Pineda y Velásquez, dos tipos diametralmente opuestos manejarán el arbitraje catracho - Diario Deportivo Más
Connect with us

Más de Honduras

Pineda y Velásquez, dos tipos diametralmente opuestos manejarán el arbitraje catracho

La salida de Pedro Rebollar, al frente de los árbitros hondureños es un hecho, el mexicano viajará a su país una vez finalizado el Torneo Clausura, dejando muchas dudas sobre su aporte a los silbantes catrachos que en los últimos tiempos se han visto envueltos en la polémica.

No hay que esperar para enterarse quienes serán los “capos” del arbitraje a partir de junio. El exasistente internacional Oscar Velásquez, actual miembro del Comité Ejecutivo de la Fenafuth, será el presidente de la Comisión de Árbitros, mientras tanto el excentral Benigno Pineda, mandará en la Comisión Técnica, ambos tendrán el poder sobre los jueces.

Velázquez y Pineda, dos tipos con perfiles diametralmente opuestos intentarán mantener la armonía dentro de un gremio que en los últimos años ha sido objeto de múltiples cuestionamientos.

Velázquez, es ingeniero de profesión, un hombre de bajo perfil, casi siempre alejado de las polémicas, caso contrario a Pineda ya que el santabarbarense estuvo constantemente en el ojo del huracán por sus actuaciones.

El exasistente fue árbitro FIFA desde 2008 hasta 2018 cuando anunció su retiro. Además tuvo un amplio recorrido en torneos internacional participando en Copa Oro, premundiales y partidos eliminitarios rumbo a Rusia 2018, donde generalmente tuvo buenas participaciones.

Todo lo contrario de Pineda, acostumbrado siempre a estar bajo cuestionamientos y ser un reconocido olimpista.

El exsilbante internacional se vio envuelto en una serie de polémicas. En mayo del 2006 la final que enfrentó a Olimpia y Victoria, que significó el título para los albos terminó con Jorge Pineda, en aquel tiempo entrenador de los ceibeños increpando fuertemente a al santabarbarense luego que éste no pitó un penal evidente a favor de los suyos.

La jugada fue así, un pelotazo largo fue tocado claramente con la mano por el zaguero Milton Palacios, el asistente Reynaldo Salinas, ahora comentarista deportivo, levantó la bandera para señalar la falta, pero Pineda se hizo de la “vista gorda”.

En mayo de 2011, Pineda sancionó un saque de banda inexistente a favor de Olimpia y de ahí se produjo el gol que le dio a los merengues el pase a la final pasando sobre Marathón.

Más tarde en junio de 2012 el silbante fue acusado por los salvadoreños de favorecer a los mexicanos en un duelo eliminatorio rumbo a Brasil 2014. Los aztecas se impusieron 2-1.

Recomendamos - Más de Honduras