Connect with us

Más de Honduras

“Guaya” Cruz, goleador del tremendo Broncos

Publicado

Recordar es vivir, y en esta sección siempre recordamos valores y exjugadores que dejaron escuela en el deporte hondureño, máxime futbolistas como Cruz Ramón Serrano “La Guaya” Cruz, famoso atacante que dejó sus mejores años en el histórico Broncos de Choluteca, especialmente en la época del exmundialista “Chelato Uclés”. Radicado en su natal Puerto Cortés, el recordado atacante del Broncos de Choluteca revive gratos momentos futbolísticos y además nos cuenta su triste historia de cómo la política internacional dividió a su familia, a pesar de ello se muestra muy orgulloso de sus padres ya fallecidos, hermanos e hijos que hoy son su alegría permanente.
¿A qué se dedica?
Tengo 36 años de trabajar con la DEI como oficial de aduana en Puerto Cortés. Nací un 1 de diciembre de 1954 en Puerto Cortés. Realicé mis estudios en el Gustavo Adolfo Alvarado, Moderno, Pedro Alvarado, José Cecilio del Valle, coronando mi carrera de Perito Mercantil y Contador Público.
¿De dónde surge la “Guaya” Cruz?
Nací en el Platensito, yo le llamé los Guayudos, llegué por invitación de don Roberto Mejía, fundador del Platense, quien me vio en el equipo Guayudos.

“Guaya” Cruz lleva 36 años de trabajar con la DEI como oficial de aduana en Puerto Cortés.

“Guaya” Cruz lleva 36 años de trabajar con la DEI como oficial de aduana en Puerto Cortés.


¿Y ese mote de Guaya y Guayudos de dónde surge?
Es el apodo de mi hermano mayor, Víctor Anael Cruz, ese se lo puso Rosveelt Garbut. Viene además de nuestra ocupación, éramos pescadores y utilizábamos la guaya, un cable de acero que impide que los peces corten la cuerda. El primero y original fue mi hermano Anael.
Además de usted, ¿qué otros familiares jugaron fútbol?
Primero mi hermano Anael, quien llegó al Platense recién fundado, mientras Julián lo hizo en Platense y Olimpia, mientras su servidor jugué para Broncos, Atlético Morazán y Platense.
¿Cuánto tiempo estuvo en los Guayudos y qué jugadores recuerda?
Solamente un año, allí compartí con el famoso “Miguelín” Bernárdez, Luciano Flores, tío de Dolmo Flores, “Newito Panchito”, Vicente Alvarado, entre otros, la mayoría pasó al platensito.
¿Luego que vino en su carrera deportiva?
Jugué siete años en el Platensito, donde quise jugar, pero de los seis que estábamos a prueba para llegar al primer equipo, fue al único que no dejaron, el entrenador Roberto “Che” Scaellsei me dijo que me preparara en otro lado, me fui llorando de la cancha.
¿Para dónde emigró?
Llego a Tegucigalpa para trabajar por contactos con la familia Milla Bermúdez, quienes me dieron la oportunidad de trabajar para ayudar a mi mamá y a mis hermanos, ya que a mi papá le quitaron su trabajo por ser salvadoreño, eso me obligó a hacerlo muy temprano.
En un recordado partido amistoso aparece con los exmundialistas, Jaime Villegas, Domingo Droumond (QDDG), Porfirio Betancourt. “Guaya” aparece agachado enfrente de ellos.

En un recordado partido amistoso aparece con los exmundialistas, Jaime Villegas, Domingo Droumond (QDDG), Porfirio Betancourt. “Guaya” aparece agachado enfrente de ellos.


¿Su padre se fue por la guerra del 69?
A pesar de que estaba naturalizado, lo sacaron del país, no me pasa todavía esos momentos de tristeza. Él trabajó 45 años en la Tela Railroad Company, era brequero del ferrocarril. Producto de su trabajo se ganó en la compañía un reloj Omega de oro puro por su lealtad durante tantos años.
¿Hay resentimiento en su corazón por lo sucedido?
No guardo rencor a pesar de lo que sucedió, los insultos y malos tratos que escuché de los mismos compañeros, a quienes nunca les faltó al respeto. Mis padres ya gozan de la paz de Dios, Olga María Cruz y José Claros Serrano, nosotros ya no guardamos rencor por ello. El nunca volvió a casa, pero yo lo fui a buscar a Tegucigalpa y felizmente lo encontré, luego lo traje a Puerto Cortés para que viera a mis hermanos, luego falleció en su país natal, donde lamentablemente no pude ir a su entierro.
Y en Tegucigalpa, ¿cómo le fue?
Trabajé cinco años en el bufete Zacapa, en el barrio La Granja, en la hora del almuerzo jugábamos las famosas potras con los empleados de la Oso Polar, ellos me invitaron a los recordados torneos de barrios y colonias de Comayagüela y Tegucigalpa. Allí jugué con un equipo del barrio El Chile, donde en un torneo navideño alterné con Rigoberto “Chula” Gómez y Marco Tulio “Coyol” López, quienes me llevaron al Olimpia dirigido por el chileno Claudio Ramírez Banda, al verme dos semanas aprobó mi fichaje, pero al llegar a firmar el contrato pedí una provisión a la directiva para enviarle a mi familia, y me la negaron, por lo que me levanté ofendido y me fui sin volver. Luego un amigo me lleva al Puebla del barrio Buenos Aires de la Liga Mayor, donde salgo campeón goleador con 11 goles, a pesar de que llegué hasta en la segunda vuelta.
¿Cómo llegó al Broncos?
El general Rosales Abella compra mi ficha al Puebla y me lleva al Broncos de Choluteca para que hiciera una prueba en 1976, la pasé y allí alterné con recordados compañeros como German Guzmán, “Yuyuga” Flores, “Alianza” Maldonado, Marco Tulio Cacho, Hernán García, Salustrio Pacheco, “Calavera” Rodríguez, Marco Tulio González, Jorge “Perro” González, “Peruano” Izquierdo, Rubén Guardado, entre otros. El técnico de ese Broncos era el colombiano Carlos Viera.
El tremendo Broncos de la bella Choluteca con grandes figuras de los setentas, donde destacaba como goleador Ramón “Guaya” Cruz.

El tremendo Broncos de la bella Choluteca con grandes figuras de los setentas, donde destacaba como goleador Ramón “Guaya” Cruz.


¿Siempre fue atacante?
Inicié como volante creativo con definición, pero en la corta etapa en el Olimpia pasé la prueba como lateral derecho, luego en el Puebla pasé la prueba como delantero por decisión del entrenador Alfonso “Foncho” Navarro, rotando por ambos lados, ya que dominaba ambos perfiles, de hecho hice pocos goles de cabeza.
¿Recuerdos en el Broncos?
Debuté ante Marathón en Choluteca, entré en el segundo tiempo por Jorge “Perro” González, quien salió furioso al minuto 70, apenas jugué 20 minutos e hice un golazo de unos 35 metros al portero Argelio Romero, ese fue mi debut con gol que salvó al Broncos de perder 1-0 en casa. También recuerdo con cariño a mis entrenadores en el club, el chileno Néstor Matamala, Jorge “Coqui” Berríos, “Chelato Uclés”.
¿Cuál fue el mejor gol?
Fueron varios, pero no olvido uno de palomita que le hice a Belarmino Rivera del Olimpia en Tegucigalpa, con ese gol ganamos 1-0. No olvido otro olímpico que le hice a Óscar Banegas del mismo Olimpia, también triunfamos 1-0 en Tegucigalpa. Otro momento especial los tres goles que le hice al Federal en un solo partido en el estadio Nacional.
¿Cómo terminó su etapa en el Broncos?
Fue por la fusión con la Universidad en 1982, Broncos vendió la categoría porque el fútbol ya se estaba encareciendo y los dirigentes Yamal Canahuati y Emilio Williams no soportaron la carga. No me fui a la U porque “Chelato” no quiso darme contrato, ya que Mario “La Flecha” López le dijo que yo le había robado 20 lempiras que tenía que darle a él para que se presentara a pretemporada, a pesar que aclaramos el caso con el gerente, no me dieron contrato. Mi sueldo era de 50 lempiras al inicio de mi carrera y terminé devengando un mil 800 lempiras.
¿Sus mejores acompañantes en el tremendo Broncos?
Sin duda que nombres como Oswaldo “Ché” Altamirano, Canelo Murillo, Rubén Guardado, Denis Allen, con ellos me entendí muy bien, había mucha calidad futbolística allí.
El recordar al Broncos le emociona, es el equipo de sus amores, allí se dio a conocer como goleador en el fútbol hondureño.

El recordar al Broncos le emociona, es el equipo de sus amores, allí se dio a conocer como goleador en el fútbol hondureño.


¿Qué recuerdos tiene de Platense y Atlético Morazán?
No me quejo, sobre todo de los entrenadores como Joaquín Padilla del Atlético Morazán y Ricardo “Cañón” Fúnez en Platense, no jugué mucho, pero lo disfruté con ellos.
Por: Geovanni Gómez
@geovannygo

Ver Más

Más de Honduras

Vida cerró fogueos empatando 3-3 ante Potros en Juticalpa

Publicado

Por

(GG)

Los Rojos del Club y Social Vida cerraron sus partidos de fogueo previo al campeonato de Liga empatando 3-3 en el estadio Juan Ramón Brevé Vargas de Juticalpa, en un partido movido y de gran calidad de ambos.

En el séptimo partido de preparación, los cocoteros empataron 3-3 ante Potros FC en el estadio Juan Ramón Breve de Juticalpa , Olancho.

Por los locales, los goles fueron anotados por David Contreras, Arnold Meléndez y Ricardo Cruz, mientras por los rojos marcaron el argentino Guillermo Chavasco, Ángel Tejeda y además sumaron un autogol.

Vida alineó a Roberto López, Bryan Barrios, Juan Pablo Montes, Jefri Flores, Carlos Sánchez, Sergio Peña, Danilo Palacios, Roger Sander, Guillermo Chavasco, Ángel Tejeda y Alexander Aguilar.

Vida inicia el torneo de Apertura el próximo sábado a las 7.15 recibiendo a los «lobos» de la UPNFM en el estadio Ceibeño en lo que se prevé un duelo de grandes alternativas y buen espectáculo.

Ver Más

Más de Honduras

Atletas hondureños destacan en Nicaragua

Publicado

Por

(GG)

En la jornada inaugural del Campeonato Centroamericano que se realiza en Managua, Nicaragua, el atletismo inició con pie derecho, con la medalla de oro conseguida por la joven María Alejandra Castejón en 100 metros Vallas U20,  mientras que Jesús Torres nos regaló medalla de bronce en Salto Triple.

Jesús Torres ganó medalla de Bronce en Salto Triple en el centroamericano de atletismo que se realiza en Nicaragua.

Ya en la jornada dominical, Castejón nos regaló un nuevo oro en Heptatlón y se encamina a ser la reina del campeonato, mientras que en 110 metros Vallas, José Foster nos dio la medalla de plata,

Ver Más

Más de Honduras

Sus amigos del Motagua despiden al «Flaco» Centeno

Publicado

Por

(GG)

En un acto improvisado pero de corazón, muchas personas afines al Fútbol Club Motagua, entre ellos algunos empleados de la oficina, esperaron ver pasar el cortejo fúnebre que trasladó los restos mortales del eterno utilero del club, Carlos «Flaco» Centeno a su morada definitiva, ya que su familia autorizó que pasara enfrente de la sede para recibir el último adiós en señal de cariño y aprecio.

En las graficas se aprecia a don Esteban López, «Tateban», un hombre de casi 90 años, quien cuida la sede y que recibió al «Flaco» en al sede en 1994, cuando apenas tenía unos trece años de edad y además su eterna amiga, la secretaria del Club; Xiomara Medina, quienes visiblemente dolidos dijeron adiós a una persona que ya no verán más, pero que recordarán siempre con mucho cariño y que ya goza de la paz celestial.

Los restos mortales del Flaco Centeno ya descansan en paz.

Los restos morales del «Flaco» Centeno fueron enterrados esta tarde en el Cementerio San Miguel Arcángel de Las Casitas desde donde de lejos su madre, Doña Argentina viuda de Centeno, despidió al mayor de sus hijos, muerto a causa de la Covid-19, sin duda un dolor muy grande que difícilmente podrá borrar de su corazón al igual que el de su esposa e hija.

Ver Más

Más de Honduras

«Flaco» Centeno, diez Ligas y una Copa Centroamericana con su amado Motagua

Publicado

Por

(GG)

Llegó casi siendo un niño al Motagua, recomendado por Ramón Enrique Maradiaga, por su amor incondicional al cuadro mimado, parece mentira que pasaron 27 años de su arribo al equipo de su simpatía, porque curiosamente Carlos el «Flaco» Centeno siempre lo soñó, ya que en su casa su familia estaba dividida en dos amores deportivos: Olimpia y Motagua, pero siempre con el respeto debido, ya que su hermano José Alexander, el popular «Capi», soñaba lo mismo, pero en el Olimpia, y al final ambos lograron su objetivo.

Esa relación de hermanos y de una familia dividida por los dos grandes equipos del país fue algo anecdótico, porque solo fue una rivalidad futbolística, ya que  ambos mantuvieron un amor y respeto por el otro, sin ofensas ni palabras en los partidos en los estadios. Es más, casi nunca los vimos juntos, pero en casa de mamá y papá eran dos hermanos entrañables que se amaban y respetaban, prueba de ello fue la reacción desgarradora del «Capi» al enterarse de la muerte del «Flaco» en New Jersey: «murió mi hermanito», gritaba desesperado y desolado en los pasillos del hotel  donde los jugadores del Olimpia lo acuerparon y consolaron, pero además doble dolor porque no hay entierro familiar y no lo volvió a ver.

Foto familiar inolvidable, el Flaco y Capi juntos a su mamá.

Y es que El Flaco como le apodaron desde que llegó al club fue una persona noble que evitaba a toda costa los alegatos con sus semejantes, ya que se dedicaba muy responsablemente a su trabajo y lo hizo a carta cabal todo es tiempo, siendo el empleado más antiguo junto a don Ñel Vega y don Esteban López, quienes regresaron al club  casi al mismo tiempo que él iniciaba su largo recorrido de casi tres décadas.

Tenía una estima increíble y especial en todos los jugadores, tres generaciones lo admiraron, apreciaron. lo quisieron y lo entendieron al igual que él lo hizo porque esa tarea de sociabilizar con los futbolistas no es nada fácil, ya que son personas muy delicadas y especiales.

Desgraciadamente para este Flaco que diez vueltas olímpicas de Liga y que tenía siempre la tarea de llevar el el trofeo a los camerinos después de que la alzaran todos los jugadores y parte de la afición, ya no levantará una copa más en físico, tampoco otra centroamericana como al conseguida por Primi Maradiaga en 2007, aunque desde donde esté siempre apoyará a su amado equipo.

Pasaron tantos técnicos en el cuadro mimado y siempre el Flaco estuvo allí, quizás con el único que no cuadró del todo y estuvo un mes fuera fue el serbio Risto Vidakovic, pero el europeo rectificó y lo trajo de vuelta de las reservas.

No cabe duda de que el Flaco Centeno fue un joven muy serio y responsable, respetuoso de los demás, honrado y cabal en su trabajo, amante de todos los deportes porque fácilmente comentaba de sus amados Patriots de la NFL o de los Red Sox de la MLB, equipos de Boston a quienes vio  campeón y por eso los prefirió, pero hoy el tiempo de vida se le agotó y queda la nostalgia de haberle conocido, tratado y de ser parte de las personas con las que dialogó de muchas cosas, pero sobre todo del Motagua, su adorado equipo que llevó en su corazón hasta su última morada celestial.

Ver Más

Más de Honduras

Vida gana amistoso en Punuare, Olancho

Publicado

Por

(GG)

El Club y Social Vida ganó un difícil amistoso en la comunidad de Punaure, Olancho donde vencieron al equipo local 4-3 con goles de Anthony García
Denis Meléndez,  Joan Acosta y Ederson Fúnez.

Con un equipo alterno pero de buenos jugadores el Vida cumplió con los paisanos del presidente del Club, Luis Cruz, quienes vieron por fin a los ceibeños jugar en su comunidad en donde el once utilizado por el profesor Fernando Mira fue el siguiente: Brayan Canales. Denis Meléndez, Carlos Argueta, Luis Meléndez, Sebastián Espinoza, Axel Padilla, Misael Bernárdez, Edwin acosta, Anthony García, Marvin Bernárdez y Marcos Alvarenga.

el cuadro rojo se alista para el debut del próximo sábado 7 de agosto donde miden fuerzas ante los «lobos» de la UPNFM en un partido a realizarse a las 7 pm en el estadio Ceibeño, según confirmó la Liga Profesional de Honduras.

Ver Más
Publicidad

Boletín De Noticias

Recibe las mejores historias directamente a tu correo.



TABLA LIGA NACIONAL

Publicidad
Publicidad

Derechos Reservados © 2021 Diario Deportivo MÁS, Honduras Centro América.