Connect with us

Fútbol Internacional

Higuaín se mide con el club que fue su pasado y que puede decidir su futuro

El argentino Gonzalo Higuaín, delantero del Milan, se enfrentará el miércoles en la Supercopa italiana, el Yeda, al JuventusTurín, el club de su pasado, que todavía tiene los derechos sobre su ficha y que ostenta también la última palabra sobre su próximo futuro.

El “Pipita”, que se incorporó al Milan el pasado verano cedido por el Juventus a cambio de 18 millones de euros, con opción de compre fijada en otros 36 millones, liderará la delantera “rossonera” en Yeda, en un momento de máxima incertidumbre sobre permanencia en la plantilla del técnico Gennaro Gattuso.

El Chelsea, entrenado por Maurizio Sarri, que trabajó con Higuaín en el Nápoles, está a la espera del devenir para llevar al argentino a Londres, en una operación de la que también puede depender el futuro del español Álvaro Morata, ya que el club inglés no le deja salir hasta que no tenga un nuevo delantero goleador.

La millonaria llegada del portugués Cristiano Ronaldo el pasado verano al Juventus le cerró las puertas del club a Higuaín, hasta entonces el fichaje más caro del “Calcio” y que pasó de ser el líder absoluto de la plantilla al primer nombre en la lista de las salidas.

Por razones deportivas y económicas, los turineses acordaron su marcha al Milan, un destino que hasta este momento no dio grandes satisfacciones al argentino.

En este contexto, el duelo de Yeda tiene un significado particular para el “Pipita”, que tiene unas profundas ganas de revancha contra su exequipo y que quiere olvidar su decepcionante registro goleador, con solo seis goles marcados en quince partidos ligueros.

Además, en el argentino todavía sigue vivo el recuerdo del último duelo jugado y perdido con la camiseta del Milan contra el Juventus. Fue el último noviembre, y el número 9 milanista falló un penalti y terminó expulsado por unas duras protestas al colegiado en los últimos minutos.

Ese choque marcó de manera notable a Higuaín, quien fue sancionado con dos partidos de suspensión y que, tras ese duelo, encadenó una racha negativa de seis partidos sin ver portería.

El exdelantero del Real Madrid rompió su sequía el 30 de diciembre con un gol contra el modesto Spal de Ferrara, aunque su actitud en el campo, marcada por un constante nerviosismo, sigue generando dudas en el entorno sobre su permanencia en el Milan.

Una incertidumbre que fue reconocida recientemente por Gattuso, quien aseguró que no sabe “lo que pasará” en esta sesión de “mercado invernal”.

Sin embargo, el técnico del Milan apoyó repetidamente al argentino, defendió su profesionalidad y expresó, con su manera de hablar siempre muy directa, el deseo de que se quede en su plantilla.

“Si dependiera de mí, le encerraría en una habitación de mi casa y le daría de comer cada dos o tres horas. Lamentablemente no depende de mí. Deciden el futbolista y sus representantes”, dijo Gattuso en una reciente entrevista.

“En este momento hay que estar a su lado, y hasta que actúe con profesionalidad y compromiso nadie puede reprocharle nada. En este momento hay que hacerle sentir importante, arroparlo”, prosiguió el preparador italiano.

También consideró que un eventual gol de Higuaín el miércoles contra el Juventus podría convencer al argentino para que siga en el Milan, y no ceda a la tentación de la Premier League. “Ojalá pueda marcar, podrían cambiar muchas cosas”, dijo Gattuso.

Así, el del miércoles en Yeda se convierte en un doble partido. Uno para dirimir la Supercopa y otro para agregar otro capítulo a la historia futbolística del “Pipita”.

La última palabra sobre su futuro la tendrá el Juventus, que ganó 18 millones de euros el verano pasado por la cesión al Milan y que, sin embargo, no está dispuesto a rebajar el precio para la venta definitiva, fijado en otros 36 millones.

Pero el Milan también desea sacar partido de una posible marcha de Higuaín, al menos recuperar lo ya abonado al Juventus. Y, con ello, el club que desee fichar al argentino parece obligado a pagar unos 54 millones de euros.

De cerrarse efectivamente el traspaso de Higuaín al Chelsea, el Milan se plantea volver a pelear para hacerse con Morata, otro exmadridista, un jugador que ya conoce la Serie A italiana, pues estuvo en el Juventus Turín, y que lleva ya varios años estando entre los objetivos de mercado de los “rossoneri”.

Eso sí, parece que lo tendría difícil para hacerse con Morata, pues se dice que tras él también están interesados el Atlético de Madrid, donde jugó como infantil, y el propio Barcelona de Leo Messi. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional

s
error: Contenido tiene derechos de autor - Diario Deportivo Más !!