Connect with us

Fútbol Internacional

Brasil y Argentina, un reencuentro con sabor a final ¿Quién es el papá?

“Brasil, decime que se siente, tener en casa a tu papá”, canta la hinchada de Argentina cuando visita a su eterno rival del fútbol. Ahora se cruzarán en semifinales de la Copa América-2019 este martes, en un torneo donde la paternidad depende del ojo que lo mire.

En la antesala de este choque de titanes, el palmarés de ambos favoritos se repasa con fruición. Es la batalla de once contra once más esperada en el fútbol sudamericano, una final adelantada que el vencedor restregará en el rostro de su adversario.

Esta es la primera vez que la Canarinha llega a semifinales sin haber recibido un gol en contra durante el juego. De las sobrevivientes en el torneo, es la zaga que hasta ahora no ha sido batida en los 90 minutos del partido.

El equipo ha ido de menos a más con un tridente ofensivo que atropelló 5-0 a Perú pero al que le cuesta vulnerar defensas cerradas. Tanto así que el choque con Paraguay en cuartos de final acabó en penales, que vencieron 4-3.

A falta de Neymar, fuera por lesión, ha surgido la figura de Everton, atacante del Gremio.

Argentina por su parte, empezó con tropezones: perdió 2-0 contra Colombia, se enredó 1-1 con Paraguay, resucitó 2-0 ante Catar y venció después en cuartos de final por igual marcador a Venezuela, colocándose en semifinales.

“Es difícil decir un favorito entre Argentina y Brasil, y más en esta Copa América, donde cualquiera le puede ganar cualquiera”, confiesa el propio Lionel Messi.

“Les tenemos respeto, sabemos lo que significa Brasil, más siendo locales, vienen haciendo un gran desgaste, les costó pasar, pero tiene jugadores desequilibrantes”, agregó.

En 105 años de rivalidad, Brasil ha tenido a Pelé y Argentina a Maradona. Ambas superpotencias continentales han chocado en 110 partidos, aunque cinco de ellos no los reconoce la FIFA.

Y están a la par: 42 victorias para cada equipo y 26 empates; con 176 goles para Argentina por 171 de Brasil.

Según la FIFA serían 105 clásicos, con 41 victorias para Brasil, 38 para la Albiceleste y 26 igualdades.

Con más copas y con el mejor

Argentina tiene en su haber 14 títulos de Copa América y es el más ganador del torneo, frente a 8 de Brasil, pentacampeón mundial.

Aunque la última vez que se hizo del trofeo fue en Ecuador 1993. Luego ha perdido las finales de Venezuela-2007 -contra Brasil- además de las de Chile-2015 y la Copa Centenario de EEUU-2016, ambas contra La Roja en penales y pese a contar con el mejor jugador del mundo en su equipo.

Argentina tiene a Lionel Messi, quien no ha tenido un desempeño feliz vistiendo la albiceleste.

En este torneo aún no ha despertado pero, si lo hace ante Brasil, puede poner en aprietos a la zaga de Thiago Silva y Marquinhos.

En el Mineirao

Cuando el torneo se llamaba Campeonato Sudamericano, Argentina venció en una final a Brasil por 2-0, en 1937, en duelo de desmpate.

Desde 1975, donde empezó a llamarse Copa América, ambas escuadras se han visto en una final solo en dos ocasiones: Perú-2004 y Venezuela-2007, con triunfos brasileños, el primero por penales y el segundo 3-0.

Ese fue el octavo y último trofeo continental de Brasil, que jamás ha perdido el torneo en casa. En tanto, Argentina, siendo sede, los ganó en seis ocasiones y no consiguió hacerlo en 1916, 1987 y en 2011. En todos ellos el campeón fue Uruguay.

En todos esos casos fueron los charrúas los que se llevaron la Copa. La celeste tiene 15 trofeos y es la mayor campeona del continente.

Este martes, frente a Argentina, Brasil volverá a un estadio que les trae ingratos recuerdos. En el Mineirão de Belo Horizonte, la Canarinha fue derrotada 7-1 por Alemania en la Copa del Mundo-2014, el mayor vejamen que hayan podido sufrir en casa, junto al Maracanazo de 1950.

Aunque Brasil ya ha batido a la Albiceleste en ese campo después de la tragedia: Con goles de Coutinho, Neymar y Paulinho venció por 3-0 en 2016, durante las eliminatorias al Mundial de Rusia-2018, espantando un poco la maldición.

Este martes a la 21H30 locales (00H30 GMT del miércoles), se verá si la maldición ya se terminó de ir. AFP.

Recomendamos - Fútbol Internacional

s