros, pero esta vez el deporte catracho quiere hacer historia por intermedio de los guantes de Teófimo López, quien disputará por primera vez el título mundial de la FIB frente al ghanés Richard Commey, en una función que se celebrará el 14 de diciembre en la arena más famosa del mundo, el Madison Square Garden.

Desde los 6 años ha estado vinculado a los cuadriláteros gracias a su papá, Teófimo Sr., quien lo llevaba al gimnasio donde él entrenaba. “Mi papá siempre ha estado vinculado al deporte, fue jugador de fútbol durante 30 años e hizo muchos goles, pero después le gustó el boxeo. Una vez que me encontraba en el gimnasio acompañándolo se me acercó un entrenador y me puso los guantes, en cinco minutos aprendí tres combinaciones muy difíciles, creo que es un don de Dios que me haya dedicado al boxeo y no al fútbol u otro deporte”, recuerda “Takeover”como es conocido en el ámbito boxístico.

Gracias a las enseñanzas de su padre y al apoyo de su familia significó que el pequeño gladiador nacido en Brooklyn llegara a unas ansiadas Olimpiadas para luego a dedicarse por completo al deporte de las narices chatas. “Quisimos representar a Honduras en las Olimpiadas de Rio 2016 y aspirar a darle una medalla, pero no se pudo, los jueces favorecieron al francés Oumiha”, recuerda López quien en 2015 se coronó campeón de los pesos ligeros del torneo Guantes de Oro.

Luego de su participación en los Juegos Olímpicos se puso en manos de su progenitor y de Top-Rank para lanzarse al profesionalismo. En su combate más reciente, el pasado 20 de abril, logró imponerse en el MGM National Harbor de Maryland al japonés, Masayoshi Nakatani, en el doceavo asalto.

López, de 22 años y con 14-0-0 y 11 KO’s, tendrá en Commey (29-2-0) a un experimentado rival, pero esto no lo intimida ya que anteriormente ha peleado con rivales de mayor edad y ha salido victorioso. “Yo voy a ganar, sé que voy a pelear con alguien que ha sido dos veces campeón pero confío en mi estilo y mi talento…voy a ganar, vamos a hacer algo histórico para terminar el 2019 con una victoria”, mencionó con total seguridad Teófimo López, quien luego de vivir en Florida y Las Vegas regresó el año anterior a Brooklyn. Fue en el legendario gimnasio Gleason de Brooklyn y también en el Red Hook donde López pulió su técnica y desde los 8 años empezó a hacer los “backflips” que se han convertido en su celebración característica al finalizar un combate.

Sobre lo que significa la oportunidad de ceñirse el cinturón mundial mencionó, “me siento con mucho orgullo de tener la oportunidad de ganar el título para Honduras. Sería el primer campeón en la historia, sé que ellos sienten mucho amor por el fútbol pero el campeonato es para toda la gente catracha. Al igual que lo hizo Andy Ruiz de ganar el primer título mundial de los pesos pesados para México yo quiero hacer algo igual para la gente de Honduras”, comenta el joven pugilista en un perfecto español que aprendió de su padre Teófimo López Sr.

Aunque su meta inmediata es ganar la corona frente a Richard Commey, “Takeover” quiere convertirse en un ejemplo para la niñez y los jóvenes hispanos. “Quiero ayudar a mi gente y el título será para todos los hispanos, pero en especial deseo enviar un mensaje a la niñez y jóvenes que deseen cumplir sus sueños y sepan que se pueden hacer realidad. El deporte es un medio que nos puede servir para salir de las pandillas, no necesitan hacer cosas malas para vivir”, asegura “Takeover”, quien recibió un ejemplo de vida de sus padres Teófino Sr. y Jenny López, quienes aún a sus 22 años le siguen llamando de cariño “Gordo”.

Si gana la pelea del 14 de diciembre, podría chocar ante uno de los mejores libra por libra de la actualidad, el ucraniano Vasiliy Lomachenko, en un combate unificatorio por todos los títulos de las 135 libras. (Tomado del DIARIO de Nueva York).

Recomendamos - Más de Honduras