Los chicos malos de los mundiales
Connect with us

De Todo Un Poco

Los chicos malos de los mundiales

Para brillar en un Mundial de la FIFA se necesita talento, por supuesto; pero también un poco de maldad, como en el caso de Harald Schumacher o Luis Suárez.

A continuación, un equipo de ‘chicos malos’ de los mnudiales:

Schumacher – De Jong, Materazzi, Bilic, Cannavaro, Boulahrouz – Roy Keane, Zidane, Maradona – Deco, Luis Suárez.

– Schumacher y los dientes de Battiston –
Están sobre el césped los dientes del defensor francés Patrick Battiston, salvajemente golpeado dentro del área por el portero alemán Harald “Toni” Schumacher, en la semifinal del Mundial de España-1982 que hizo llorar a Francia, que vio como Alemania le levantaba un 3-1 en el alargue hasta empatarle 3-3 y ganarle por penales 5-4.

Schumacher, que ni siquiera fue castigado con falta, se mantendrá en el arco para detener los penales franceses, pero perderá dos finales consecutivas: España-1982 ante Italia (3-1) y México-1986 contra Argentina (3-2).

– Boulahrouz, Deco, y “la batalla de Nuremberg” –
Khalid Boulahrouz de naranja y Deco de granate, simbolizan la terrible “Batalla de Nuremberg” en octavos de final del Mundial de Alemania-2006, no apta para menores por sus imágenes violentas. Ese día, el árbitro ruso Valentin Ivanov distribuye un récord de 16 tarjetas amarillas y cuatro rojas.

Boulahrouz es amonestado por un tremendo impacto sobre el muslo de Cristiano Ronaldo (7), luego un codazo en la cara de Luis Figo (63). Deco ve la amarilla por un ‘tackle’ con tres metros de carrera sobre John Heitinga (73) y por agarrar el balón con la mano frente a Philipp Cocu (79), antes ser lanzado al suelo.

– ‘Karate Kid’ De Jong –
Nigel De Jong (Holanda) no es campeón del mundo, pero se hizo mundialmente célebre por una patada digna de artes marciales al pecho de Xabi Alonso en la final de Sudáfrica-2010, cuando la ‘Oranje’ perdió ante España por 1-0 en la prórroga.

El árbitro inglés Howard Webb solo le advirtió con tarjeta amarilla (28), pero este recurso violento marcó el tono del partido, donde Holanda recibiría nueve amarillas y una roja (Heitinga), y España cinco amarillas.

– Materazzi-Cannavaro, bisagra italiana –
La defensa central italiana integrada por Marco Materazzi y Fabio Cannavaro sobrevoló el Mundial de Alemania-2006 hasta la victoria final contra Francia en definición por penales tras empate 1-1.

Materazzi consiguió sacar de quicio al mejor jugador francés Zinedine Zidane, expulsado por darle un cabezazo violento en el pecho a los 110 minutos en la final del torneo. Cannavaro, intratable durante todo el torneo, golpeó fuertemente a Thierry Henry en el primer minuto de la final sin ser amonestado.

– Bilic, de Oscar –
La actuación del jugador croata Slaven Bilic resulta de lo más cinematográfica. Rozado en la cara por el francés Laurent Blanc durante la semifinal de Francia-1998 entre el seleccionado local y Croacia, se desploma sobre el césped mientras se sostiene el rostro y provoca una tarjeta roja para el defensor francés, que se perderá la final con victoria 3-0 ante Brasil. Pero aún con diez, los ‘Bleus’ resisten y vencen a Croacia en semifinales por 2-1.

– Las palabras de Roy Keane –
El irlandés Roy Keane apareció regularmente en la crónica negra de la Premier League, incluida la rotura intencional de los ligamentos -y carrera profesional- de Alf-Inge Haland.

Quedó en la historia de los Mundiales, no en Estados Unidos-1994, sin historia para Irlanda, pero por su autoexclusión del de Corea del Sur y Japón-2002 al insultar a Mick McCarthy. Posteriormente, Keane explicó que le dijo: “Fuiste un jugador de mierda, eres aún peor como seleccionador (…) idiota, entrenador de mierda (…) ¡Que te den, a ti y a tu Mundial!”.

– ‘Coup de boule’ de Zidane –
Del francés Zinédine Zidane se celebran su gestos de clase a lo Nijinski, pero también se trata del único jugador expulsado dos veces en los Mundiales, al igual que el camerunés Rigobert Song (1994-1998).

En Francia-1998, ‘Zizou’ pisó al saudi Fuad Amin (70) en el segundo partido de la selección francesa en la fase de grupos del torneo y fue suspendido por dos partidos.

En Alemania-2006 dejó a su equipo con diez en la final ante Italia por un testarazo al pecho de Materazzi al minuto 110, el último acto de su carrera como futbolista.

– Diabólico Maradona –
Diego Maradona es un genio, pero bueno y malo a la vez… En 1986, abrió el marcador para Argentina con la mano más famosa de la historia del fútbol, ​​que nombró instantáneamente él mismo “la mano de Dios”. Pero ya constaba en su historial oscuro su expulsión contra Brasil cuatro años antes por una violenta patada en las partes nobles del volante auriverde Batista en partido de la segunda ronda del Mundial de España-1982.

– Suárez, con uñas y dientes –
Luis Suárez ha aparecido dos veces en los titulares de Mundiales consecutivos.

En Sudáfrica-2010 su mano intencional para impedir un gol rival en el último minuto del alargue le valió una merecida tarjeta roja, pero clasificó a a semifinales a Uruguay, ya que Ghana falló la consecuente pena máxima y y finalmente perdió en la tanda definitiva (1-1, 4-2 en penales).

En Brasil-2014 muerde el hombro de Giorgio Chiellini, pero termina impune el decisivo partido contra Italia, ganado 1-0 por los celestes gracais a un gol de Diego Godín. El pistolero fue sancionado con nueve partidos de suspensión para jugar con la selección uruguaya y cuatro meses de exclusión del fútbol.  AFP

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco

error: Contenido tiene derechos de autor - Diario Deportivo Más !!