Monterrey vence a Tigres y se corona campeón de la Concachampions - Diario Deportivo Más
Connect with us

Fútbol Internacional

Monterrey vence a Tigres y se corona campeón de la Concachampions

El Monterrey de México se proclamó campeón de la Liga de Campeones de la Concacaf-2019 al empatar 1-1 con los Tigres en el partido de vuelta de la final jugado en el estadio Bancomer en Monterrey.

El argentino Nicolás Sánchez puso en ventaja a los ‘Rayados’ del Monterrey con un penal al minuto 26. El francés André-Pierre Gignac emparejó por los Tigres con un remate de fantasía al 85.

Monterrey tuvo un mejor desempeño en el primer cuarto de hora con la defensa bien ensamblada y con los colombianos Dorlan Pabón y Avilés Hurtado insinuando sus primeras intenciones ofensivas.

Sobre el minuto 16, la mala fortuna se dejó sentir en el área de los Tigres. El defensa Carlos Salcedo desvió con la cabeza un servicio de Pabón. La pelota iba al arco de no ser por el manotazo que le dio el portero argentino Nahuel Guzmán.

Al 23, la misma fortuna le sonrió a los ‘Rayados’ del Monterrey con un penal dudoso por un contacto de Luis Rodríguez sobre Rodolfo Pizarro que le había escondido la pelota entre los pies.

Sánchez tomó la pelota para cobrar el castigo y con serenidad la tocó a ras de pasto y ligeramente a la derecha del ‘Patón’ Guzmán que se lanzó al lado contrario. Así cayó el 1-0.

– Control –
El gol despertó la ambición del Monterrey que en un desdoble veloz llegó al área donde Guzmán le tapó el remate al delantero argentino Rogelio Funes Mori.

En un par de intentos discretos por empatar, Carlos Salcedo mandó dos balones desviados: un remate de cabeza y un disparo desde fuera del área.

Fue un primer tiempo complicado para los delanteros felinos: el ecuatoriano Enner Valencia y el chileno Eduardo Vargas no tuvieron un solo balón a modo en zona de definición.

Vargas ya no regresó a la cancha para la segunda mitad. En su lugar apareció Gignac para ser referencia en el área.

Los Tigres comenzaron a buscar al francés que estuvo a punto de lograr el empate al 56 con un remate de cabeza que exigió el vuelo y la atajada del guardameta argentino Marcelo Barovero.

Con media hora por delante, los ‘Rayados’ cambiaron a línea de tres centrales y permitieron que los felinos tomaran la iniciativa.

Al 70, los Tigres se salvaron del segundo gol del Monterrey por un disparo bombeado que Funes Mori sacó al ver adelantado al ‘Patón’ Guzmán; la pelota hizo una parábola espectacular y se estrelló en el travesaño.

El balón volvió al campo y Jesús Gallardo pudo matar a los felinos, pero el tiro se fue por encima del arco.

– Gignac, el de siempre –
Monterrey se defendía ante los embates felinos y salía en contragolpe como al 75 cuando Pabón se plantó en el área y fusiló a Guzmán que aguantó a pie firme y desvió el remate.

El desenlace del juego se tornó dramático en la recta final cuando Gignac se tendió dentro del área para conectar un remate de tijera a segundo palo para vencer a Barovero y firmar el 1-1.

La desesperación se desató en la banca felina ante el paso del tiempo y un conato de bronca se soltó a un costado del campo sin que pasara a mayores.

Tigres terminó volcado al frente y Barovero sacó el oficio para congelar el balón en cuanto le llegaba a las manos.

De esta manera, el Monterrey ganó la serie con marcador global de 2-1 y se adjudicó la Liga de Campeones de la Concacaf por cuarta vez en su historia. Antes lo logró en las temporadas 2010-11, 2011-12 y 2012-13.

Los Tigres perdieron la final de la Concacaf por tercera ocasión como sucedió en las ediciones 2015-16 y 2016-17. AFP

Recomendamos - Fútbol Internacional