El 'León Indomable' Samuel Eto'o pone rumbo a "nuevos retos" - Diario Deportivo Más
Connect with us

De Todo Un Poco

El ‘León Indomable’ Samuel Eto’o pone rumbo a “nuevos retos”

“The end, hacia un nuevo desafío”: así es como el delantero camerunés Samuel Eto’o, considerado como uno de los mejores jugadores africanos de todos los tiempos, anunció su retirada a los 38 años.

“Gracias a todos, big love, adrenalina”, escribió el exjugador del Real Madrid y del FC Barcelona en su cuenta de Instagram durante la noche del viernes al sábado. Unas palabras acompañadas de una foto de Eto’o vestido de negro y con gorro, sobre fondo del mismo color, y un halo de luz blanca iluminando su rostro.

“Necesito descansar. Corrí durante 24 años, creo que es tiempo de que disfrute con mi esposa y mis hijos”, declaró a la prensa el antiguo delantero desde Kinshasa (RD Congo), donde está invitado a participar este sábado en un foro económico.

“En unas semanas, en unos meses, ustedes me verán haciendo otra cosa”, añadió. ¿Entrenador?, ¿política en Camerún? La estrella declinó pronunciarse y anticipar su futuro.

Samuel Eto’o cosechó el oro en los Juegos Olímpicos (2000) y ganó dos Copas de África de Naciones (2000, 2002) con Camerún, competición en la que es el máximo goleador histórico (18 goles). Disputó cuatro Mundiales, entre 1998 y 2014, y fue cuatro veces elegido Jugador Africano del Año (récord junto al marfileño Yaya Touré).

Al igual que el mítico Roger Milla, es un ídolo absoluto en Camerún. Durante mucho tiempo capitán de los ‘Leones Indomables’, Eto’o utilizó a menudo su influencia en la selección y en las instancias para lograr sus reivindicaciones, aunque ello lo enemistó con algunos dirigentes y seleccionadores.

Hombre carismático, seguro de sí mismo y con las ideas claras, hace unos meses lanzó: “Hay mucha corrupción en África. El dinero de la CAF y de la FIFA debe ser gastado en infraestructuras y en los que ofrecen el espectáculo”.

– ‘Sextete’ –

Muchas veces pidió visibilidad para el fútbol africano y sus jugadores. Como cuando manifestó su disconformidad con el hecho de no haber sido justamente reconocido en Europa, no figurando en ningún podio del Balón de Oro, con el único consuelo en cuanto a galardones individuales del tercer puesto en el premio al Jugador FIFA de 2005…

Tras una infancia y una juventud complicadas, en la que llegó a vivir sin papeles en París, firmó su primer contrato profesional en el Real Madrid. El conjunto blanco lo cedió en varias ocasiones, sin llegar a darle continuidad.

Eto’o explotó en el Real Mallorca (2000-2004), pero fue en el Barcelona (2004-2009) y en el Inter de Milán (2009-2011) donde lograría sus mayores éxitos. Con el Barça conquistó la Liga de Campeones en 2006 y 2009, este último año sumó a su palmarés los seis títulos en juego, y un año después levantó la ‘Orejona’ con el Inter de Milán en el Santiago Bernabéu.

Desde Lombardía inició un final de carrera de trotamundos, con su paso por Rusia (Anzhi), Inglaterra (Chelsea, Everton), Turquía (Antalyaspor y Konyaspor) y Catar.

– ¿Papel en política? –

A lo largo de su carrera, el camerunés marcó 359 goles en 718 partidos, y fue seleccionado en 118 ocasiones, logrando 56 tantos, según el sitio especializado Transfermarkt.

¿Cuál es el nuevo desafío apuntado por Eto’o en su mensaje?

Eto’o, al frente de una fundación en África que lleva su nombre, ya señaló en el pasado su “sueño” de ser entrenador, y descartó cualquier ambición política, mientras muchos lo veían siguiendo los pasos del liberiano George Weah.

A mediados de julio, el presidente de la Confederación Africana de Fútbol (CAF), el malgache Ahmad Ahmad, anunció que Eto’o y Didier Drogba, leyenda marfileña recientemente retirado, se convertirían en sus “colaboradores”, con “funciones oficiales”.

“Didier Drogba reflexionará sobre la mejora del estatuto del jugador africano. Samuel Eto’o se encargará de las relaciones con las federaciones y las confederaciones”, precisó en rueda de prensa. Ese parece el primer paso del nuevo rumbo del ‘León Indomable’.

ybl/cn/iga/gh

Recomendamos - De Todo Un Poco