Luchadora de MMA pega paliza a un hombre que se masturbaba en playa de Brasil - Diario Deportivo Más
Connect with us

Boxeo

Luchadora de MMA pega paliza a un hombre que se masturbaba en playa de Brasil

Foto: @correio24horas

“Me quedé con miedo de haberle pegado demasiado”, dijo Joyce Vieira, más conocida en el mundo de las artes marciales mixtas como ‘Princesa Fiona’, después de enfrentarse a un hombre al que pilló masturbándose en público en una playa de Rio de Janeiro.

La noticia con algunas fotos ha corrido rápido por internet y Joyce está siendo calificada de “icono” y “diosa”. Algo que va en cierto modo ligado a su apodo sobre el ring, ‘Princesa Fiona’, la musa del ogro Shrek.

Suele entrenar contra hombres de 65 a 90 kilos pero, fuera del tatami, nunca había usado la experiencia que tiene en artes marciales como jiu-jitsu (es cinturón azul), muay thai (cinturón azul marino) y boxeo inglés (nivel amateur). Jamás tiró de sus conocimientos nunca antes fuera de un combate hasta esta semana, cuando una amiga y ella fueron sorprendidas por un hombre en la playa en medio de una sesión de fotos. En un primer momento, Joyce vio al hombre, aún no identificado por la policía, y creyó que él esperaba a alguien de la familia.

“Cuando me fijé mejor en él, vi que estaba como estaba: con el pantalón bajado, de pie. Por el camino pasa gente a todas horas, incluso niños”. La luchadora dijo que intentó dialogar con él: “Tío, ¿estás de broma? Guárdate eso ahí”. Según Joyce, el hombre estaba con el pene “visiblemente erguido, haciendo ruidos y gimiendo”.

No paró ni cuando vio a las dos amigas a cosa de dos metros de distancia. “Continuó masturbándose y añadió: ‘¿por qué? ¿no te gusta? Ven aquí’”. Ahí, Joyce admite que perdió los papeles: “después de ese ‘ven aquí’ fui a por él muy rápido, no pensé en nada, entré en estado de éxtasis porque verdaderamente fue algo muy surrealista. Normalmente, a las personas que pillas haciendo cosas así enseguida lo niegan, ‘no,no’. Él no, él siguió”. Sus piernas lucían rojas de todas las patadas que le pegó. Recibió un puñetazo de vuelta. “El golpe me dio más rabia todavía, quería matarlo, molerlo a palos”.

Joyce mide 1,75 metros y pesa 70 kilos, pero en temporada de combates baja su peso hasta en 10 kilos para poder competir. Su ídolo es la brasileña Cris Cyborg, luchadora de UFC.

“Desde pequeña siempre fui fan de la lucha. Desgraciadamente no puedo vivir de ella, pero me entreno al máximo para estar preparada cuando llegue la oportunidad”. Trabaja como vendedora de ropa, promotora, peluquera y venta de inmuebles.

El enfrentamiento con el hombre tuvo dos cosas positivas: primero, detener a un exhibicionista y, segundo, las invitaciones que le empezaron a llegar de eventos de MMA. “Cuando ese tipo vio que iba a pegarle de verdad, empezó a gritar. Un chico se metió por medio y él aprovechó para correr”. Ella prestó denuncia en comisaría.

En las artes marciales, dice Joyce, a los luchadores se les enseña a no pelear en las calles, “pero no quería dejar de golpearle, no”. (Yahoo/deportes)

Recomendamos - Boxeo