Connect with us

Automovilismo

Hamilton va por 5to título para igualar al ‘padrino’ Fangio

Fotos: AP

Con sus ostentosas joyas, buen sentido de la moda y la velocidad de su Mercedes plateado, Lewis Hamilton manda en la Fórmula Uno con elegancia.

El piloto que persigue en el libro de récords era un ex mecánico argentino, calvo y fornido, que a pura fuerza conquistó cinco campeonatos en una era en la que había desafiar la muerte.

Más de 60 años después que Juan Manuel Fangio dominó la F1 en la década de los 50, Hamilton está a punto de igualar su cosecha de títulos en Ciudad de México. Solo el alemán Michael Schumacher tiene más con siete.

El piloto británico llega al Autódromo Hermanos Rodríguez de la Ciudad de México con profundo respeto al primer campeón latinoamericano, quizás el mejor de todos los tiempos.

“Es como el padrino de nuestro deporte”, afirmó Hamilton.

Si bien separados por una brecha de varias décadas, Fangio y Hamilton tiene algo en común: sus raíces humildes, lejos del opulento mundo de la F1.

Hamilton es el primer y único piloto de la F1. Surgió del circuito kart en Gran Bretaña, con su padre con tres trabajos para apoyarle. Fangio fue el hijo de inmigrantes italianos que se radicaron en Sudamérica. Tenía 11 años cuando empezó a trabajar en automóviles como mecánico y luego abrió su propio taller.

Las habilidades de Hamilton al conducir karts captaron el interés de los buscadores de talento en la F1. Fangio competía en todas partes, primero en el circuito de tierra, a veces en trayectos montañosos que tomaban varios días y en el que los pilotos tenían que encargarse de sus propias reparaciones. Su primera carrera fue con un modelo Ford A que le prestaron.

Hamilton debutó en la F1 cuando tenía 22 años y no pudo coronarse campeón por tan solo un punto. Fangio no compitió en Europa hasta que tenía 38 años y se sumó a la F1 en su temporada inaugural en 1950. El argentino ganó el título en 1951 y luego dominó con cuatro títulos seguidos entre 1954-57 — una racha que se dio tras la lesión en el cuello que sufrió en una colisión en 1952 que casi le costó la vida.

Cuando le hablan de Fangio, Hamilton se expresa asombrado por los riesgos que imperaban en la era del argentino. No había nada parecido a las protecciones que ahora cuentan en las cabinas de sus monoplazas.

Hamilton dice que ha conducido algunas vueltas en vehículo de la era Fangio, y quedó impresionado por la valentía que había que tener para solo pisar el acelerador. Los pilotos usaban cascos con el rostro descubiertos, mangas cortas y guantes. No existían los trajes a prueba de fuego.

“Siempre es extraño escuchar la filosofía mental de los pilotos de esa era. Sir Stirling (Moss) decía que querrías lanzarte del coche si este fuera a estrellarse, que esperabas salir despedido del coche”, contó Hamilton. “Nosotros tenemos un espacio mucho más cerrado. Se trata de quedarse atascado y estar seguro”.

Moss, quien compitió junto a Fangio en Mercedes, se retiró de la vida pública a inicios de año. Pero siempre admiró el talento de Fangio en autos que podrían ser tumbas andantes.

“Fue el más grande de todos”, dijo Moss en una entrevista de 2007 con Motorsport. “Me refiero a tomar una curva de 145 mph en pista mojada, sabiendo que si te sales, lo más seguro es que vas a morir. O te regresabas a fosos con el timón en la mano para pedir otro coche”.

“Pero todos éramos conscientes del peligro: yo fui piloto porque en cierta medida era peligroso”, añadió Moss.

Fangio ganó títulos con Alfa Romeo, Ferrari y Maserati, y dos veces con Mercedes. Eso es otro aspecto que Fangio comparte con Hamilton: acierto a la hora de escoger el modelo ideal. Hamilton ganó su primer título con McLaren en 2008, pasó a Mercedes en 2013, un año antes que la F1 hizo el cambio al motor híbrido V6. El constructor alemán ha dominado desde entonces.

“(Fangio) siempre fue muy despierto”, dijo Mario Andretti, campeón de la F1 en 1978 y que se hizo amigo de Fangio antes de su deceso en 1995. “Siempre buscó un equipo de marca cuando estaban en su mejor momento”.

Fangio también fue un piloto innovador, el pionero del derrape controlado a cuatro ruedas para acometer con temeridad las curvas.

“Fangio sería campeón hoy”, dijo Andretti. “El factor humano no cambia, solo el equipo. Tenía algo especial”.

Fernando Alonso, el dos veces campeón de la F1 que ha competido contra Hamilton desde 2017 pone a Fangio y Hamilton en su Top 5 de los mejores pilotos de la historia. Sabía que Hamilton era uno especial en la primera carrera que disputó contra él.

“Lewis derrochó talento desde el primer día, peleando por el título en su año de novato y luego ganando el título en 2008”, dijo el español Alonso, en su último año en la máxima categoría. “Fue capaz de ganar carrera con un coche competitivo, pero también ganó carreras en temporadas en la que su coche no estaba en su mejor nivel. Es impresionante”. AP

Deja tu comentario

Recomendamos - Automovilismo