Dani Ceballos, octavo jugador que militó en el Arsenal y el Real Madrid - Diario Deportivo Más
Connect with us

Fútbol Internacional

Dani Ceballos, octavo jugador que militó en el Arsenal y el Real Madrid

Dani Ceballos, recientemente cedido por el Real Madrid al Arsenal, es el octavo jugador en la historia que ha formado parte de la plantilla blanca y también de la de los gunners.

El andaluz, petición expresa del técnico español Unai Emery, jugará durante un año en el plantel del conjunto londinense para obtener un protagonismo mayor del que hasta ahora ha tenido en el Real Madrid y ampliar sus opciones de formar parte de la selección española para la próxima Eurocopa.

Ceballos sigue el camino que otros jugadores asumieron con anterioridad como el croata Davor Suker, el francés Nicolas Anelka. Jose Antonio Reyes, el brasileño Julio Baptista, el galo Lassana Diarra, el alemán Mesut Ozil o el togolés Emmanuel Adebayor.

Davor Suker

El delantero croata fichó por el Real Madrid en la temporada 1996-1997 después de recalar por 5 temporadas en el Sevilla.

En el conjunto hispalense se erigió como uno de los delanteros más letales de la liga española al anotar un total de 91 goles.

Con la camiseta blanca ganó la ansiada séptima Copa de Europa, una Liga, una Supercopa española y un Copa Intercontinental.

En el Mundial de Francia 1998 se proclamó máximo anotador del torneo, liderando a un generación de oro hasta las semifinales, donde perdió ante la anfitriona.

Tras tres temporadas defendiendo la camiseta del Real Madrid, Suker fichó por el Arsenal, donde solo jugó una temporada y anotó 11 goles.

Nicolas Anelka

Anelka llegó al Arsenal después de sorprender a Francia entera, donde debutó con el PSG con tan solo 16 años de la mano de Luis Fernández.

Tras la lesión de Ian Wright, jugador vital en el doblete del Arsenal, se convirtió en el delantero titular de Arsene Wenger.

Con la confianza de Wenger ya obtenida, anotó mas de 20 goles y se convirtió en el jugador joven más valioso del torneo.

Al termino de la temporada demandó un notable aumento de salario, algo que no gustó a la hinchada del Arsenal.

Fichó por el Real Madrid en 1999 siendo uno de los delanteros más prometedores del continente. Su participación para ganar la Octava Copa de Europa en París fue vital. Fichó posteriormente por el Chelsea tras deambular por el PSG, Fenerbahce y el Bolton.

José Antonio Reyes

“La Perla” Reyes llegó al Arsenal siendo una petición expresa del entrenador francés Arsene Wenger. El delantero aterrizó en Londres en el mercado de fichajes de la temporada 2003-2004, un año en el cual los “Gunners” ganaron la liga inglesa sin conocer la derrota.

Reyes formó parte de una plantilla histórica (la ultima en conseguir el trofeo liguero) en la cual destacaban Thierry Henry, Dennis Bergkamp, Patrick Viera, y Robert Pires.

Reyes, que había mostrado su interés por regresar a España, abandonó el conjunto londinense para recalar a préstamo una temporada en el Real Madrid, a cambio del brasileño Julio Baptista.

En el Madrid, el utrerano estuvo a la ordenes del italiano Fabio Capello y fue pieza importante de la conquista de la liga 2006-2007, con aquel milagroso final de campeonato con el gol de Raul Tamudo en el Camp Nou en la penúltima jornada, y el 3-1 al Mallorca la semana siguiente con dos goles suyos en su ultimo partido vistiendo la camisa del Real Madrid.

Julio Baptista

“La Bestia” Baptista firmó por el Real Madrid, proveniente del Sevilla, en una temporada donde los brasileños eran una gran mayoría en el vestuario merengue. Ese año, Baptista se encontró con Ronaldo, Roberto Carlos, Robinho y el entrenador Vanderlei Luxemburgo.

Tras una temporada sin títulos, el brasileño protagonizó un ‘cambio de cromos’ con José Antonio Reyes y emigró a Inglaterra para recalar en el Arsenal de Wenger.

El brasileño regresó al Real Madrid al año siguiente debido a que el Arsenal no ejerció su derecho a opción de compra.

En su regreso al equipo madridista, ahora entrenado por el alemán Bernd Shuster, desplegó su mejor fútbol, siendo una pieza importante en la conquista de la liga 2007-2008, donde marcó el gol de la victoria en un Clásico en el Camp Nou.

Lassana Diarra

El mediocampista parisino llegó al Arsenal proveniente del Chelsea de José Mourinho, donde fue elegido mejor jugador joven en la temporada 2005-2006.

Su contrato con el equipo del magnate ruso Roman Abramóvic finalizaba en el 2008, pero debido al interés de Arsene Wenger en contratarle, fue traspasado antes de que pudiera salir con la carta de libertad.

En el Arsenal, heredó el dorsal 8 del histórico jugador sueco Freddy Ljungberg, pero no rindió como se esperaba, motivo por el cual fue vendido al Portsmouth.

En el Portsmouth se convirtió en el líder del equipo, consiguiendo una buena clasificación en liga y obteniendo el título de la FA Cup, lo que le permitió fichar por el Real Madrid.

En la temporada 2008-2009 “Lass” (pidió que le llamaran así al coincidir en la plantilla con Mahamadou Diarra) encadenó 19 partidos de liga como titular y se metió a la hinchada al bolsillo por sus constantes recuperaciones.

En el equipo merengue disputó un total de 116 encuentros, anotando un solo gol.

Mesut Ozil

Ozil fichó por el Real Madrid después de ser una de las grandes revelaciones del Mundial de Sudáfrica 2010. El alemán llegó a la capital española proveniente del Werder Bremen y rápidamente se hizo con un puesto el 11 titular del portugués José Mourinho.

En el Madrid se erigió como un futbolista con un brillante futuro y por momentos llegó a ser uno de los futbolistas más queridos por la afición madridista.

Vistiendo los colores del Madrid ganó una Copa del Rey, una Liga y una Super Copa de España.

Con la llegada de Carlo Ancelotti y Gareth Bale en la temporada 2013-2014 al conjunto merengue, Ozil es traspasado al Arsenal y se convierte en la venta más cara de la historia del Real Madrid hasta ese momento.

Emmanuel Adebayor

El delantero togolés recaló en el Arsenal después de que el equipo inglés pagará 3 millones de euros al Monaco. En los ‘gunners’ Adebayor jugó 142 partidos y anotó 62 goles, siendo el perfecto complemento para Thierry Henry en el frente de ataque.

Su gran rendimiento en el equipo de la capital de Inglaterra le otorgó la oportunidad de fichar por el Manchester City, que ya por aquel entonces empezaba a meter miedo al resto de Europa con sus astronómicos fichajes.

En el equipo ‘citizen’ no gozó de la total confianza del italiano Roberto Mancini, ya que solo disputó algunos partidos de poca trascendencia.

En el mercado de fichajes de invierno, es cedido al Real Madrid de José Mourinho por el resto de la temporada. En el vestuario le apodan “Manolito” y rápidamente se convierte en uno de los favoritos de la grada por su gran carisma.

El togolés ganó su primer y único titulo al ganar en la final de la Copa del Rey al FC Barcelona de Pep Guardiola por 0-1.

Al final de la temporada, volvió a Manchester, ya que el Madrid no hizo efectiva su opción de compra, y fue nuevamente cedido al Tottenham Hotspur. EFE

Recomendamos - Fútbol Internacional