Connect with us

Boxeo

Mucho respeto y determinación entre ‘Canelo’ y Jacobs

Los pergaminos son impresionantes. El respeto mutuo no se pone en duda. La determinación está por las nubes.

¿Así que por qué la pelea de unificación del título mediano entre Saúl “Canelo” Álvarez y Daniel Jacobs será un clásico? ¿El combate del año?

Si se lo preguntan a ambos campeones, no titubean en advertir que eso es lo que se verá el 4 de mayo en Las Vegas. Y aunque eso sea para darle publicidad al pleito, hay una aureola que rodea a este enfrentamiento.

“Es un peleador que ha tenido una vida dura, de una personalidad fuerte”, dijo Álvarez el jueves sobre Jacobs, a quien le apodan el “Hombre Milagroso”.

Jacobs superó una batalla al cáncer de huesos para volver al cuadrilátero.

“Es perseverante. Eso lo hace un peleador con más ganas de ganar, eso es complicado también y es cuando se hacen las buenas peleas”, añadió la estrella mexicana en una entrevista con The Associated Press. “Pero eso me agrada, porque yo tengo la misma mentalidad”.

Con 28 años, Álvarez es considerado el mejor del momento. Sus combates épicos contra Gennady Golovkin — un empate y una reñida victoria, con una tercera pelea como posibilidad — son los momentos más destacados de su foja de 51-1-2 con 35 nocauts.

Se proclamó campeón mundial en tres divisiones distintas tras noquear a Rocky Fielding en tres asaltos para atrapar el cetro supermediano de la AMB en diciembre. Ahora regresa a su división ideal. Y la de los medianos está cargada de rivales de cuidado.

Jacobs, de 32 años, era el oponente lógico, y eso es positivo para el boxeo, al considerar que la lógica rara vez incide a la hora de determinar los enfrentamientos. Desde que se batió a 12 asaltos con “Triple G” Golovkin y perdió una estrecha decisión hace dos años, Jacobs cuenta con tres victorias y se apoderó del cetro de la FIB. El añadir los cinturones de la AMB y CMB de Álvarez le entusiasma pero no es la única motivación para el oriundo de Brooklyn.

“Nunca me aburro de inspirar a la gente y contarle mi historia”, dijo a la AP. “Los extraños, gente que me cruzo en los aeropuertos al viajar, reaccionan fascinados porque es una historia alentadora. Me siento bendecido por recibir una segunda oportunidad para vivir y tener una carrera, y ese es el mensaje que quiero llevar al mundo. Eso es especial, y quiero inspirar a más gente”.

La pelea será en la víspera del feriado del Cinco de Mayo, fecha especial para los mexicanos que residen en Estados Unidos. Álvarez valora la oportunidad de subirse al ring “para hacer sentir orgulloso a mi país, mi familia, mi fanáticos”,

Pero sabe que un mano a mano con Jacobs será exigente.

Le encanta el reto.

“Es un peleador muy completo que sabe manejarse muy bien en el cuadrilátero, con toda su experiencia y muchas habilidades”, comentó Álvarez, resaltado que ha estudiado el video de muchas de las peleas de Jacobs para analizar a un rival estadounidense que le saca tres pulgadas (7,5 centímetros) de altura. “Sabe cambiar de zurdo a la derecha. Pelea de ambas guardias. Eso puede complicar la pelea. Todo indica que va a ser la pelea del año”.

También estudia sus propias peleas.

“Siempre que veo una de mis peleas, veo los errores que cometí. Obviamente veo lo bueno, pero no me enfoco tanto en eso. Me enfoco más en los errores que cometí para no repetirlos”, dijo Álvarez.

“Soy un peleador que le gusta aprender, me preocupo por aprender. Cada pelea me gusta mejorar, aprender, hacer cosas nuevas. No pierdo la ilusión de seguir aprendiendo”, añadió.

Las fallas de Álvarez han sido pocas desde que perdió por decisión ante Floyd Mayweather en 2014, una pelea en que Canelo reconoce que aún no estaba curtido, pese a que ya había obtenido dos cetros superwelter. Ha crecido más desde entonces, y solo Golovkin ha podido poner en aprietos al mexicano en los últimos cuatro años y medio.

Jacobs le ofrecerá un desafío de cuidado en la pelea que forma parte del contrato de Álvarez con DAZN, el servicio de streaming, de 365 millones de dólares por 11 combates.

“Soy alguien que entiende el boxeo y lo que se necesita para ser uno de los grandes. Esta es mi oportunidad y tengo el objetivo entre ceja y ceja. Canelo siempre da pelea con lo mejor que tiene, y yo también. Está acostumbrado a los grandes momentos y esto para mí lo significa todo. Mi plan es tomar la iniciativa y robarme el show”. AP

Recomendamos - Boxeo

s
error: Contenido tiene derechos de autor - Diario Deportivo Más !!