Connect with us

De Todo Un Poco

Un ‘bombazo’, un récord, un ‘patinazo’, un ‘milagro’… y Neymar

“Estamos cansados de hacer buenos partidos para no conseguir nada”, explicó a Efe Andrés Guardado, el ‘alma’ de la selección mexicana, eliminada del Mundial en Samara, donde perdió con Brasil (2-0). El ‘Tri’ chocó de nuevo contra ‘su’ muro de octavos, sólo superado dos veces en toda su historia; la última de ellas en casa. Hace 32 años.

El equipo dirigido por el colombiano Juan Carlos Osorio -que en Rusia revirtió su situación personal, pero no pudo culminar su obra- pasó por distintas fases en un torneo en el que regresó el ‘síndrome del quinto partido’. México causó buena impresión, pero cayó en la misma ronda de siempre. Éstas son algunas de las claves de su tránsito por un Mundial del que se bajó el lunes, a orillas del Volga, en la estación de Samara:

– UN BOMBAZO: El que dio en el estadio Luzhniki de Moscú -donde se jugará la final- en su primer partido, ante Alemania. Que llegaba a Rusia con la intención de defender título tras conquistar su cuarta corona hace cuatro años, en Brasil, donde había derrotado en la prórroga a la Argentina de Messi.

La ‘Mannschaft’ llevaba sin dejar de ganar su primer partido en sus siete Mundiales anteriores. Pero un magistral planteamiento del ‘Profesor’ Osorio, las genialidades de Carlos Vela y un gol de su estrella emergente, Hirving “Chucky” Lozano -que viene de ganar la Liga holandesa con el PSV Eindhoven-, protagonizaron el primer gran ‘bombazo’ en el principal torneo por naciones del mundo.

Alemania partía como favorita, pero México le mostró ese día el pasillo que llevaba a la salida de emergencia. Los de Joachim Löw no pasarían ronda. El ‘Tri’, sí.

– UN RÉCORD: El de Rafael Márquez, que primero igualaba las cinco participaciones en un Mundial de su compatriota el portero Antonio Carbajal, del alemán Lothar Matthäus -que alzó la Copa en 1990- y de otro guardameta, Gianluigi Buffon, campeón del mundo con Italia en 2006. El ‘Kaiser de Michoacán’, de 39 años, mejoró a todos. Fue el único que fue titular (al menos en un partido) en los cinco torneos.

Además, Márquez -que en Europa triunfó en el Monaco y en el Barcelona, con el que ganó dos Champions- capitaneó al ‘Tri’ en todos esos torneos. En Rusia lo hizo en el último partido, ante Brasil, antes de ‘devolverle’ el brazalete a Guardado, que culminó su excelente campaña en el Real Betis con un Mundial sobresaliente.

Javier Hernández se sumó a las plusmarcas. Mejoró la suya propia de máximo goleador de la historia del ‘Tri’ al anotar el segundo en el triunfo ante Corea del Sur (2-1). ‘Chicharito’, ex del Manchester United y Real Madrid, ya lleva 50. En Rusia se unió a Márquez y a Cuauhtémoc Blanco como único mexicano en marcar en tres Mundiales.

– UN GENIO ¿INCOMPRENDIDO?: El ‘Profesor’ Osorio llegó a Rusia envuelto en durísimas criticas, pero fue defendido a ultranza por todos sus jugadores. Entre ellos destacó Miguel Layún, la pieza más versátil del ‘Tri’, que jugó la mitad de la pasada temporada cedido por el Oporto portugués en el Sevilla. Layún definió al técnico colombiano como “un genio”.

“Hay que jugar por el amor a ganar y no con el temor a perder”, anunció Osorio durante la víspera de tumbar a Alemania. El técnico, con la inestimable ayuda del preparador mental español Imanol Ibarrondo -que deja la selección mexicana para trabajar con la Real Sociedad- intentó construir un equipo ganador. Le jugó “de tú a tú” Brasil. El ‘Tri’ fue muy valiente, pero la ‘canarinha’ ganó.

– UN PATINAZO: El de Ekaterimburgo, ante Suecia (0-3). Después de ganar los dos primeros partidos, México empezó a sonar, incluso, como favorita, en un Mundial sin jerarquías. Y tras ser duramente criticado por sus constantes rotaciones, la única vez que en 50 partidos Osorio repitió alineación, todo salió al revés.

El ‘Tri’, al que un empate le hubiese valido para ser primero de grupo y circular por el teórico lado ‘suave’ del cuadro, se complicó la vida ese día.

– UN MILAGRO: México se suicidó, pero Corea del Sur le resucitó. Los últimos minutos en Ekaterimburgo, con 3-0 en el marcador, fueron de una tensión tremenda, porque en Kazán los asiáticos empataban sin goles contra la “Mannschaft”. Y todos recordaban el gol en el 95 del madridista Toni Kroos ante Suecia.

Con el agua al cuello, los dioses del fútbol le abrieron el mar al ‘Tri’. Corea marcó en el tercer minuto del tiempo añadido; y volvió a anotar tres minutos después (2-0). Salvó a México y le entregó las tarjetas de embarque a Alemania.

– NEYMAR: La estrella de Brasil, que ‘amaneció’ el lunes para reclamar en Samara el trono que dejaron vacante el argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo -que se han repartido los diez últimos Balones de Oro-, marcó el final de trayecto de México, que tuvo que hacer las maletas tras firmar un gran partido en el que uno de sus destacados fue, no obstante, Guillermo Ochoa, que demostró de nuevo que es uno de los mejores porteros del mundo.

Neymar marcó el primer gol y le sirvió el segundo a Firmino, no sin desquiciar, también, con sus maneras, al rival. Osorio se quejó del árbitro y de la sobre-protección del astro paulista, al que, según Guardado, se le consiente “todo” para que no sigan marchándose estrellas del Mundial de Rusia. México estuvo vivo hasta el 88, pero la ‘canarinha’ dispuso de más ocasiones y aprovechó dos.

El ‘Tri’ abandona Rusia “con la cabeza alta, pero triste”, como indicó a Efe Ochoa en Samara. México volvió a caer en octavos. Y empieza a replantearse su futuro. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco

s