Connect with us

Fútbol Nacional

Motagua obsequia camisa conmemorativa a Geraldo Batista

En visita reciente del exgerente del Fútbol Club Motagua a Río de Janeiro, Brasil, Raúl Graugnard, junto al exfutbolista Alberto Ferreira de Real España, hicieron un bonito gesto en nombre del campeón del fútbol hondureño, regalar y entregar una camisa conmemorativa del 90 aniversario del club “mimado”, a una de sus leyendas del, el mediocampista brasileño Geraldo Batista.

Geraldo, visiblemente emocionado aunque un poco enfermo, recibió la camisola azul profundo que tanto amó y defendió con hidalguía a final de la década de los sesenta.

Graugnard quien permanentemente está visitando a su viejo amigo fue portador del mensaje de la junta directiva y culminó con éxito su misión de honrar a quien lo merece, ya que fue parte del primer campeonato del Motagua en Liga Nacional. En marzo se cumplen 50 años de esta gesta deportiva.

Cabe destacar que Batista junto a Roberto Abrussezze y el portero nicaragüense Salvador Dubois (QDDG), fueron los primeros extranjeros del Motagua en Liga Nacional, arribando al país a mediados del torneo de 1967, donde fueron recibidos por el entrenador nacional Rodolfo “Popo” Godoy, quien una temporada después los hacía campeones nacionales.

Ya en el equipo campeón se sumó otro brasileño Pedro Caetano Da Silva, pero también había probado suerte el zaguero Yaponáh de Souza. A Ellos se sumaban jóvenes que descollaban en el club como Óscar “Martillo” Hernández, Mario Blandón Ártica, Rubén Guifarro, Mariano Godoy entre otros, ya que antes tenía una base conformada por los hermanos Alfonso y Fermín Navarro, Elio y Marcos Banegas, así como Nelson y Roberto Jerez, agregando al gran capitán Nelson Benavidez y el seleccionado Lenard Welsh (QDDG).

Geraldo fue gran amigo de todos y a pesar de su lejanía nunca olvidó al Motagua, incluso se casó con una hondureña que ya falleció, pero quedaron sus hijos nacidos en suelo catracho, Vanessa y Adilson.

También convenció a su hermano Ado (un crack de selección Olímpica de Brasil y Fluminense) para venir a jugar a Honduras en 1972 y 1973, siendo sin duda el jugador de mayor cartel en venir a suelo catracho, pero en su natal Brasil le conocieron con el mote de Edihno, un puntero derecho como pocos, suplente del gran Garrincha.

Hace unos pocos años Ado rindió la jornada de la vida debido a  un cáncer, pero al igual que su hermano adoraban al club Motagua, por eso la afinidad de la familia Batista con el equipo “mimado” que tuvo este gran gesto a pesar de la lejanía… honor a quien lo merece. Por: Geovanni Gómez @pdeportiva5.

 

 

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional

s