Connect with us

Fútbol Internacional

Cristiano Ronaldo, más que una estrella del fútbol, una marca mundial

Cristiano Ronaldo, en el centro de la tormenta por acusaciones de violación en Estados Unidos, hace tiempo que dejó de ser un simple jugador de fútbol para convertirse en una auténtica marca mundial.

“Es una auténtica empresa de productos, de servicios, digital… También tiene un museo con su efigie. Es muy poco frecuente. El aeropuerto de Madeira lleva su nombre, en términos de percepción colectiva, es muy impresionante”, explica a la AFP el investigador Jean-Philippe Danglade, especialista en marketing.

Gracias al espectacular salario que cobra en su club y a su capacidad para sacar beneficio a su inmensa notoriedad, el cinco veces Balón de Oro se embolsó un total de 108 millones de dólares (94 millones de euros) en 2017, de los que 61 millones fueron en concepto de sueldos, según la revista Forbes.

A pesar de haber conquistado en mayo un quinto título en la Liga de Campeones, el tercero consecutivo con el Real Madrid, la estrella lusa no figura como el número 1 del ranking de deportistas mejor pagados, según Forbes. Terminó este año en tercer lugar, por detrás de su gran rival Lionel Messi (USD 111 millones) y del boxeador Floyd Mayweather (USD 285 millones).

Los dos años precedentes la estrella lusa sí estuvo en lo alto de esta clasificación.

El aspecto económico fue fundamental para que al final de la pasada temporada fuera traspasado del Real Madrid a la Juventus, con un nuevo salario estimado en 31 millones de euros por curso, a pesar de que ya cuenta con 33 años.

Su salida del club blanco coincidió con problemas con el fisco español. En junio aceptó pagar 16,7 millones de euros dentro de un preacuerdo destinado a poner fin a su caso judicial por fraude fiscal.

Beckham y Jordan  

Más allá de su sueldo como futbolista, Ronaldo ha hecho de su nombre y de su número -CR7- una marca personal, siguiendo el modelo de David Beckham o de la leyenda del básquetbol Michael Jordan y su legendario logo ‘jumpman’.

Desde la apertura de su primera tienda de ropa interior ‘CR7’ en 2006 en Funchal, el hombre de los abdominales perfectos ha ampliado la gama con vaqueros, zapatos y accesorios.

Y en 2015 asoció su nombre con el grupo hotelero Pestana para construir cinco hoteles (el sexto está planeado en París), también bajo la marca ‘CR7’.

Además, en las redes sociales tiene 330 millones de seguidores, más que cualquier otro deportista. Un público así le permite contar con más de una decena de patrocinadores de primera línea.

De la marca de relojes suizos Tag Heuer a la editora de videojuegos japonesa Konami, pasando por la aerolínea Emirates, el fabricante de lubricantes Castrol o el operador telefónico SFR, todos disfrutan de Cristiano Ronaldo como gancho publicitario.

Familia Nike

“Está muy bien equilibrado con una decena de sectores de actividades muy diferentes y complementarias”, valoró el año pasado a la AFP Jean-Philippe Danglade, autor del libro ‘Marketing y famosos’.

Con la marca deportiva Nike, con la que colabora desde 2003, los lazos son todavía más estrechos. Ronaldo firmó recientemente una renovación “a largo plazo”, con un ingresos estimados de al menos 20 millones de euros anuales, según la prensa.

CR7 considera ese acuerdo con Nike como “vitalicio” y se siente “miembro de la familia”, según dijo en un vídeo difundido por la marca estadounidense. “Es el mejor contrato que he tenido en mi carrera”, añadió.

Según Forbes, entre el carismático y atractivo Cristiano Ronaldo y su rival Messi, habitualmente más tímido, no hay color en lo que se refiere a lo que generan para Nike y Adidas, el patrocinador del argentino. En 2016, el portugués habría generado 500 millones de dólares para Nike a través de las redes sociales, por 53,3 millones en el caso de Messi para Adidas.

Ahora la marca estadounidense está “profundamente preocupada” por la situación de una de sus estrellas, acusada de violación en Las Vegas en 2009. AFP.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional