Connect with us

Más de Honduras

Clásico sin favorito

La jornada 16 del Clausura 2018-2019 se comienza disputar esta noche con el gran clásico entre Real España y Olimpia en el estadio General Francisco Morazán, mientras en El Progreso, en duelo por la permanencia, el Honduras se juega una de sus últimas cartas ante los “lobos” de la UPNFM. La jornada se completa mañana domingo con el clásico de las emes entre Motagua y Marathón en Tegucigalpa. Los otros dos partidos tienen que ver con el descenso, ya que en La Ceiba, el Vida espera al Real de Minas, mientras en Juticalpa, el equipo local recibe al Platense.

REAL ESPAÑA -OLIMPIA

Real España y Olimpia puede ser una final adelantada, ambos equipos juegan bien, son generosos con su fútbol ofensivo y tienen dos buenos planteles dirigidos por viejos zorros del fútbol internacional como el colombiano Carlos “Piscis” Restrepo y el uruguayo “Manuel” Keosseián.

Los “albos” ya no son la sombra del equipo mediocre del torneo anterior en cuanto a nivel de juego, ahora con una mixtura de jugadores jóvenes y de experiencia hacen soñar a su afición con ganar la Copa XXXI, pero van paso a paso y ganando hoy prácticamente se agencian las vueltas y clasifican directamente a semifinales con gran opción de volver a la final ya que dos resultados iguales lo avanzan para buscar esa ansiada copa que se les niega desde hace cuatro torneos.

Real España por su parte ha tenido altos y bajos, pero ya Restrepo va encontrando su once ideal, por lo que bien acoplados pueden ser un rival muy difícil para cualquiera porque saben plantarse bien y jugar como sueñan sus aficionados.

El duelo de hoy puede ser muy emotivo de goles, acciones de peligro en ambas porterías, pero sobre todo debe ser una fiesta deportiva en paz y llena de alegría dentro y fuera del estadio sampedrano.

HISTÓRICO

Real España suma tres partidos sin ganarle al Olimpia en el estadio General Francisco Morazán, no lo hace desde el 3 septiembre 2017, con goles de Domingo Salazar y Patrick Palacios.

HONDURAS PROGRESO – LOBOS

Honduras Progreso ha vivido un calvario todo el Clausura, después de hacer un modesto apertura quedando a un paso de la liguilla, el equipo se vino abajo, la salida inesperada del técnico Mauro Reyes y algunos jugadores, más la crisis económica que viven ha provocado el derrumbe de un club que ha llenado tardes y noches de alegrías en el fútbol nacional. La crisis es obvia, tres partidos les separan el descenso o quedarse de milagro como hace un año cuando lo evadieron ante el descalabro del Real Sociedad de Tocoa.

Hoy que reciben a los “lobos” de la UPNFM no pueden darse el lujo de ceder un solo punto, ya que si lo hacen prácticamente le dicen adiós a la Liga Nacional.

El partido no es sencillo, los “lobos” necesitan sumar para ubicarse mejor en la liguilla, ya que están amenazados por el Platense. En ese sentido ese rumor que el doctor Salomón Nazar no quiere ganarle al Honduras de su sobrino Elías Nazar, puede quedar en eso o simplemente un mal pensamiento porque ante todo la dignidad y honorabilidad de una familia que le ha dado mucho al fútbol en lugar de quitarle.

Ojalá que el aficionado progreseño llene el estadio Humberto Micheletti y que le demuestren a sus jugadores que si quieren seguir viendo juegos de Liga nacional en ese recinto deportivo.

Recomendamos - Más de Honduras

s