Luis Figo y Kaká levantan gran expectación en Pakistán - Diario Deportivo Más
Connect with us

De Todo Un Poco

Luis Figo y Kaká levantan gran expectación en Pakistán

El portugués Luis Figo y el brasileño Ricardo Izecson dos Santos Leite, conocido como Kaká, levantaron una gran expectación en Pakistán, donde presentaron dos partidos de fútbol que se jugarán en abril en un país que se recupera de una gran violencia terrorista y donde el deporte rey es el críquet.

Los dos exfutbolistas del Real Madrid, entre otros equipos, llegaron esta mañana a Karachi (sur), la capital económica del país, donde recibieron dos “ajrak”, un tipo de gorro, y pañuelos típicos de la región, con los que posaron ante los fotógrafos y los aficionados.

El propio Gobierno paquistaní les dio la bienvenida en su cuenta de Twitter, red en la que las dos estrellas del balón se convirtieron en tendencia local.

“He recibido una calurosa bienvenida, tengo una grata impresión de los paquistaníes y del país”, afirmó Kaká durante la presentación del World Soccer Stars 2019, un evento que incluirá dos partidos en el país asiático.

El brasileño recordó que el fútbol no es el deporte más popular en esta nación asiática de 207 millones de habitantes, pero remarcó que “la puerta se está abriendo” para este juego en Pakistán.

“Perseguid vuestros sueños”, recomendó Kaká a los jóvenes jugadores de fútbol paquistaníes.

Figo, que subió al escenario con un bate de críquet, también exhortó a los aficionados del balón a “seguir sus sueños con dedicación y trabajo”.

Los dos futbolistas jugarán dos partidos de exhibición en Karachi y en Lahore, en el este del país, el próximo abril, junto con otras diez estrellas que no han sido anunciadas aún.

Estos partidos continúan el camino abierto el año pasado por el evento “Ronaldinho y sus amigos”, que consistió en dos partidos de exhibición del exjugador del Barcelona junto con Roberto Carlos, el inglés Ryan Giggs o los franceses Nicolás Anelka y Robert Pirès.

La presencia de reconocidos deportistas extranjeros en Pakistán es infrecuente, una situación que se acentuó después de que en 2009 un ataque terrorista contra el convoy de la selección de críquet de Sri Lanka en Lahore matara a siete policías y dos civiles.

En 2013 el fútbol y la violencia se ligaron en Karachi cuando nueve niños murieron y otra veintena de personas resultaron heridas tras la explosión de una bomba a la salida de un partido.

Pero la violencia ha disminuido en los últimos años y el deporte internacional comienza a regresar al país asiático poco a poco, como la Copa Davis, que volvió a jugarse en Pakistán en 2017 tras 13 años de exilio por el terrorismo.

Aunque el críquet es el deporte más popular de Pakistán, el fútbol lucha por ganar terreno, con una selección absoluta todavía anclada en los últimos puestos del ránking mundial FIFA, en el que se sitúa en el puesto 199 de un total de 211 equipos. EFE.

Recomendamos - De Todo Un Poco