Getafe resbala ante el Basilea - Diario Deportivo Más
Connect with us

Fútbol Internacional

Getafe resbala ante el Basilea

Getafe perdió su primer partido en la Liga Europa ante el Basilea (0-1), que aprovechó una jugada desgraciada del defensa togolés Djené Dakonam para marcar el único tanto del partido con el que arrebató el liderato del grupo C al conjunto madrileño.

Con muy poquito, el Basilea se llevó tres puntos de oro en el Coliseum Alfonso Pérez. Gracias a un resbalón inoportuno de Djené, consiguió llevarse el duelo con la diana de Fabian Frei y con una gran actuación del portero Djordje Nikolic, que provocó la caída injusta del Getafe.

Y es que los hombres de José Bordalás se enfrentaron con diferencia al rival más fuerte del grupo. Sin duda, comparado con el Krasnodar ruso y el Trabzonspor turco, el conjunto suizo tiene mucho más oficio procedente de su experiencia europea en los últimos años con nombres de calidad contrastada.

No en vano, el Basilea ha sido en los últimos años una buena cantera de grandes jugadores que luego han brillado en otros clubes como Ivan Rakitic, Xherdan Shaqiri, Granit Xhaja o Miroslav Klose. Ahora, figuras como las de Kevin Bua o Kemal Ademi apuntan buenas maneras a las que el Getafe tuvo que plantar cara.

Bordalás volvió a alinear un once más europeo que en Liga y que tan bien le funcionó en las dos primeras jornadas. Leandro Chichizola, Bruno Fernández, Francisco Portillo, Fayçal Fajr, Robert Kenedy y Ángel Rodríguez aparecieron como novedades en la alineación respecto a la victoria frente al Leganés el pasado fin de semana.

Con la “Unidad B” en plena forma y con la moral por las nubes después de tres victorias consecutivas en partidos oficiales, el Getafe saltó al campo con ganas de conseguir su tercera victoria y mantener el pleno de puntos.

Sin embargo, se encontró a un equipo muy bien trabajado, con pocas fisuras y con una salida muy vertical de la pelota que en cualquier momento podía crear problemas al Getafe, que, aún así, controló el partido salvo en momentos muy concretos.

Al principio, recibió algún sobresalto con un disparo de Fabian Frei por encima del larguero y con un remate flojo de Kemal Ademi que detuvo sin problemas el Chichizola. El Getafe no era un testigo estático y también disfrutó de una gran ocasión en las botas de Ángel, que a los diez minutos mandó una pelota al poste derecho de la portería defendida por Nikolic.

Y en medio de ese tanteo inicial, apareció la jugada que marcó el choque. Djené Dakonam, uno de los defensas más solventes de la Liga, sufrió un desgraciado resbalón que dejó la pelota en los pies de Raoul Petretta. El lateral izquierdo alemán sólo tuvo que ceder la pelota a Frei para rematar la faena y abrir el marcador.

El tanto no cambió el plan del Getafe. Siguió a lo suyo, presionando con intensidad al Basilea y comiendo terreno poco a poco al conjunto suizo. Entre Ángel y Jorge Molina, se encargaron de abrir huecos y crear ocasiones. Sin embargo, no acompañó el centro del campo, en el que Nemanja Maksimovic y Fayçal Fajr defendían bien y atacaban poco y los extremos Kenedy y Portillo estaban prácticamente desaparecidos.

Aún así, Ángel se fabricó otras dos ocasiones que desbarató Nikolic. Sobre todo la primera, a la media hora, en la que sacó un pie milagroso para salvar un remate cruzado del hombre gol del conjunto azulón. La otra, un cabezazo que besó un lateral de la red del arco helvético, dio paso al pitido que marcaba el camino hacia los vestuarios.

En la reanudación, el equipo de Bordalás continuó con su dominio aplastante. El Basilea ya había hecho su trabajo, marcar un gol y encerrarse atrás para buscar un contragolpe definitivo. Sin embargo, este no llegó y de nuevo tuvo que aparecer Nikolic para mantener intacto el marcador.

El portero del Basilea salvó el empate con una buena parada a una falta lanzada por Raúl Carnero, después sacó una gran mano tras un disparo de Kenedy y despejó un intento desde muy lejos del uruguayo Leandro Cabrera que a punto estuvo de sorprender al mejor jugador del equipo suizo.

Entonces, a falta de quince minutos, al Getafe se le abrió otra puerta con la expulsión con doble cartulina amarilla de Kevin Bua, un centrocampista con nacionalidad suizo-española con familia en Zamora y, sin duda, uno de los hombres con más calidad del Basilea.

Con un hombre más, y con Marc Cucurella y Jason Remeseiro sobre el césped, el Getafe inició el asalto final para intentar evitar su primera derrota en la Liga Europa. Pero, pese a su insistencia, no hubo claridad de ideas y, salvó un gol bien anulado por fuera de juego a Nyom, no hubo mucho más. Al final, un desafortunado resbalón, provocó la primera caída del Getafe. EFE.

Recomendamos - Fútbol Internacional