Vargas, técnico más constante en Liga Nacional - Diario Deportivo Más
Connect with us

Fútbol Nacional

Vargas, técnico más constante en Liga Nacional

Por: Geovanni Gómez

@pdeportiva5

A pesar de que el argentino Diego Vázquez, suma 12 temporadas continúas con el bicampeón nacional, Fútbol Club Motagua, su compatriota Héctor “León” Vargas del Marathón, acumula 16 campañas sin parar en el torneo de Liga Nacional, sumándole su trabajo con Victoria, Olimpia y los “verdolagas”.

No cabe duda de que los argentinos Vargas y Vázquez llegaron a Honduras para romper marcas, ya que el estratega de Motagua está a uno de empatar a Carlos “Zorro” Padilla de más títulos de la historia de la Liga y ya es el entrenador con más campeonatos en la escuadra azul con cinco, superando los cuatro que consiguió Ramón “Primitivo” Maradiaga.

Además “La Barbie” Vázquez tiene el bonito récord de 10 campeonatos ganados con los “azules”, cinco como jugador y los otros los hizo recientemente como técnico.

A pesar de lo anterior su paisano Vargas es el entrenador en la actualidad más constancia con 16 tornos consecutivos (8 años) dirigiendo en forma ininterrumpida, ya que no deja de trabajar desde el Clausura 2012 que fue contratado por el Victoria de La Ceiba, donde trabajó cuatro temporadas y fue subcampeón nacional.

Posteriormente fichó para Olimpia, ganando tres títulos de liga en siete torneos, además de una Copa Presidente. Ya con Marathón su actual equipo inició su quinta campaña donde ya fue campeón nacional y campeón de la supercopa Presidente.

22 AÑOS DE VARGAS EN HONDURAS:

El argentino Héctor Vargas es de los técnicos extranjeros más exitosos en Honduras no solo por sus cuatro títulos de Liga, uno de Copa Presidente y otro de Supercopa Presidente, sino porque en estos 22 años en Honduras también ha promocionado muchos jóvenes que hoy son figuras del fútbol nacional, dejando su huella por la confianza que ha mostrado al darle la oportunidad a estos talentos de los clubes donde dirigió.

Su debut oficial en Honduras fue con los “pumas” de la Universidad junto a Hermelindo Cantarero en el Apertura 1997-98, dirigiendo su primer partido en el estadio Roberto Martínez Ávila de Siguatepeque donde los “estudiosos” se impusieron 2-1 a los militares de Real Maya. Con esta escuadra estuvo dos campañas, en la primera los llevó a un honroso quinto lugar.

Su segunda casa en Honduras fue el Vida de La Ceiba, donde estuvo en tres campañas, la mejor fue en el Apertura 2000, donde se ubicó sexto lugar.

En Apertura 2002 y 2005 trabajó nuevamente para los “pumas” de la Universidad, pero ambos trabajos fueron modestos e incluso en el Apertura 2005 perdió seis de los ocho partidos que dirigió.

En el Clausura 2007 se le abren las puertas en el Platense donde hizo una modesta participación en dos temporadas sin lograr la liguilla, regresando al puerto en el Apertura 2010, donde se afincó por cuatro campañas, logrando en el Clausura 2010 un honroso tercer lugar que ya días no tenía el primer campeón nacional.

En el Clausura 2008 se trasladó al modesto Hispano de Comayagua, en tres campañas completas hizo su labor de mantener al equipo en Liga Nacional, además de promover nuevos valores.

Es sin duda el Victoria el equipo donde su labor comienza a ser apreciada en Clausura 2012, allí estuvo cuatro temporadas, donde además de promover nuevos valores llegó a la final contra Olimpia en el Apertura 2013, aunque no la ganó pero esa buena campaña les permitió representar a Honduras en la Liga de Campeones Concacaf.

Debido a esa buena faena, el recordado presidente del Olimpia, José Rafael Ferrari (QDDG) apostó por su trabajo, recomendándole que su labor era para renovar al plantel y buscar títulos con jóvenes lo que logró con creces, ya que en las siete temporadas estuvo en semifinales, logrando tres títulos de Liga en igual cantidad de finales y además fue el primer campeón de la Copa Presidente.

Después de casi cuatro años con Olimpia, ambas partes decidieron no seguir con el proyecto, pero no tardó en encontrar su nueva casa, el Marathón, donde disfruta del total apoyo del presidente Orison Amaya y toda la directiva porque en poco tiempo (dos años), ya los llevó a ganar una Liga y una Supercopa Presidente, pero además promoviendo nuevos valores que fortalecerán la estructura del cuadro más longevo del fútbol hondureño.

Recomendamos - Fútbol Nacional