Connect with us

Fútbol Internacional

Betis se regala una noche histórica con triunfo en San Siro

Real Betis triunfó este jueves por 2-1 contra el Milán en San Siro en la tercera jornada de la Liga Europa y, gracias a los goles del paraguayo Antonio Sanabria y del argentino Giovani Lo Celso y a un gran esfuerzo defensivo en el tramo final, se hizo con el liderato en solitario en el grupo F.

Tras la derrota 0-1 sufrida contra el Valladolid en la Liga española, el Betis se regaló una noche histórica al ganar por primera vez en San Siro contra un Milan que apretó con todo hasta el final en busca del empate, sin poder romper el muro bético.

El equipo del técnico Quique Setién se olvidó de sus problemas ofensivos y, tras marcar apenas 5 goles en 9 partidos ligueros, logró culminar un juego siempre brillante con 2 dianas de enorme importancia para seguir soñando en Europa.

Cuarenta y uno años después del último enfrentamiento, que se remontaba a la Recopa de Europa de 1977, el Betis volvió a visitar San Siro y lo hizo acompañado por 7.000 hinchas, cuyo viaje a Milán tuvo el premio más dulce.

El Betis salió con carácter y gestionó la posesión del balón con autoridad, su mejor virtud en este arranque de temporada, ante un Milan que estuvo obligado a correr mucho para cerrar espacios y que no logró encontrar ritmo en sus jugadas ofensivas.

Los milaneses atacaron de manera demasiado tímida y previsible para poner en apuros a la defensa bética y cometieron muchas imprecisiones en fase de salida de balón, lo que el Betis aprovechó para asomarse desde el principio a la portería del español Pepe Reina.

Tras un disparo alto de Sanabria a los 2 minutos de juego, fue Barragán quien asustó a la afición local con un cabezazo que terminó fuera por poco en el 17 y quien subió aún más la confianza de un Betis que ya acariciaba la idea de adelantarse.

Los repentinos cambios de orientación del equipo de Setién desequilibraron al Milan y el gol de la ventaja para el Betis se originó en una acción de Lo Celso, que profundizó en la banda izquierda y centró raso al suelo para que Sanabria aprovechara la blanda defensa “rossonera” para desatar la euforia de la hinchada verdiblanca (m.30).

La ventaja de un gol hasta se le quedó pequeña al Betis, ya que el colegiado anuló erróneamente el posible doblete de Sanabria por una supuesta anterior posición de fuera de juego de León (m.33) y el propio delantero paraguayo y Lo Celso perdonaron otras dos claras oportunidades ante Reina.

Sin embargo, también hubo tiempo para un susto defensivo al borde del descanso, cuando solo una magistral jugada del zaguero Mandi pudo evitar el gol del empate del argentino Gonzalo Higuaín, quien se preparaba para empujar el balón en la red tras regatear al portero Pau López.

Al ver a su equipo falto de competitividad, el técnico del Milan Gennaro Gattuso realizó dos cambios al comienzo de la reanudación, al dar paso al gaditano Jesús Fernández Sáez “Suso” y al joven delantero Patrick Cutrone, para apoyar más al “Pipita”.

El cambio de estrategia no dio resultados inmediatos para los milaneses, ante un Betis que arrancó la segunda mitad con coraje y determinación y que, tras unos avisos de Lo Celso y de Junior, subió un merecido 2-0 al marcador de San Siro.

Lo Celso, dominador en el centro del campo, envió el balón a la escuadra con un perfecto zurdazo desde fuera del área que silenciaba la hinchada local y que subía aún más el entusiasmo de la marea verdiblanca (m.54).

Durante unos diez minutos, gestionar la posesión del balón con la cómoda doble ventaja en el luminoso fue dulce para el Betis, en un San Siro en el que las largas series de pases del equipo de Setién estaban acompañadas por los “olé” de la afición andaluza.

Sin embargo, poco a poco el Betis bajó su posición con el deseo de defender el resultado y el Milan empezó a presionar con más fuerza en zona ofensiva.

El primer susto llegó en el 73 cuando Samu Castillejo sacudió al poste con un tremendo zurdazo desde los 25 metros y, 9 minutos después, los “rossoneri” recortaron distancias por medio de Cutrone para subir al máximo la tensión en el tramo final.

El Betis tiró de orgullo en los últimos minutos, cuando el desgaste de energías se hacía evidente, y consiguió contener el empuje de un Milan cuyas opciones se acabaron cuando Marc Bartra impidió a Castillejo rematar a placer en el área de penalti con una controvertida intervención.

El colegiado no tuvo dudas en considerarla legal, pero el extremo andaluz del Milan protestó mucho y perdió la calma, hasta terminar expulsado con roja directa por una dura falta sobre Lo Celso, pocos segundos después.

Fue la última emoción de un encuentro intenso, en el que el Betis venció ante un equipo de glorioso pasado europeo para dar un paso de máxima importancia hacia el pase a los dieciseisavos de final. EFE.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional