Connect with us

De Todo Un Poco

Por huelga de jugadores se posponen en Chile partidos de primera división

Foto: @ColoColo

Una huelga declarada por el Sidicato de Futbolistas Profesionales (Sifup) de Chile obligó a posponer dos partidos de primera división aplazados anteriormente y que debían jugarse el domingo, según informaron los dirigentes del fútbol local.

Se trata de los partidos Everton-Cobresal, correspondiente a la sexta jornada del torneo, y Universidad Católica-Unión Española, de la decimocuarta jornada.

Esta última se disputó la semana pasada y los dos partidos pendientes debían jugarse para que el torneo comenzara oficialmente un receso hasta el término de la próxima Copa América de Brasil.

Durante el receso, los clubes podrán fichar algunos jugadores, pero estarán imposibilitados de hacerlo mientras no se jueguen los dos partidos pendientes.

La Universidad Católica es el líder de la clasificación, con 31 puntos, mientras la Unión Española está en el tercer puesto con 24, en tanto que el Everton, con 13 puntos, y el Cobresal, con 12, se debaten en los últimos lugares.

En principio, la Asociación Nacional de Fútbol Profesional había autorizado que, debido a la huelga, todos los partidos del fin de semana, cuando se juegan también encuentros de la Primera B y de segunda división, se jugaran con juveniles, a lo que se negaron los clubes de primera.

Ello, porque “se trata de partidos reprogramados, que vienen de jornadas anteriores, cuando los demás equipos de primera división dispusieron de planteles completos, dijo Rodrigo Robles, gerente de Ligas de la ANFP, al confirmar el nuevo aplazamiento de ambos partidos.

“Llegamos al acuerdo con los clubes de hacer esta reprogramación para tratar de mantener el equilibrio deportivo. La idea es mantener la equidad de toda la competencia”, añadió.

Aseguró el funcionario que los partidos se volverán a programar al más breve plazo.

El sindicato convocó a la huelga por un conflicto entre el club Naval y la ANFP, que se ha negado a incorporar a este club al torneo de segunda división por supuestos incumplimientos en el pago de sueldos y del pago de ciertas garantías que se exigen a los clubes que ascienden de categoría, además de una antigua deuda que mantiene con el ente rector del fútbol chileno.

El club asegura que ha cumplido las exigencias y ha encontrado el apoyo del sindicato de jugadores. EFE

Recomendamos - De Todo Un Poco

s