Connect with us

De Todo Un Poco

Djokovic y la ‘maldición de los octavos’ hunden a Verdasco

El serbio Novak Djokovic, exnúmero 1 mundial y actual 22º del ranking ATP, derribó en octavos de final (6-3, 6-4, 6-2) al español Fernando Verdasco (35º), que ha caído en esa ronda en París las siete veces que la alcanzó.

La ‘maldición de los octavos’ en la capital francesa sigue por lo tanto vigente para el tenista madrileño, lo que deja a Rafa Nadal y Garbiñe Muguruza, número 1 de la ATP y número 3 de la WTA respectivamente, como únicas bazas españolas en los cuadros principales.

Djokovic se enfrentará en los cuartos de final al italiano Marco Cecchinato (72º), que sorprendió en octavos eliminando al belga David Goffin (9º).

Verdasco, de 34 años y exnúmero 7 mundial, venía de conseguir un ilusionante triunfo en tres mangas sobre el quinto jugador de la clasificación mundial, el búlgaro Grigor Dimitrov, pero su rival serbio le desesperó en el duelo en la pista central.

“Para que Novak gane un partido a Rafa (Nadal) tiene que jugar a un nivel que no ha jugado hoy. Yo es que he jugado muy mal. Pero si Novak empieza como lo hizo hoy, Rafa hubiera conseguido una buena ventaja en el inicio del partido”, estimó Verdasco cuando fue preguntado sobre si el Djokovic actual es capaz de batir a Nadal.

‘Nole’ quebró de entrada el saque del español en el cuarto juego, para destacarse 3-1, y eso fue suficiente para acabar ganando la manga por 6-3.

En el segundo, con Verdasco gesticulando, enfadándose y desesperándose por momentos, Djokovic volvió a conseguir un quiebre de servicio que le puso 2-0. Verdasco se reenganchó a la batalla con un ‘break’ para nivelar 3-3, pero en el siguiente juego el jugador de Belgrado volvió a quebrar el saque y la paciencia del español, para colocarse de nuevo con ventaja en una manga que liquidó con un 6-4.

En la tercera y definitiva, Djokovic resolvió con un claro 6-2, sin margen para la sorpresa.

“Sabía que podía ser un partido difícil. Él venía con confianza y es un especialista en tierra batida. Tenía que estar concentrado y que jugar con mucha intensidad”, afirmó el jugador balcánico al término del partido.

En sus duelos particulares, Djokovic domina ahora 11-4 a Verdasco, que no derrota al serbio desde el Masters 1000 de Roma de 2010. En sus seis últimos enfrentamientos, el serbio siempre terminó llevándose la victoria.

Verdasco, cuyo mejor resultado en un Grand Slam son las semifinales del Abierto de Australia de 2009, nunca superó los octavos de final en Roland Garros, en las siete ocasiones que alcanzó esa ronda, la última el año pasado frente al japonés Kei Nishikori.

– Progresión continua –
Djokovic, por su parte, continúa transmitiendo buenas sensaciones.

Por el momento, el campeón de Roland Garros en 2016 igualará al menos su resultado de hace un año, cuando cayó en cuartos de final ante el austríaco Dominic Thiem.

Pero, sobre todo, confirma que está cada vez más cerca de su mejor versión, después de no competir por sus problemas físicos en la segunda mitad de 2017 y de su operación de codo de febrero.

Tras unos primeros torneos decepcionantes en la temporada europea sobre tierra batida, Djokovic ya mostró su mejoría alcanzando las semifinales en Roma, y dando allí una buena imagen ante Rafa Nadal antes de perder.

Verdasco es la tercera víctima española consecutiva para Djokovic en París, que en segunda ronda acabó con el camino del joven Jaume Munar y que en la tercera había derrotado a Roberto Bautista, decimotercero del mundo. AFP

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco