Connect with us

Más de Honduras

El Marcelo Tinoco sucumbe entre promesas incumplidas

DANLI, El Paraíso. – Entre las promesas incumplidas de diputados y dos presidenciables se muere el Estadio Marcelo Tinoco de Danlí, sus 30 años de historia no lograrían conquistar el sueño de un imponente coloso por falta de inversión, gradas de madera podrida, muros a punto de caer y camerinos en mal estado son el diario vivir de los jugadores y usuarios de las instalaciones deportivas.

El crecimiento poblacional le quedo grande al Estadio de Danlí, nunca se convirtió en el coloso deportivo que soñó aquel humilde danlidense de oficio carnicero, pero con la pasión de un gran arquero de nombre Marcelo Tinoco, que murió después de rodar por el engramillado en un encuentro deportivo entre el equipo de sus amores Danlí vrs. Colinas, cuerpo a cuerpo con el delantero recibió golpes internos que acabaron con su vida, en honor al valiente guarda meta el estadio lleva por nombre Marcelo Tinoco.

Cual, si jugaran con los sueños de niños, jóvenes y hasta los veteranos de la zona oriental, se han infundado falsas promesas de remodelación total del estadio que se guardan en los cajones del Congreso Nacional, las pocas inversiones fueron dirigidas desde la alcaldía municipal en el gobierno del ex alcalde Ramiro Chacón.

El presidente del comité pro mejoramiento del estadio y de la liga mayor y menor de futbol federado Wilmer Andrade, explico “desde hace varios años se iniciaron gestiones para mejorar las canchas del estadio y de semilleros del futuro, la más grande carencia es en la gradería, por ejemplo, en el sector del sol solo caben sentadas 300 personas y el espacio es para aproximadamente 3, 500 personas. Esto significa que apenas estamos aprovechando un 15 por ciento de la capacidad del espacio, en sector de sobra las gradas son de madera y están totalmente podridas y sus bases corroídas y esto genera inseguridad para la población”.

“el gobierno de Ramiro Chacón, se inició con el mejoramiento y fue el presidente Juan Orlando Hernández, quien en la inauguración de la primera Copa Presidente con un estrechón de manos ofreció la construcción total del estadio, promesa que después de cinco años no se ha cumplido, al igual que el expresidente Porfirio Lobo, prometió al exalcalde Urrutia iluminarlo y tampoco se ha cumplido”.

“A este mes del año ya debimos haber utilizado medio millón de lempiras que generan los cubículos del estadio que pagan alquiler a la alcaldía, pero que no nos han entregado, sin embargo, la responsabilidad de inversión no solo es municipal”.

Y es que en los últimos años se han recibido promesas de diputados y de presidentes, pero que hasta ahora no llegan a cumplirse, no así en departamentos como Choluteca que recibió de fondos de la Tasa de Seguridad y El Congreso Nacional más de 123 millones de lempiras para un nuevo estadio y canchas sintéticas en populosas colonias, recientemente en Amapala una cancha de 22 millones de lempiras y al cabo de unas horas se publicó la apertura en licitación para la iluminación de varios campos de futbol en el departamento de Valle; estas inversiones llenan de indignación a los danlidenses que a pesar de ser una de las principales ciudades del país, no cuenta con inversión importante en infraestructura.

Así lo detalla el ex seleccionado nacional sub 17, sub 20, sub 23 y de selección mayor y que actualmente juega con el equipo de segunda división Estrella Roja, Roy Posas.

“Este estadio se usa como cancha alterna de Liga Nacional, viene a jugar Motagua, Olimpia y como ciudadanos desde hace años esperamos construcción e iluminación que sería algo confortable para los aficionados, jugadores y usuarios de las instalaciones deportivas, esperamos que no se olviden de esta ciudad que ha sido cede de grandes eventos deportivos y políticos”.

Danlí con mucho esfuerzo y a base de colaboración y apoyo de buenos danlidenses ha logrado colar al equipo Estrella Roja a segunda división y recientemente el Club Real de Minas de la Liga Nacional de Primera División tomo la decisión de adoptar como sede el estadio Marcelo Tinoco de Danlí para los partidos restantes de local del presente campeonato de Apertura y además única sede para el próximo campeonato de clausura.

Por su parte Elmer Sosa, presidente del equipo Estrella Roja de segunda División “lamentamos que en otras zonas como el sur del país encontramos canchas sintéticas en barrios y estadios iluminados, aquí no podemos practicar en la noche y no podemos jugar por la noche porque no hay iluminación, los partidos oficiales es penoso vender boletos para silla o sol y la gente parada porque apenas 300 personas sentadas en sol”.

Graderías de madera podrida, bases de concreto destruidas por el tiempo, pista con alta humedad, baños deplorables, dos camerinos y un estacionamiento en condiciones inadecuadas son algunas de las quejas de los deportistas y usuarios del estadio sede alterna de liga nacional que se ubica en una de las ciudades más grandes del país con categoría A según la Asociación de Municipios de Honduras.

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras