El Sánchez Pizjuán y el Metropolitano, exámenes a Zidane - Diario Deportivo Más
Connect with us

Más de Honduras

El Sánchez Pizjuán y el Metropolitano, exámenes a Zidane

El Real Madrid encara, tras la dura derrota de París en su estreno en la Liga de Campeones, dos salidas ligueras a terrenos exigentes, el Ramón Sánchez Pizjuán, donde cosechó malos resultados recientemente, y el Wanda Metropilitano, convertidos en exámenes a Zinedine Zidane en uno de sus momentos más bajos.

De por medio será Osasuna el que visite el estadio Santiago Bernabéu en una jornada intersemanal de LaLiga Santander, en pleno examen interno a Zidane, que no ha logrado cambiar la mala dinámica del Real Madrid del pasado curso desde su regreso.

Zidane sólo tuvo tres rachas peores a la actual en sus 165 partidos dirigidos al Real Madrid. Su inicio de temporada ha sembrado las dudas en la casa blanca tras un inesperado empate ante el Real Valladolid en la puesta de largo en el Bernabéu, otra igualada en el estadio del Villarreal y el desplome ante un PSG sin sus estrellas en ataque, con las bajas de Mbappé, Neymar y Cavani.

Dos triunfos, ante el Celta de Vigo en la primera jornada de la liga y con sufrimiento frente al Levante en el Bernabéu es su balance a favor.

La sangría de goles encajados (9 en cinco partidos oficiales), la poca aportación de los seis fichajes tras el mayor gasto en la remodelación de un equipo, superando los 300 millones de euros, y una plaga de lesiones sin fin que apuntan a la preparación física son factores que, sumados a los malos resultados, han comenzado a sembrar la duda en el club.

La primera crisis de la temporada es en realidad una continuación de lo vivido la pasada campaña. La acabó Zidane sin reconducir un grupo sin hambre de éxito ni decoro para cerrar su mal año. Lo hizo con tres derrotas en las cuatro últimas jornadas ligueras, la peor de las rachas del técnico francés al mando del equipo. Rayo Vallecano, Real Sociedad y Real Betis sacaron provecho.

Tan solo en dos ocasiones más Zidane encadenó dos derrotas, algo que puede sufrir de nuevo si el Real Madrid no reacciona en casa del Sevilla. Precisamente fue el rival que propició la primera. Con un empate a tres tantos en el Sánchez Pizjuán en Copa antes de vencerle en LaLiga (2-1) y volver a caer en el torneo copero frente al Celta (1-2), resultado que no levantó y costó su eliminación en Balaídos.

Otro momento de crisis superado siempre con la conquista de la Liga de Campeones fue en octubre y noviembre de 2017, con la derrota con mala imagen ante un recién ascendido como el Girona en Montilivi (2-1) y frente al Tottenham en Londres (3-1) en la fase de grupos de la ‘Champions’.

Zidane siempre superó los malos momentos con unión con sus jugadores, que sacaron lo mejor de sí en la competición europea. LaLiga es la asignatura pendiente y el objetivo del técnico francés para encontrar una regularidad de la que luego sacar provecho en el resto de las competiciones.

Sin embargo, otra vez todo ha comenzado torcido para el Real Madrid. Sevilla, donde cayó en sus cuatro últimas visitas, y el derbi siempre duro ante el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano, donde ‘resucitó’ Santi Solari hace meses, se presentan como exámenes complicados para un equipo que recuperará, de momento, a Fede Valverde para paliar las ausencias en el centro del campo y que ve de cerca la vuelta de Isco Alarcón y Luka Modric, cuya importancia se siente en su ausencia. EFE

Recomendamos - Más de Honduras