Connect with us

De Todo Un Poco

Exdirigente deportivo peruano, con orden de prisión, permanece en hospital

El expresidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) Edwin Oviedo, permanece hoy internado en el hospital Dos de Mayo de Lima, por un problema vascular, mientras la Policía Nacional está a la expectativa de su traslado a una prisión de Chiclayo por un caso de asesinato de dos dirigentes sindicales.

Oviedo fue internado la noche del sábado en el área de Procedimientos Vasculares del hospital limeño por dolores en el pecho, según informó RPP Noticias, y permanece en ese lugar custodiado por la Policía.

El exdirigente deportivo debe ser trasladado a una prisión de la ciudad de Chiclayo, en el norte del país, para cumplir con cárcel preventiva por 18 meses, mientras es investigado por su presunta responsabilidad en el asesinato de dos dirigentes sindicales en 2012 y 2015 cuando era administrador de la empresa azucarera Tumán.

Oviedo había sido detenido en Lima a inicios de este mes por otro caso de presunta corrupción, pero un juzgado rechazó el pedido de prisión preventiva por ese caso, con lo cual debía ser enviado a Chiclayo para cumplir cárcel preventiva por 18 meses.

La Fiscalía contra la Criminalidad Organizada de Chiclayo le atribuye liderar una organización criminal llamada “Los Wachiturros de Tumán” y de ser responsable de la muerte de dos dirigentes sindicales, que promovían huelgas y acciones de protesta contra la administración de Oviedo al momento de sus asesinatos.

El pasado viernes, el juez Manuel Chuyo rechazó el pedido de prisión preventiva contra Oviedo por el caso de “Los cuellos blancos del puerto”, en el cual es investigado por los delitos de organización criminal, cohecho activo específico y tráfico de influencias en calidad de instigador.

Según la investigación preliminar, Oviedo mantuvo un trato cercano y de intercambio de regalos y favores con los magistrados que presuntamente integraban una red de corrupción en la judicatura para que lo favorezcan y protejan en el proceso abierto en su contra por la muerte de los dirigentes sindicales.

El juez Chuyo indicó que la declaración de un colaborador eficaz, el empresario Antonio Camayo citado por la fiscal, no constituye evidencia de la comisión de un delito y que la entrega de dádivas y dinero al suspendido juez supremo César Hinostroza tampoco constituye delito de cohecho.

Hinostroza presuntamente dirigía esta mafia y fugó a España, donde está a la expectativa de un proceso de extradición iniciado por la justicia peruana.

Entre los regalos que hizo Oviedo a un grupo de magistrados peruanos estuvieron, supuestamente, los pasajes aéreos y entradas para ver los partidos de Perú en el mundial de fútbol Rusia 2018.

Durante la gestión de Oviedo al frente de la FPF, que comenzó en 2015, Perú clasificó a una cita mundialista después de 36 años, en Rusia 2018, y ahora fue reemplazado de manera interina por su vicepresidente, Agustín Lozano. EFE.

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco

s