Connect with us

Baloncesto

La NBA se paraliza con el Juego de las Estrellas

Publicado

La tradicional cita de las Estrellas de la NBA tendrá como sede la ciudad de Charlotte, donde el alero LeBron James y el ala-pívot griego Giannis Antetokounmpo simbolizaran un nuevo duelo generacional como capitanes de ambos equipos.

El Spectrum Center de Charlotte, donde juegan como locales los Hornets, propiedad de Michael Jordan, albergará la 68 edición del Partido de las Estrellas («All-Star Game») cuyo resultado no tendrá ninguna repercusión deportiva, aunque sí permitirá establecer nuevas marcas, especialmente por parte de James.

De mano, los Warriors de Golden State, los actuales campeones de liga, ya son los triunfadores al ser el único equipo de la NBA, que va a tener a tres representantes con el base Stephen Curry (6), el alero Kevin Durant (10) y el escolta Klay Thompson (5).

Además, el ala-pívot alemán Dirk Nowitzki (14 participaciones), de 40 años, y el escolta Dwyane Wade (13), como leyendas que recibieron la invitación especial del comisionado de la NBA, Adam Silver, jugarán su último Partido de las Estrellas tras haber anunciado que al concluir la temporada regular piensan retirarse.

Las Estrellas de la NBA vuelven a Charlotte 28 años después de que en 1991 albergase por primera vez el ‘All-Star’ la ciudad de Carolina del Norte, que entra a formar parte de una lista de otras 14 ciudades que lo han organizado en más de una ocasión.

Además será el primero de cuatro seguidos que se van a organizar en ciudades de la Conferencia del Este. Chicago lo recibirá el año que viene, Indianápolis en 2021 y Cleveland en 2022.

James ya es el dueño del récord de más veces como capitán al hacerlo por segunda vez, desde que se estrenó el nuevo formato.

El año pasado lo hizo frente a Curry y esta temporada le tocará contra Antetokounmpo, se 24 años, la nueva figura de los Bucks de Milwaukee, que ocupó su puesto en la Conferencia Este tras dejar a los Cavaliers de Cleveland e irse con Los Angeles Lakers.

Al margen de a quien tenga de capitán rival, el domingo, James igualará a Kobe Bryant como titular en 15 ediciones, además de extender su marca de partidos seguidos como titular, también a 15.

James tendrá la oportunidad de incrementar las marcas que ya posee en los Partidos de las Estrellas con 343 puntos anotados, 141 canastas y 35 triples.

Dejará aun más atrás en la lista de máximos encestadores al propio Bryant (290 puntos) y Jordan (262).

Tal vez también se atreva a superar la marca de máximo encestador en un Partido de las Estrellas que desde el 2017 está en poder del pívot de los Pelicans de Nueva Orleans, Anthony Davis (52 puntos), a quien lo tiene en su equipo como reserva, pero es duda al estar con una contusión en el hombro izquierdo.

Le sigue Wilt Chamberlain con 42 y el base Russell Westbrook con 41 (marca que alcanzó en 2015 y 2017), mientras que Jordan cierra la lista con los jugadores que llegaron a los 40 puntos en un Partido de las Estrellas a lo largo de la historia.

James con dos minutos más que dispute elevará su cuenta a 416 -uno más que Bryant por el segundo puesto en la lista de todos los tiempos-. El expívot Kareem Abdul-Jabbar ocupa el primero con 449.

Nadie querrá entrar a formar parte de los expulsados por seis faltas personales, el último en hacerlo fue el pívot Hakeem Olajuwon en 1987, el decimocuarto jugador en la historia del Partido de las Estrellas que no pudo acabarlo.

El base Kemba Walker, el único jugador de los Hornets en el partido, buscará ser el decimoquinto en la historia en tratar de conseguir el premio de MVP cuando concluya en su ciudad sede.

Si al final juega Nowitzki se convertirá en el segundo jugador de 40 años que participa en un All-Star después que ya lo hizo Abdul-Jabbar cuando tenía 40 y 41, mientras que Jordan, quien el domingo cumplirá 56 años, se quedó a ocho días de lograrlo en el Partido de las Estrellas del 2003.

El entrenador Michael Malone, de los Nuggets de Denver, dirigirá por primera vez al Equipo de LeBron, quien eligió de compañeros titulares a Durant, James Harden, Kyrie Irving y Kawhi Leonard.

Mientras que Mike Budenholzer, de los Bucks, también debutante, estará en el banquillo con el Equipo Giannis, quien en su tercera participación, primera como capitán, eligió de compañeros titulares a Curry, el camerunés Joel Embiid, Paul George y Walker. EFE

Baloncesto

Clippers recortan distancia ante Jazz, en alerta por Mitchell

Publicado

Por

(GG)

Las estrellas de Los Angeles Clippers, Paul George y Kawhi Leonard, se combinaron para 65 puntos en el triunfo del sábado 132-106 ante los Utah Jazz, con el que se acercan 2-1 en esta semifinal de la Conferencia Oeste de la NBA.

Los Clippers evitaron un 3-0 en contra que ningún equipo ha remontado en la historia de la NBA y confían en una remontada como la que protagonizaron en la primera ronda ante los Mavericks, en la que también comenzaron 2-0 abajo.

Kawhi Leonard, con 34 puntos y 12 rebotes, y Paul George, con 31 puntos y 6 triples, impusieron su ley frente a unos Jazz que se llevaron un gran susto en el último cuarto con la retirada a vestuarios de su estrella, Donovan Mitchell.

El escolta All-Star, que sigue en estado de gracia con 30 puntos en 32 minutos, se resintió de su lesión en el tobillo derecho tras una mala caída en un contestado lanzamiento a canasta.

Mitchell, que protagonizó dos exhibiciones en Utah con 45 y 37 puntos, se marchó al vestuario a siete minutos del final pero no tardó en regresar al banquillo.

Ante la amplia diferencia en el marcador a favor de los Clippers, el técnico Quin Snyder prefirió no introducir a su figura por precaución y Mitchell se quedó sentado recibiendo tratamiento médico antes de abandonar definitivamente la cancha con sus compañeros cojeando de nuevo.

«Fue mi decisión no ponerlo de nuevo, pero él está bien», dijo después Snyder. «Podría haber vuelto a entrar pero el partido se nos había escapado en ese punto. No tenía sentido».

Mitchell, de 24 años, estuvo casi un mes y medio de baja antes de los playoffs por esta lesión de tobillo.

Los Jazz, el mejor equipo de la NBA en la fase regular, tampoco pudieron contar de nuevo el sábado con su veterano base Mike Conley, con problemas de isquiotibiales.

– Vivir en el alambre –
Ante unos Clippers que se jugaban prácticamente su futuro, los Jazz mandaron pronto un mensaje en el Staples Center con un parcial inicial de 8-0 al que Ty Lue, técnico de los Clippers, respondió con un rápido tiempo muerto.

Paul George, a quien Lue exigía más confianza y agresividad en esta serie, tomó las riendas ofensivas de los Clippers junto al base Reggie Jackson, que terminó con 17 puntos y 5 triples.

El ex base de los Thunder y los Pistons ha encontrado por fin en estos playoffs su lugar en el equipo angelino, aprovechando las dobles defensas sobre George y Leonard para castigar desde la línea de tres.

Del otro lado, Mitchell tuvo un flojo primer cuarto en el que se quedó sin anotar, por primera vez desde 2019, mientras Joe Ingles (19 puntos) y el suplente Jordan Clarkson (14 puntos) mantenían su acierto en triples de los primeros partidos.

Paul George, muy irregular en estos playoffs, ofreció su mejor versión en la primera mitad terminando con 20 puntos.

Al comenzar me dije «solo tira, solo tira, sin pensar en el resultado, tira otra vez», relató el alero. «Salí a ser agresivo, a encontrar mi tiro y mantenerlo».

En la segunda mitad fue Kawhi Leonard quien asumió la responsabilidad de los Clippers con 12 puntos en un imponente tercer cuarto.

Para entonces Mitchell, con 5 triples, ya había calentado motores y amenazaba con provocar un final ajustado, al colocar a los Jazz a 10 puntos de distancia justo antes de lesionarse.

La victoria ofrece un respiro a unos Clippers que viven en el alambre desde la primera ronda ante los Dallas Mavericks de Luka Doncic, en la que remontaron dos desventajas para ganar en el séptimo partido.

El equipo angelino intentará igualar la eliminatoria en el cuarto partido del lunes de nuevo en el Staples Center. (AFP) (GG)

Ver Más

Baloncesto

Joel Embiid frena a los Hawks

Publicado

Por

(GG)

Con un imponente Joel Embiid y una sólida actuación colectiva, los Philadelphia 76ers se impusieron 127-111 de visitantes a los Atlanta Hawks y se adelantaron 2-1 en esta semifinal de la conferencia Este.

Joel Embiid, que sigue arrastrando problemas físicos en su rodilla derecha, sumó 27 puntos, 9 rebotes, 8 asistencias y 3 tapones para que los Sixers sumaran su segundo triunfo consecutivo en la serie.

El ala-pívot Tobias Harris le acompañó en la ofensiva con 22 puntos y 8 rebotes mientras el australiano Ben Simmons se volvió a aplicar en defensa sobre Trae Young, la figura de los Hawks, que terminó con 28 puntos y 8 asistencias maquillando sus estadísticas en el último cuarto.

«Es un joven con mucho talento, cada noche será diferente», dijo Simmons sobre Young. «Yo salgo siempre a defender al mejor jugador».

El choque arrancó con malas noticias para los Sixers, que perdieron a los cuatro minutos al veterano Danny Green. El escolta, tres veces campeón de la NBA, sufrió una distensión de gemelo cuyo alcance todavía no se dio a conocer.

El turco Furkan Korkmaz tomó el relevo de Green con un impacto inmediato en la pista, al sumar 11 puntos con dos triples en el primer cuarto.

Los Sixers cimentaron su segundo triunfo en el tercer cuarto (34-19), en el que los Hawks no supieron frenar los contragolpes conducidos por Ben Simmons, que sumó 11 de sus 18 puntos en ese periodo.

Con el juego encarrilado, Embiid dio otro susto con una mala caída en una acción defensiva. El pívot, de 2,13m de altura, falló al intentar taponar a Clint Capela y acabó impactando de costado contra la pista pero pudo continuar en el juego.

Ambos equipos tomarán un respiro hasta el cuarto partido del lunes, en el que los Hawks tratarán de igualar la eliminatoria antes de que la serie regrese a Filadelfia. (GG) (AFP)

Ver Más

Baloncesto

Suns arruinan el festejo del MVP Jokic

Publicado

Por

(GG)

En la noche en que Nikola Jokic recogió su trofeo MVP, los Denver Nuggets fueron aplastados el viernes por los Phoenix Suns y necesitan una hazaña histórica para no ser eliminados mientras los Philadelphia 76ers se adelantaron 2-1 en su serie ante los Atlanta Hawks.

Jokic hizo honor a su premio al Jugador Más Valioso (MVP) con un monumental triple doble de 32 puntos, 20 rebotes y 10 asistencias pero, sin apenas ayuda de sus compañeros, los Nuggets perdieron 116-102 y están 3-0 en contra en las semifinales de la conferencia Oeste de la NBA.

Ningún equipo ha logrado remontar una desventaja de 3-0 en la historia de los playoffs. El dominio absoluto de los Suns en esta serie hace temer que Jokic sea el domingo el primer MVP vigente en ser barrido por 4-0 desde 1989, cuando Magic Johnson cayó por ese marcador con sus Lakers en las Finales frente a los Pistons.

«Gracias por todo el apoyo, no solo esta noche sino desde que estoy aquí», dijo el serbio a los aficionados del Ball Arena de Denver intentando extender el reconocimiento hacia sus compañeros. «Este trofeo no es mío es de todos los chicos que están aquí. Quiero que aplaudáis para ellos».

Tras la ceremonia, los Nuggets volvieron a la realidad de una eliminatoria en la que están sobrepasados por los sólidos Suns que lideran Devin Booker, que firmó 28 puntos, y Chris Paul, que logró 27 unidades y 8 asistencias.

A sus 36 años, Paul sigue guiando a los jóvenes Suns, un equipo que no clasificaba a playoffs desde 2010, en unos extraordinarios playoffs en los que dejaron en el camino en primera ronda a los vigentes campeones, Los Angeles Lakers de LeBron James.

Denver, que llegó a ir cayendo por 20 puntos, naufragó en defensa ante el engrasado sistema de Phoenix, en el que DeAndre Ayton (10 puntos y 15 rebotes) y Mikal Bridges (11 puntos y 3 robos) complementan a la perfección a las dos figuras.

El base argentino Facundo Campazzo, cargado de faltas personales, se quedó en 6 puntos, 2 triples, 2 rebotes y 1 robo en apenas 18 minutos mientras el ala-pívot Aaron Gordon, otro titular, fue el símbolo de la impotencia de los Nuggets con 4 puntos en 2/10 en tiros de campo.

Jokic se convirtió en el tercer jugador en la historia en acumular al menos 30 puntos, 20 rebotes y 10 asistencias en un juego de playoffs pero el serbio sigue extrañando a su gran socio, el base canadiense Jamal Murray, que no puede jugar esta postemporada por lesión.

«Estoy frustrado conmigo mismo porque he fallado tiros», dijo un autocrítico Jokic, que terminó con una estadística de 13/29.

«No queríamos irrespetar el momento de Jokic pero habíamos venido a ganar un partido», recalcó el técnico de Suns, Monty Williams (GG)(AFP)

Ver Más
Publicidad

Boletín De Noticias

Recibe las mejores historias directamente a tu correo.



TABLA LIGA NACIONAL

Publicidad
Publicidad

VIRAL

Derechos Reservados © 2021 Diario Deportivo MÁS, Honduras Centro América.