Connect with us

De Todo Un Poco

Hoddle, exseleccionador inglés, sigue “grave”, pero responde al tratamiento

Foto: @MasFutbolero

Glenn Hoddle, exfutbolista y exseleccionador inglés, sigue en estado “grave”, pero “responde bien al tratamiento” que recibe en el hospital donde fue este sábado ingresado de forma urgente, tras desplomarse antes de entrar en un directo del programa de BT Sport, del que es comentarista.

Un portavoz de esa cadena de televisión explicó que “su familia está con él” y que desea expresar su “gratitud” por las muestras de apoyo recibidas, al tiempo que ha pedido que se respete su “privacidad en estos momentos”.

“Su estado es grave, pero Glenn está recibiendo tratamiento de los especialistas y está respondiendo bien”, agregó la fuente.

El presentador del programa de fútbol de BT Sports, Mark Pougatch, informó ayer en su cuenta personal de Twitter de que su “amigo” cayó “gravemente enfermo” en el estudio del canal televisivo a la vez que enviaba un mensaje de ánimo a su compañero: “Todos estamos contigo, Glenn. Te enviamos amor y fuerza”, afirmó.

Después, Pougatch comunicó que la emisión del programa del sábado iba a ser cancelada: “Entenderéis por qué no hay BT Sport Score esta tarde. Todos nuestros pensamientos están con Hoddle y su familia”, señaló en Twitter.

También mostró su apoyo su excompañero en la selección inglesa de fútbol, Gary Lineker, que lanzó un mensaje de ánimo al mítico futbolista británico: “Noticias muy preocupantes de que Glenn Hoddle se derrumbó en los estudios de BT Sport. Mis pensamientos están con él y su familia. Vamos, Glenn”, manifestó en Twitter.

Como jugador, Hoddle ganó una copa de la liga y la de la UEFA mientras militó en el Tottenham Hotspurs, del que pasó después al Mónaco francés y al Swindon y Chelsea, equipos ingleses a los que llegó a dirigir en calidad de “futbolista-entrenador”.

Tras esa etapa, tomó las riendas de la selección nacional, con la que disputó el Mundial de Francia en 1998, pero dimitió en 2002 a raíz de unas polémicas declaraciones en las que dijo que los discapacitados se encontraban en esa situación por “los pecados cometidos en sus vidas pasadas”.

Hoddle, de 61 años y profundamente religioso, admitió entonces que había cometido “un error de juicio” y pidió perdón, lo que le permitió seguir con su carrera de entrenador en el Southampton, Tottenham y Wolverhampton Wanderers.

En los últimos años se ha centrado en su papel de comentarista para varios medios de comunicación británicos. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco