Connect with us

De Todo Un Poco

¿Jugar o no jugar?: Apagones fracturan al fútbol venezolano

La orden de la Liga y la Federación Venezolana (FVF) es jugar, pero los futbolistas han pedido públicamente parar partidos por la falta de condiciones ante los masivos apagones que sufre el país. La situación amenaza con fracturas.

La Asociación de Futbolistas Profesionales de Venezuela solicitó en un comunicado la suspensión de encuentros en la jornada del pasado fin de semana en los lugares donde no estuviesen “dadas las condiciones por los problemas del sistema eléctrico, agua y/o demás servicios”.

Sin embargo, todos los compromisos pautados por el Torneo Apertura-2019 se disputaron, incluso en ciudades como Maracaibo (capital del petrolero estado Zulia, noroeste), donde la crisis se vive con especial rigor.

La agenda, además, se mantiene inamovible en las siguientes fechas.

La Liga y la FVF determinaron que los encuentros se celebraran en horarios diurnos, pero el viernes pasado se fijó para las 18H00 locales el enfrentamiento entre Zamora y Lala FC.

Cuando el cronómetro marcaba el minuto 39 en el estadio La Carolina de Barinas (oeste) y empezaba a anochecer, un súbito apagón obligó a parar las acciones.

El partido se reprogramó para el sábado. Comenzó de nuevo desde el primer minuto y un jugador de Lala, el mediocampista Yorvin González, sufrió una lesión de ligamentos en la rodilla derecha.

En pleno apagón, empezó la búsqueda de un centro de salud que contara con planta eléctrica propia. “Fueron momentos de angustia”, dijo a la AFP Del Valle Rojas, entrenador del club.

“Se va la luz, se va el agua, el jugador no descansa bien (…). Es difícil trabajar en esta situación”, expresó Rojas.

González, de 24 años, pudo ser finalmente atendido. Con la pierna enyesada, viajó 14 horas por carretera entre Barinas y Puerto Ordaz, junto con el resto del plantel.

– Boicot y temor a sanciones –
Un momento álgido se vivió el 10 de marzo, cuando jugadores del Zulia y el Caracas boicotearon un partido, negándose a jugar.

Tras sonar el pitazo inicial en el estadio ‘Pachencho’ Romero de Maracaibo, con camerinos sin luz ni agua, los futbolistas se quedaron de pie sobre la cancha, sin moverse, durante un minuto. Después se limitaron a mover la pelota de lado a lado sin atacar a sus contrincantes.

Así transcurrieron los 90 minutos reglamentarios, con un empate 0-0.

“No hay condiciones para que haya fútbol”, escribió entonces en Twitter el centrocampista Evelio Hernández, uno de los futbolistas de mayor jerarquía en el Zulia.

La semana pasada, la FVF dejó sin efecto el partido y citó a declarar a los dos técnicos, Francesco Stifano y Noel Sanvicente, y a los dos capitanes, Leo Morales y Rubert Quijada.

No ha emitido un dictamen definitivo, pero fuentes de los equipos comentaron a la AFP que temen que el procedimiento termine con sanciones económicas y deportivas. El duelo, de ratificarse la decisión federativa, terminará repitiéndose.

– ¿Humano? –
Una de las mayores estrellas de la Liga, el delantero Richard Blanco, ha alzado su voz para pedir que se reconsidere la decisión de jugar.

“Como profesional no considero humano ir a enfrentar a un equipo que no ha tenido las condiciones necesarias para prepararse”, escribió en redes sociales antes del partido del sábado entre su equipo, Mineros de Guayana, y Caracas. Blanco ha difundido fotos y videos de instalaciones a oscuras antes de los choques.

El cotejo, de todos modos, acabó por disputarse, con triunfo 4-2 del cuadro capitalino.

El nombre del ariete, habitual en las convocatorias, desapareció de la lista de viajeros anunciada originalmente por Mineros, aunque al final fue incorporado a la expedición negriazul.

Los apagones han tenido impacto en competencias internacionales. El pasado 7 de marzo, cuando comenzó la cadena de fallas eléctricas, el partido entre Deportivo Lara y Emelec de Ecuador por la Copa Libertadores debió posponerse hasta el día siguiente por un corte de energía en la ciudad de Barquisimeto. AFP

Recomendamos - De Todo Un Poco

s