Connect with us

Fútbol Internacional

Mutkó deja definitivamente la presidencia de la Unión de Fútbol de Rusia

El viceprimer ministro ruso, Vitali Mutkó, muy criticado tanto dentro como fuera de este país por los escándalos de dopaje, dejó este miércoles definitivamente el cargo de presidente de la Unión de Fútbol de Rusia (UFR).

De esta forma, uno de los colaboradores más cercanos del presidente ruso, Vladímir Putin, se desvincula definitivamente del deporte ruso, ya que antes también dejó el cargo de titular de esa cartera para después encargarse de Política Regional y Construcción en el Ejecutivo.

El jefe de la liga rusa, Serguéi Priadkin, asumirá de manera provisional la jefatura del fútbol nacional hasta el 22 de febrero, cuando se celebrarán elecciones, según informó la Ejecutiva de la UFR.

Priadkin no confirmó que vaya a presentar su candidatura a la Presidencia de la UFR, para la que suenan el presidente del consejo de dirección del Zenit, Alexandr Diukov; el director general del Lokomotiv, Iliá Guerkus, y el jefe del comité organizador de la pasada Copa Mundial, Alexéi Sorokin.

Tras coincidir con Putin en el Ayuntamiento de San Petersburgo, Mutkó presidió el Zenit entre 1997 y 2003, y fue nombrado por vez primera presidente de la UFR en 2005, cargo que dejó en 2009 para encargarse de los preparativos del Mundial de Rusia.

Mutkó, que regresó a la federación en 2015 tras siete años como ministro de Deportes (2008-2016), dirigió la UFR durante los dos mayores hitos del fútbol nacional: la Copa Mundial de 2018 y las semifinales de la selección rusa en la Eurocopa de 2008.

Pese a los halagos que recibió hoy, Mutkó ha sido muy criticado, entre otras cosas, por frenar el desarrollo del fútbol base, por el antiguo técnico del CSKA, Valeri Gazzáev, el más laureado en la historia reciente de este país.

A finales del pasado año Mutkó había dejado provisionalmente el cargo para recurrir ante el Tribunal de Arbitraje (TAS) la decisión del Comité Olímpico Internacional (COI) de excluirle de por vida de los Juegos Olímpicos por las denuncias de dopaje de Estado.

Mutkó, considerado por la prensa occidental el principal responsable de la trama de encubrimiento de positivos en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014, presentó la denuncia, pero ésta aún no ha sido estudiada.

Hace un año, con ocasión del sorteo del Mundial en el Palacio del Kremlin, Mutkó también negó en una rueda de prensa conjunta con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, que los futbolistas rusos consuman sustancias prohibidas.

Mutkó fue relevado en octubre de 2016 por Putin como ministro de Deportes tras el escándalo de dopaje en el deporte ruso que dejó fuera a todo el equipo de atletismo de los Juegos de Río y excluyó al equipo paralímpico al completo. EFE.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional

s