Connect with us

Previa

Buena prueba en el Sánchez Pizjuán para el líder a cuatro días del Clásico

Barça tiene una buena prueba para disipar las dudas generadas a cuatro días de disputar un nuevo Clásico, y en el Sánchez Pizjuán puede dar un importante paso para consolidar el liderato, aunque se encontrará a un Sevilla con ganas de limpiar la dolorosa eliminación de la Copa ante los azulgranas.

Los sevillistas vencieron hace un mes en el torneo copero en este mismo escenario por 2-0 a un Barcelona sin sus estrellas, pero a la semana siguiente escoció al equipo y a la afición el sonrojo pasado en el Camp Nou con el rotundo 6-1 de la vuelta.

Ahora, el equipo de Pablo Machín no pasa por los mejores momentos del curso, aunque se agarra a su fortín de Nervión para no caerse del todo, como sucedió el pasado miércoles ante el Lazio italiano, al que ganó por 2-0 para acceder a los octavos de la Liga Europa.

Ante los romanos volvieron a marcar el francotunecino Wissam Ben Yeder y Pablo Sarabia, los mismos que lo hicieron en el anterior partido de liga como local, ante el Eibar (2-2), y también en la Copa ante el Barça.

Son los dos jugadores en los que se basa en ataque para solucionar entuertos y en ellos, y también en las aportaciones del meta checo Tomas Vaclik, se confía para competir ante la formación de Ernesto Valverde.

Machín, que sortea como puede un carrusel de lesiones, muchas de ellas de larga duración, se encontró el miércoles con las de sus dos carrileros titulares, Sergio Escudero y Jesús Navas, aunque éste se ha recuperado a tiempo y ha sido incluido en la convocatoria facilitada este viernes.

El soriano también recupera a su organizador, el argentino Éver Benega, después de estar ausente por sanción en los dos últimos partidos, el del pasado domingo en Villarreal (3-0) y el europeo del miércoles.

En cualquier caso, el Sevilla buscará una victoria de peso para encarrilar un rumbo que no ha llevado demasiado fijo en el inicio de 2019, en el que ha visto como está en peligro la cuarta plaza que tienen en la clasificación.

Por ello, el Barcelona tiene un inoportuno partido entre la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones de Lyon y la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey en el Bernabéu.

Los azulgranas vienen de lograr un empate sin goles en tierras francesas, pese a rematar 25 veces, y el próximo miércoles se juegan el pase a una final en un nuevo Clásico ante el Real Madrid.

Por tanto, el duelo ante el conjunto hispalense resulta propicio para que Ernesto Valverde haga algunos cambios en el once para dosificar a sus hombres.

Máxime cuando el Barça le saca siete y nueve puntos, respectivamente, a sus inmediatos perseguidores (Atlético de Madrid y Real Madrid) en el torneo de la regularidad, por lo que puede permitirse un tropiezo el sábado.

En el Sánchez Pizjuán, el equipo catalán solo ha perdido en tres de sus últimas quince visitas. El último precedente, el de esta temporada en la ida de los cuartos de final de Copa, acabó con 2-0, pero los azulgranas le dieron la vuelta a la eliminatoria con una goleada en el Camp Nou (6-1).

El Barcelona no pierde en LaLiga desde el 11 de noviembre (3-4 frente al Betis) y ha logrado mantener la portería a cero en ocho de sus últimos once partidos en esta competición.

Sin embargo tan solo ha marcado dos goles en sus últimos cuatro compromisos (Real Madrid en Copa, Athletic Club y Valladolid en Liga y Lyon en Liga de Campeones).

Para este encuentro, Valverde seguirá sin contar con los lesionados Jasper Cillessen, Arthur Melo y Rafinha Alcántara, y podría dar entrada a jugadores como Philippe Coutinho y Arturo Vidal, que empezaron en el banquillo en Lyon, o Carles Aleñá y Kevin-Prince Boateng.

El germano-ghanés entraría para ocupar la posición de ‘9’ de Luis Suárez, que no atraviesa por su mejor momento de forma y que podría descansar pensando en el Clásico de dentro de cuatro días. EFE.

Recomendamos - Previa

s
error: Contenido tiene derechos de autor - Diario Deportivo Más !!