Connect with us

Fútbol Internacional

Francia ante el gigante estadounidense en el duelo esperado del Mundial femenino

El duelo entre Francia-Estados Unidos del viernes en París tiene aires de final. Este partido de cuartos del Mundial femenino (19H00 GMT) suscita una atracción sin precedentes por el fútbol de mujeres en el país galo.

Las ‘Bleues’ han conseguido récords de audiencia televisiva inimaginables hace unos meses. El último encuentro de las francesas, en octavos contra Brasil (2-1), fue seguido por doce millones de personas.

Tras superar la primera fase ganando sus tres partidos y a Brasil en la prórroga en octavos ahora les llega la verdadera prueba de fuego ante la potencia de la especialidad, Estados Unidos, ganadora de tres títulos mundiales y cuatro oros olímpicos.

Francia sufrió para ganar a Brasil, pero lo mismo le pasó al Goliath estadounidense en octavos contra España, y solo dos penales, uno al final del partido, dieron el triunfo a las norteamericanas (2-1).

“Es el partido de referencia. Inconscientemente, todos teníamos este encuentro en la cabeza desde el sorteo. Tenenos que ser honestos y reconocer que desde diciembre todos estábamos obnubilados por este partido de cuartos contra la primera potencia mundial”, reconoce Philippe Joly, entrenador adjunto de Francia.

– Presión para ambos –

Megan Rapinoe, la veterana capitana de Estados Unidos, que marcó los dos penales que dieron la victoria a su equipo contra España, es consciente de que este partido hará explotar de nuevo los récords de audiencia en Francia.

“Es el partido que todo el mundo esperaba. Estoy seguro que será un encuentro para recordar. Estamos impacientes por disputarlo”, declaró la centrocampista californiana, que cumplirá 34 años la próxima semana.

La seleccionadora inglesa de Estados Unidos, Jill Ellis, también sabe la importancia de este partido para el fútbol femenino.

“Era el partido que todos esperábamos. Va a ser excitante. Jugando este tipo de partidos es cuando una disfruta más. Una se hace deportista profesional para vivir este tipo de partidos. Será un partido fantástico y un gran espectáculo”, afirmó.

Francia, además, tendrá el desafío de superar los cuartos de final, una instancia que se ha atragantado a casi todos los organizadores de Mundiales en el pasado.

China, por dos veces, Suecia, Alemania y Canadá cayeron en cuartos en los Mundiales que organizaron. Solo Estados Unidos, campeona en 1999 y tercera en 2003, en su suelo, rompió esa tradición.

La euforia francesa tendrá en Estados Unidos una montaña dura de escalar.

Las norteamericanas siempre han subido al podio en las siete ediciones de Mundiales, mientras que en los Juegos han ganado cuatro oros y una plata en seis torneos, siendo el quinto puesto de Rio-2016 su peor resultado.

– Morgan, baza estadounidense –

Pero una derrota ante Francia significaría su peor revés en la corta historia del Mundial femenino, algo imprevisto para un equipo que lleva veinte goles en cuatro partidos, gracias sobre todo al 13-0 contra Tailandia, un récord en la historia del evento.

Contra Francia, se espera la resurrección de Alex Morgan, máxima goleadora del torneo, con cinco tantos, todos marcados en el debut contra Tailandia. Después, la delantera se ha quedado muda de cara al gol en los otros tres partidos.

Algo poco habitual en Morgan, que ha marcado 33 goles en los últimos 38 partidos con su selección.

Francia, cuarta del ránking de la FIFA, y con un cuarto puesto en 2011 como mejor resultado en un Mundial, quiere inspirarse en aquella selección masculina liderada por Zinedine Zidane que en 1998 ganó el título como local.

Para ello, el peor obstáculo le llega en cuartos de final, ante un equipo norteamericano al que derrotó en un amistoso en enero en Le Havre por 3-1.

Para ganar otra vez, Francia confía en el esqueleto del Lyon, vencedor de la última Liga de Campeones, liderado por la centrocampista Amandine Henry, exjugadora del Portland Thorns y autora del gol ganador contra Brasil en octavos.

Dos grandes equipos, Francia y Estados Unidos, y un escenario histórico, el Parque de los Príncipes, para una bella página en la historia del fútbol femenino.

Recomendamos - Fútbol Internacional

s