Connect with us

Embajadores

VÍDEO: Roger Espinoza cuenta cómo hizo realidad el “sueño americano”

En una extensa entrevista en inglés publicada en YouTube por la fundación Dream Project, el jugador de la selección de Honduras, Roger Espinoza, contó detalles de su vida hasta ahora desconocidos.

A lo largo del vídeo el “Chino” explica cómo llegó a Estados Unidos teniendo 12 años, haciendo énfasis en las cosas que hizo para convertir en realidad el denominado “sueño americano”, en el cual sigue creyendo fervientemente.

Dream Project da a conocer historias de éxito de personas que han emigrado a Estados Unidos para demostrar que cuando se quiere, se puede. A continuación las palabras de Espinoza.

“No creo que el sueño americano sea una sola cosa, creo que es muchas cosas como oportunidades de trabajo, de estudio y muchas otras que están allí para ti; en Honduras no las hay”.

“Mi padre vino ilegalmente a Estados Unidos a mediados de los 80’s, entonces no era tan difícil llegar aquí y obtener una “green card”.

“Luego él le pidió a mi mamá que se viniera pero ella no quería hacer el viaje ilegalmente a Estados Unidos. Yo era muy joven cuando llegué a Estados Unidos”.

“Conocí a mi padre hasta que llegue aquí, crecí sin él y sé que fue duro para mi madre. Él nos mandó a traer legalmente, para ello tuvo que hacerse de un historial en Estados Unidos y demostrar que podía mantenernos”.

“Nos mudamos aquí en 1998 (tenía 12 años), es algo que nunca olvidaré. Cuando llegamos a Kansas City hacía mucho frío y no teníamos ropa de invierno. Finalmente pude conocer a mi padre y crecer con él”.

“Cuando llegué lo primero que me puso a hacer mi papá fue jugar al fútbol. Encontró un equipo y comencé a jugar con ellos”.

“La educación en Estados Unidos es muy dura, empecé entonces a pensar en ello y me volví un buen estudiante”.

“Al llegar a la universidad quise ser jugador profesional y mi oportunidad llegó. Tengo muchos sueños, uno de ellos era jugar fútbol y comprar una casa; ya hice eso también”.

“Tengo una familia, estaré allí para apoyarlos, eso es posible en Estados Unidos. La influencia más grande en mi vida ha sido mi familia, pero hay dos personas muy especiales para mí”.

“Uno es Rafael Amaya, mi primer entrenador en Honduras, quien confió en mí, vio mi potencial y me hizo un mejor jugador. El otro es Bob Burrell, a quien llamo mi segundo padre”.

“No sé quiénes dicen que el sueño americano no es cierto, pero es real. Ve a vivir a Honduras por tres años y verás lo que es el sueño americano. Aquí (EEUU) hay gente sin trabajo, es cierto, pero no te cuesta mucho encontrar uno”.

“Cada vez que mi mamá, mi papá o mi hermana han buscado un trabajo lo han encontrado. Tienen su casa, sus cosas, pagan sus cuentas y van de vacaciones”.

“Tengo tíos en Honduras que no han podido encontrar trabajo en tres años, por lo tanto no tienen suficiente dinero para mantener a sus familias. Lo sé, lo he visto. Si trabajas duro aquí tus sueños se hacen realidad”, contó Roger Espinoza.

Tras disputar con la selección de Honduras los mundiales de 2010 y 2014, Roger Espinoza jugó en Wigan de Inglaterra para luego volver en 2015 al Sporting Kansas City de los Estados Unidos, el equipo que lo lanzó a la fama en 2008.

ESPINOZA

Deja tu comentario

Recomendamos - Embajadores

s