Connect with us

De Todo Un Poco

Prolongan prisión preventiva para los jugadores rusos Kokorin y Mamáev

La Justicia rusa prolongó por otros dos meses la prisión preventiva contra los futbolistas Alexandr Kokorin (Zenit) y Pável Mamáev (Krasnodar), acusados de gamberrismo y agresión.

El tribunal Tverskói satisfizo la petición de la acusación, que concluyó la investigación del caso, pero dijo necesitar más tiempo para presentar los cargos contra los imputados.

Los investigadores recordaron que Kokorin y Mamáev son acusados de varios delitos, “algunos de ellos graves”, y que por su holgada situación económica tienen estrechos lazos con las altas esferas del país.

Por ese motivo, argumentaron que pueden influir en la marcha de la investigación, por lo que no hay motivo para modificar la medida cautelar y ponerles en libertad.

Los defensores de los futbolistas acusaron a la acusación de incompetencia, a las víctimas de la agresión de realizar testimonios “falsos” y pidieron la liberación de sus clientes bajo fianza.

Además, desvelaron que han encontrado un testigo sentado en una mesa adyacente en el café donde tuvieron lugar los hechos que asegura que una de las víctimas, el funcionario del ministerio de Industria y Comercio Denis Pak, insultó a los futbolistas y a sus acompañantes.

El abogado de Kokorin volvió a utilizar el argumento de que si su cliente no abandona la prisión habrá que ponerle “una rodilla nueva”.

El médico del Zenit asegura que Kokorin sufre artrosis en una rodilla debido a la grave lesión que le tuvo en el dique seco durante medio año y que la ausencia de una correcta rehabilitación puede conducir al fin de su carrera profesional.

En principio, la acusación pueden mantener a Kokorin y Mamáev en prisión hasta 12 meses, aunque a partir de cierto momento tiene que convencer al tribunal de la que el proceso es tan complejo que no es posible dar inicio el juicio propiamente dicho.

Kokorin, que se encuentra en prisión preventiva junto a Mamáev desde octubre pasado, pidió este martes perdón en una carta abierta a los aficionados, compañeros y cuerpo técnico del Zenit.

“Me disculpo, no me pude controlar. Reconozco que mi reacción a los insultos hacia mi persona, mi hermano y los presentes fue excesiva, pero después del conflicto me disculpé públicamente y estoy dispuesto a compensar el daño realizado”, agregó.

A finales del pasado año, el tribunal ya desestimó los argumentos de los futbolistas, que le pidieron encarecidamente que les permitiera pasar las Navidades con sus familias.

Kokorin y Mamáev fueron encerrados a mediados de octubre en virtud de la parte 2 del artículo 213 (gamberrismo) y 116 (agresión) del código penal, lo que puede acarrearles penas de hasta siete años de cárcel.

Ambos fueron detenidos después de agredir brutalmente el pasado 8 de octubre a dos funcionarios y a un conductor, que por el momento se han negado a retirar la denuncia o pactar con los abogados de los futbolistas.EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco

s
error: Contenido tiene derechos de autor - Diario Deportivo Más !!